Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Robaina: "Este premio a la excelencia les va a acompañar durante toda la vida"

El rector de la ULPGC defiende la formación permanente y en idiomas en los premios a los 77 mejores estudiantes del curso 2016/2017 en grados y másteres

30

Entrega de los reconocimientos de la IX convocatoria de Orden Promocional de titulados de la ULPGC

La Universidad de Las Palmas de Gran Canaria ha reconocido un año más el esfuerzo y el talento de sus mejores alumnos. En una ceremonia celebrada ayer en el Paraninfo de la sede institucional, presidida por el rector Rafael Robaina, el vicerrector de Estudiantes y Deportes, Antonio Ramos Gordillo, la secretaria general, Rosa Rodríguez Bahamonde, el director general de Universidades, Ciro Gutiérrez, y la presidenta del Consejo de Estudiantes de la ULPGC, Soledad Griffone, se han otorgado 77 premios, uno más que en la edición anterior, con los que se reconoce el esfuerzo de los alumnos con las mejores calificaciones del curso 2016-2017.

"Créanme, el premio que han obtenido hoy les acompañará toda su vida, en solicitudes de trabajo, de becas de investigación..., porque representa la demostración de su creencia en el valor de la educación y el esfuerzo necesario por estar bien formados para el mundo que les espera", indicó el rector ayer a los premiados en cada una de las titulaciones que se imparten en la ULPGC, de los que 40 corresponden a titulados de grado, 28 a titulados de máster universitario, cuatro premios a los mejores expedientes de rama, un premio especial al esfuerzo y dedicación y cuatro premios a los mejores expedientes de acceso a la Universidad.

Además del mérito de sus brillante expedientes en la carrera, máster o prueba de acceso, Robaina les reconoció su preparación en los idiomas. "Algunos de ustedes hablan tres idiomas, y eso es lo que nos gustaría para el 100% de nuestros egresados", indicó al tiempo que explicó ante los presentes, alumnos y familiares, su decisión de eliminar el requisito del B1 en ocho grados para titular.

"Lo que no podemos admitir es que alguien no pueda titular porque no tiene dinero para acreditar un nivel de idioma, apósito del plan de estudios. Yo no soy demagogo, yo quiero que seamos un ejemplo", y dicho esto continuó su discurso en inglés, explicando a los presentes que a su entender las lenguas no deben ser un handicap socioeconómico para conseguir un diploma en particular. "Todos nosotros, el Gobierno de Canarias y las Universidades, debemos contribuir a atajar este problema y encontrar una solución sostenible".

Volviendo al español, el rector defendió la formación para toda la vida, eje de su discurso, titulado La universidad que dejas y la que encontrarás, en referencia a que los titulados premiados, regresarán a la Universidad para seguir formándose. "La digitalización de la educación superior, el papel de la investigación en la universidad y viceversa, así como la necesidad de convertir a las universidades en agentes de transformación social del entorno, allí donde estén instaladas, se nos presenta como los grandes retos de la universidad del siglo XXI", y concluyó, "alguien dijo que hacer previsiones de cómo será el futuro es más fácil si lo construyes, así que toca pasar a la acción. Pero, atiendanme, ideas sin acción es un sueño, acción sin ideas es una pesadilla".

El vicerrector de Estudiantes y Deportes indicó a los presentes, durante su intervención, el objetivo de los Premios de Orden Promocional de los Títulos Oficiales de la ULPGC, que este año han celebrado su novena edición. "Es un reconocimiento a nuestros alumnos extraordinarios, aquellos que en el trabajo y en el esfuerzo han conseguido el éxito de obtener las mejores notas. En estos tiempos difíciles donde parece que en la universidad se mezclan muchas cuestiones, hay que tener claro que la calidad nunca es un accidente y siempre es el resultado del esfuerzo y de la inteligencia", señaló a los presentes.

Ramos Gordillo añadió que el reconocimiento no sólo es hacia el trabajo y esfuerzo de los estudiantes, sino también de su familia, en concreto de padres y abuelos. "Nosotros creemos que la cultura del esfuerzo tiene que relucir entre tantas circunstancias de ambigüedad. Aunque el futuro se convierte en una situación de incertidumbre, ese futuro es mucho más agradable y positivo en aquellos que se han formado adecuadamente, por eso entendemos que la cultura del esfuerzo tiene que estar por encima de cualquier otro valor", y concluyó el vicerrector con la frase del deportista Larry Bird: "Es curioso que cuanto más entreno más suerte tengo", y explicó al respecto que "nada viene por iluminación o casualidad, todo se consigue a través del trabajo, y eso es lo que nosotros hoy les queremos premiar".

Los Premios de Orden Promocional de los Títulos Oficiales de la ULPGC se otorgan en virtud de un reglamento aprobado en 2009, que reconoce al mejor alumno que haya finalizado cada una de las titulaciones oficiales de la ULPGC del curso anterior, en este caso el 2016-2017, así como al mejor expediente de cada una de las cinco ramas de conocimiento (este año hay una vacante) y a un estudiante que destaque por su especial esfuerzo y dedicación, junto a las mejores notas de acceso a la universidad del curso actual. La valoración de los candidatos se realiza teniendo en cuenta la nota media del expediente y el número de años hasta finalizar los estudios. Cada uno de los premiados recibe un diploma acreditativo de la mención honorífica, que constará en su expediente, y se les otorga matrícula gratuita para continuar los estudios en la ULPGC, bien en los másteres oficiales o en el Doctorado; así como una banda con el escudo de la ULPGC y unos regalos (pen drive y bolígrafo).

Ariadna Pérez Travieso, premio al mejor expediente en el grado de Traducción e Interpretación en la modalidad de Inglés-Francés (9,8 de nota media), valoró muy positivamente el reconocimiento público de la ULPGC a l esfuerzo de sus estudiantes. "Es muy interesante que la ULPGC premie no sólo el esfuerzo sino también la dedicación de todos los alumnos, incluyendo todas las titulaciones , y también el esfuerzo de personas que tienen necesidades específicas de apoyo educativo", apuntó la joven, cuyo objetivo es realizar un doctorado. "Me apasiona la investigación, sobre todo la parte lingüística y la adquisición de nuevas lenguas extranjeras".

Una meta que también comparte María Dolores Martínez Rivero, doble premio extraordinario, por el grado en Ingeniería en Diseño Industrial y Desarrollo de Producto, y además por la rama de Ingeniería y Arquitectura (9,37 de nota media". "Este premio es un reconocimiento al esfuerzo de todos estos años, y un incentivo para seguir estudiando en la Universidad. Ahora estoy haciendo un máster en la UNED de Ingeniería avanzada de Fabricación, pero mi idea es volver a la Universidad de Las Palmas a hacer el doctorado en Ingeniería de Fabricación".

Borja Rivero Santana, premio en el grado en Medicina (9,2 de nota), también reflejó lo positivo de obtener un reconocimiento al esfuerzo. "Sacar la carrera fue duro, requiere mucha constancia, y que la ULPGC te de un premio públicamente se agradece mucho. Además, se incluye en nuestro expediente y a la hora de competir siempre te puede beneficiar". Rivero no sólo culminó Medicina el pasado año de forma brillante, sino que se presentó este año al MIR, sacando el puesto 130, lo que le permitió elegir la especialidad de Cardiología. Este miércoles, firmó el contrato como residente de Cardiología en el Hospital de La Paz, en Madrid, y ayer viajó a la Isla a recoger el premio de la ULPGC.

Compartir el artículo

stats