Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Unicef alerta de que la pobreza acecha a dos de cada cinco niños en Canarias

El informe elaborado por la organización y las universidades sitúa a las Islas a la cabeza en desigualdad infantil, con 140.000 menores en riesgo de exclusión social

Unicef alerta de que la pobreza acecha a dos de cada cinco niños en Canarias

Unicef alerta de que la pobreza acecha a dos de cada cinco niños en Canarias

Canarias suspende en protección a la infancia, al convertirse en la comunidad autónoma española con mayor índice de desigualdad infantil. Así lo pone de manifiesto el informe La infancia en Canarias 2017 elaborado por Unicef Comité Canarias en colaboración con las Universidades de Las Palmas de Gran Canaria y de La Laguna. Los datos alertan de que dos de cada cinco menores están en riesgo de pobreza o exclusión social, lo que se traduce en que más de 149.000 niños, niñas y adolescentes viven en las Islas por debajo de los umbrales del bienestar propios de los países desarrollados.

El informe fue presentado ayer en la sede institucional de la Universidad de Las Palmas por el presidente y vocal de Unicef Canarias Amós García Rojas, el rector Rafael Robaina, el vocal de Unicef Canarias Alejandro Arteaga, y el profesor de la ULPGC Juan Carlos Martín, miembro del equipo de investigación del estudio.

"Unicef en Canarias somos notarios de la situación de los niños, niñas y adolescentes, dando cuenta de las deficiencias, debilidades y también virtudes del sistema que engloba la infancia en las Islas. Este informe no es fruto de la reflexión académica, de pensamientos o de un debate, sino de un análisis riguroso, meticuloso, en definitiva, de un conocimiento exhaustivo", indicó el doctor García Rojas, quien destacó y agradeció la participación de las universidades canarias en un estudio "que se basa en fuentes oficiales, tanto nacionales como regionales, y en indicadores de calidad de vida de los niños".

En el mismo consta que 149.000 niños, niñas y adolescentes, viven bajo el umbral de la pobreza, lo que supone el 41,6% de la población infantil siguiendo los criterios autonómicos, y un 49,4% si se utiliza el umbral nacional. Ambos sitúan a Canarias a la cabeza de la desigualdad infantil en España, 16 puntos por encima de la media estatal (32,9%) y casi el doble que en la Unión Europea. Según los datos difundidos por Alejandro Arteaga, mientras que en los últimos tres años se ha reducido, a nivel estatal, el porcentaje de los niños y niñas de 0 a 17 años en riesgo de pobreza o exclusión social, en el Archipiélago ha ido en aumento.

Ni imprevistos ni vacaciones

En el estudio se ha utilizado el indicador Arope, que mide el riesgo de pobreza o exclusión social en niños y niñas, basándose en, al menos, una de las siguientes tres situaciones: pobreza relativa, privación material severa o muy baja intensidad del trabajo.

En este sentido se constata que uno de cada diez niños de las Islas viven en hogares donde existen carencias de material severa (11,7% frente al 7,1% nacional), de forma que el 64,5% no podía afrontar gastos imprevistos frente al 41,2% de los domicilios en España; y el 64,9% de las familias con niños en las Islas no podía permitirse una semana de vacaciones al año, frente al 41,4% de los hogares en España.

Asimismo, las islas también están a la cabeza en el número de menores que viven en casas donde la precariedad laboral es alta. En este sentido, el porcentaje de niños en hogares con baja intensidad de trabajo es de un 28% en Canarias frente al 12,6% estatal, una distancia destacable de 15,4 puntos porcentuales.

La educación es otro de los factores de riesgo de la exclusión social y en este sentido, el informe refleja un bajo nivel de acceso al primer ciclo de educación infantil, de 0 a 3 años, de forma que la tasa nacional de escolaridad en este tramo era del 34% en 2015, mientras que en Canarias apenas llega al 12%, lo que supone una diferencia de 22 puntos.

En este ámbito, también se midió el abandono escolar temprano, un índice que ha mejorado en las islas en los últimos años, situándose en 2016 en un 18,9% ligeramente inferior al 19% estatal, no obstante, aún sigue afectando a dos de cada diez menores, y las islas siguen lejos del 11% de la media europea.

A este respecto, Juan Carlos Martín, miembro del grupo de investigación Educación Inclusiva de la ULPGC que ha participado en el estudio, señaló que "la pobreza se hereda" y uno de los factores que más influyen es los bajos niveles educativos de los padres. "Por ello el reto fundamental sería hacer hincapié en la educación de los niños y hay que empezar por la educación infantil, y Canarias debe poner los recursos necesarios para que el acceso a esta etapa sea universal, dado que en estos momentos la tasa es muy baja, dos de cada diez niños, y la escuela infantil puede eliminar esas desigualdades", apuntó el investigador.

Un dato a tener en cuenta es que en Canarias, de las 132 escuelas infantiles que existen, sólo 31 son públicas y 101 privadas no concertadas. "Las islas Baleares, con la mitad de población que Canarias, tiene 71 escuelas públicas, mientras que Castilla-La Mancha y País Vasco, casi con igual población, disponen de 282 y 575 escuelas públicas respectivamente", indicó el profesor Martín.

Asimismo hizo hincapié en que la reducción de la natalidad no debe traducirse en recortes en el ámbito educativo. "Al disminuir la natalidad y con una mayor inversión en las escuelas infantiles se garantizaría el hecho de que todos los niños y niñas puedan acceder a esta primera etapa educativa de forma temprana. Ello garantizaría una mayor estabilidad en el futuro de la oferta educativa".

Respecto a temas de salud, el informe refleja que la tasa de nacimientos entre mujeres de 15 a 17 años era en 2014 de un 3,4%, un punto menos que el 4,4% nacional. Además, más de 9 de cada 10 adolescentes (11 a 18 años) valoran su estado de salud cómo excelente o bueno. "Más de cinco puntos porcentuales separan a los jóvenes canarios del resto del territorio nacional en el uso de preservativos, y la prevención que ello supone de embarazos no deseados o el riesgo de contraer enfermedades de transmisión sexual".

Respecto al porcentaje de obesidad y sobrepeso infantil, en Canarias afecta a 4 de cada 10 niños, al igual que en el resto de España. Y en el apartado de adicciones, el 61,4% de los jóvenes canarios declara haber consumido alcohol durante los últimos 30 días, 7 puntos por debajo de la media nacional (68,2%).

Tras la difusión del estudio, el rector de la ULPGC, Rafael Robaina, señaló la importancia de estos estudios avalados por las universidades canarias. Llamó la atención sobre los datos "que no tienen color político", motivados por criterios científicos que evidencian una realidad deficitaria importante en la situación de la infancia en Canarias, "a la que hay que poner remedio".

Además de promover medidas como el acceso de todos los menores al primer ciclo de educación infantil, Unicef Canarias plantea la implementación de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, según los indicadores establecidos para su desarrollo a nivel autonómico. "En este sentido, proponemos una seria de metas de aquí a 2030, como reducir la tasa Arope para la infancia al 13%, disminuir la tasa de abandono escolar hasta situarla por debajo del 5%, desarrollar una Ley Integral para erradicar la violencia contra la infancia o aumentar la Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD), hasta llegar al menos al 0,4%.

Compartir el artículo

stats