Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La cifra de alumnos en comedores de verano baja a la mitad en un lustro

Educación registra en julio 2.322 inscritos y en agosto 2.151 para participar en los talleres lúdicos y educativos en 116 centros de las Islas

Cifra de alumnos.

La cifra de estudiantes inscritos en los talleres lúdico educativos con comedor escolar que desarrolla la Consejería de Educación del Gobierno de Canarias en verano encadena cinco años de descenso en la cifra de inscritos, hasta tal punto que incluyendo la participación del próximo período estival la cifra se ha reducido a la mitad. Según explica el director general de Ordenación, Innovación y Promoción educativa, Jonathan Martín, el descenso comenzó tras el verano de 2014 y se ha mantenido en esa tendencia a la baja.

Así, hace cinco cursos la cifra de participantes en los talleres ascendió a 4.895 escolares, número que ha ido bajando paulatinamente hasta los 2.322 registrados para asistir este verano a los centros escolares. A ello se suma que la cantidad de estudiantes del mes de agosto es aún ligeramente más baja: para ese mes Educación ha recibido 2.151 inscripciones.

Jonathan Martín indica que a pesar de esta disminución, el programa se mantiene en los términos previstos desde su impulso, es decir, "tienen derecho a acceder a esta iniciativa todos los escolares que hacen uso a lo largo del curso escolar del comedor a través de lo que se conoce como cuota cero". Se refiere a alumnos con mayores necesidades económicas, en función de los umbrales fijados por la Administración educativa y que el año escolar que está a punto de acabar incluyó a alrededor de 14.000 niños.

Teniendo en cuenta esta circunstancia así como la cifra de inscritos del año anterior, la Administración educativa tiene destinada una partida de 600.000 euros a sufragar el programa en julio y agosto, a los que hay que sumar aproximadamente otro millón de euros aportados por el Servicio Canario de Empleo (SCE), entidad que se encarta de la contratación del personal para el programa.

El director general de Ordenación, Innovación y Promoción Educativa explica que teniendo en cuenta que el descenso respecto al año pasado en el número de alumnos "ronda los 200 estudiantes y está muy repartido en toda Canarias", por lo que calcula que tanto los fondos como el número de centros de referencia que acogerán los talleres y el personal que se contrate serán aproximadamente los mismos que el año pasado. "En 2017 no se gastó toda la partida, pero aún así hemos apostado por mantener la cifra porque es fundamental que nadie se quede fuera", aclara Martín.

Aún así, señala que "hay todo un proceso por cerrar" en función del cribado de los estudiantes de tal manera que no se concretarán todos los aspectos hasta que no se acerque la fecha de inicio, el próximo 2 de julio. En ese sentido, indica que desde la Consejería de Educación han iniciado los contactos con diversos ayuntamientos "puesto que hay municipios en los que el número de escolares inscritos es tan bajo que en lugar de abrir un colegio se pretende incluir a esos estudiantes en las actividades que desarrolla el consistorio correspondiente".

Además, informa de que en ese trabajo también se está comprobando qué centros educativas deben ser objeto este verano de las obras de mejora de las instalaciones, "con la intención de buscar otro colegio de referencia próximo para acoger el programa". En cualquier caso, Martín calcula que la cifra de centros implicados será similar a los 116 participantes el pasado verano.

Una situación similar se produce respecto al personal que formará parte de los talleres lúdico educativos con comedor escolar, que será seleccionado a través de Funcatra una vez que se cierre la distribución de los alumnos en los centros. También en ese punto Jonathan Martín Fumero sostiene que las cifras serán similares a las registradas el pasado año, cuando se contrataron a 275 profesionales de diversos perfiles.

El director general de Ordenación, Innovación y Promoción Educativa concreta que las cifras que se barajan inicialmente implican la contratación de 212 monitores, 23 coordinadores y 40 auxiliares, "que tienen por objetivo la atención a alumnos con necesidades educativas especiales".

La otra gestión que la Consejería regional de Educación y Universidades mantiene abierta es la contratación de las empresas que deberán elaborar los menús para los comedores. "Serán designadas entre las mismas que realizan el servicio a lo largo de todo el curso, incluso en aquellos centros de referencia que tengan comedor escolar de gestión directa", puntualiza Jonathan Martín antes de recordar que el programa incluye actividades de ocio para los estudiantes así como el almuerzo.

Compartir el artículo

stats