Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista | Álvaro Cuesta

"El Estado de Derecho se puede quebrar si se abraza un cierto populismo penal"

"En las cuestionables devoluciones en caliente el Gobierno nunca llegó a solicitar la opinión del CGPJ", manifiesta el vocal del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ)

Álvaro Cuesta, vocal del Consejo General del Poder Judicial.

Álvaro Cuesta, vocal del Consejo General del Poder Judicial. LP / DLP

¿Están garantizados los Derechos Humanos en los centros de internamiento de extranjeros?

Aunque se limite el derecho de libre movimiento, a pesar de no ser prisiones, deben respetarse todos los demás derechos y estan sujetos al férreo control del poder judicial. El Defensor del Pueblo es uno de los mecanismos que tiene España para controlar que no se vulneren los Derechos Humanos en estos centros. Los jueces españoles son modélicos y proponen constantemente medidas para solucionar las críticas que han recibido estos centros lo largo de los años, son un claro ejemplo de los mecanismos españoles para garantizar los Derechos Humanos, a veces pisoteados por las graves carencias que presentan algunos de estos lugares.

¿Qué relación hay entre inmigración y violencia de género?

Los países europeos a veces son muy hipócritas, ya que no tienen en cuenta la especial vulneración de los derechos de la mujer, la violencia de género y el peligro de caer en una red de prostitución que sufren muchas de las mujeres que llegan a Europa como inmigrantes irregulares o buscando asilo. Más de la mitad de estos desplazados son mujeres y en muchos casos están desamparadas. Nuestra lucha contra la violencia de género no tiene que excluir a las inmigrantes, sean legales o irregulares.

¿Cómo se puede frenar la trata de personas en Canarias?

Con una ley integral contra la trata de personas a nivel europeo. Entre países se genera una competencia desleal en la regulación de la prostitución, unos liberalizan y otros sancionan, lo que algunos aprovechan para convertirse en paraísos de turismo sexual. Hace falta más cooperación para definir una posición clara y abordar las diferentes facetas de este problema, como la faceta penal, social o asistencial. Desde el CGPJ hemos creado un observatorio para estudiar todo lo relativo a la violencia de género y proponer cambios legislativos.

¿Cree necesario aumentar el gasto en los presupuestos europeos para atajar la inmigración?

Solo es parte de lo que precisamos. Primero cada país debe cumplir con los compromisos que adquirieron sobre inmigración y asilo. Combatir la entrada irregular tiene que implicar la integración. Debe haber una política común y no una regresión de la Zona Schengen que se está viendo en ciertos estados. Tendríamos que profundizar en los mecanismos de control de fronteras, sobre todo en el mar.

¿Cómo encajan en esos compromisos las devoluciones en caliente de Ceuta y Melilla?

En este tema cuestionable, el Gobierno español no nos preguntó al CGPJ en ningún momento acerca de este proyecto de ley, aunque en nuestras funciones se encuentra servir de consultores cuando las modificaciones legales puedan afectar a los derechos de las personas. No estaba en el anteproyecto.

¿Pasó el Ejecutivo del PP por encima del CGPJ para que no emitiese una opinión en contra?

Efectivamente.

¿Cumplen los países sus compromisos con los refugiados?

Por un lado me preocupa que los estados no hayan asumido las responsabilidades a las que se comprometieron, que se confunda la lucha contra el terrorismo islámico y a su amparo se desatiendan los derechos fundamentales como el asilo político o la ayuda a los refugiados. Durante la gran oleada de refugiados desaparecieron 10.000 menores en su camino por Europa.

¿Es posible que captados por redes de explotación?

Es lo que se teme, porque , además, ningún gobierno es capaz de dar una respuesta coherente ante este tema. En el caso de España lo que hay es un colapso de los trámites. Aunque hay más solicitudes atascadas en el proceso burocrático que nuevas peticiones, no se hace nada para solucionarlo.

¿Cómo valora la reacción ante la sentencia de La Manada?

Como miembro del CGPJ no puedo posicionarme ante las resoluciones de los jueces. Lo que tenemos que potenciar es la independencia de los tribunales o no se pueden garantizar nuestros derechos. Con las críticas, algunas comprensibles, también ha habido comportamientos y declaraciones que no son normales en una democracia, que han intentado poder en peligro la independencia de los jueces.

La del ministro de Justicia Rafael Catalá...

No apunto a ningún lado. Estamos viendo que conceptos elementales del Estado de Derecho se quiebran por abrazar un populismo penal. Aún no es una sentencia firme y cabe recurso. Además los jueces están formadísimos en materia de género, de lo que nos hemos encargado desde el CGPJ. Hemos aumentado la dedicación en este aspecto, aunque digan que los jueces no saben de lo que hablan.

Hablando de independencia, ¿cree que hay que cambiar la elección de miembros del CGPJ?

Yo defiendo la elección parlamentaria porque me parece más democrática, ya que las considero más abiertas.

¿La que le eligió a usted?

Sí. Me eligió a mí y a todos los consejos desde 1985.

Compartir el artículo

stats