Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La mujer impulsa la caída de la obesidad en Canarias

Las Islas reducen en diez años los índices de sobrepeso gracias a un cambio de hábitos, según el estudio presentado por Javier Aranceta en la ULPGC

El doctor Javier Aranceta durante la presentación del estudio sobre la obesidad en la Facultad de Ciencias de la Salud de la ULPGC.

El doctor Javier Aranceta durante la presentación del estudio sobre la obesidad en la Facultad de Ciencias de la Salud de la ULPGC. JUAN CASTRO

Uno de cada cinco adultos en Canarias sufre obesidad, una tasa que ha descendido en diez años, cuando dicho problema de salud afectaba a uno de cada cuatro personas en las Islas. Así lo refleja el estudio Epidemiología de la obesidad en España, basado en el estudio nacional, ENPE (Encuesta Nutricional de la Población Española), presentado ayer en la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad de Las Palmas (ULPGC) por el doctor Javier Aranceta Bartrina, en un acto organizado por el Instituto Universitario de Investigaciones Biomédicas y Sanitarias (IUIBS) que dirige Lluis Serra Majem.

Aranceta, especialista en Medicina Preventiva y Salud Pública y coordinador del Grupo de Trabajo de Epidemiología de la Estrategia NAOS (Nutrición, Obesidad y Actividad Física) del Ministerio de Salud y Consumo, presentó los resultados del estudio realizado en 2016 entre más de 7.000 personas entre 25 y 65 años, lo que supone una muestra representativa a nivel nacional y por comunidad autónoma.

De sus resultados se deduce que la prevalencia es del 20% en adultos, con pequeñas diferencias entre hombres y mujeres, aunque se detecta más sobrepeso en la población masculina. "Pero lo más significativo es que está cambiando la distribución en el panorama nacional de la obesidad. Hace diez años Canarias lideraba los datos de obesidad, seguido de Andalucía y Murcia. Sin embargo, respecto al último estudio realizado en 2008, ahora hablamos de que Canarias está a cinco puntos por debajo de las comunidades que en este momento tienen mayor prevalencia, que son Asturias, Galicia y Andalucía. Ha cambiado la orientación del problema, y Canarias tiene en este momento la misma prevalencia que la media nacional, 20,1 en hombres y 20,3 en mujeres adultas, por lo tanto uno de cada cinco canarios tiene obesidad, frente a uno de cada cuatro hace diez años", apuntó Aranceta que explicó dicho cambio, "gracias a acciones que están haciendo que este problema revierta".

A juicio del médico especialista en Medicina Preventiva y Salud Pública, el nuevo panorama obedece fundamentalmente a un cambio de hábitos entre la población femenina. "Detectamos que hay una diferencia importante en mujeres, donde se ve claramente un descenso en obesidad y sobrepeso, mientras que en los hombres el panorama no es tan favorable, ha bajado el sobrepeso pero ha subido un poco la obesidad, y por lo tanto hay que seguir insistiendo".

Sin embargo para el doctor Aranceta, los cambios en la población femenina, con unos cuatro puntos de reducción de la obesidad y el sobrepeso, suponen un avance importante en la lucha contra esta enfermedad. "Sólo con no haber subido la cifra de hace diez años ya hubiese sido un logro, pero encima ha bajado. Ello demuestra que hay mayor actividad física, porque esto no es un milagro, obedece a las campañas que se están haciendo de concienciación. La mujer come mejor, ha mejorado sus hábitos de salud y estéticos, gracias a una mayor concienciación del problema. Todas estas cosas han hecho que haya una mayor sensibilidad en el colectivo femenino, que era donde la obesidad estaba castigando más ya que en el año 2000 el perfil de la persona con obesidad era el de mujer mayor de 45 años".

Dicha modificación en los hábitos de vida de la mujer en Canarias inducen a pensar que puedan mejorar los datos respecto a la obesidad infantil. "Estamos procesando los datos y prevemos que en septiembre tendremos las cifras de obesidad infantil. Yo intuyo que vamos a mejorar, porque si la mujer ha mejorado, eso ha tenido que tener impacto en los hijos, seguro. Mi intuición es esa", señaló Aranceta.

Y anunció que tras la presentación de los resultados de obesidad infantil después de verano, le seguirá el diagnóstico de la obesidad en la población mayor de 65 años.

No obstante, el especialista de la Universidad de Navarra, y profesor visitante del IUIBS de la Universidad de Las Palmas, advirtió que los resultados del estudio epidemiológico sobre la obesidad en adultos en España no son buenos, ya que a nivel nacional, el 60% de la población tiene sobrepeso, lo cual se traduce en un problema de salud importante. "Como ejemplo, Canarias y Andalucía tienen una gran prevalencia de diabetes tipo 2 y eso está ligado a la obesidad", subrayó. "Si la obesidad mejora, todos los problemas metabólicos van a mejorar, porque primero se es obeso y luego diabético y a eso se le suma posteriormente problemas cardiovasculares, de cadera o rodilla...".

En este sentido, Javier Aranceta insistió en continuar por la senda de la mejora de los hábitos de salud, que incluyen alimentación sana y ejercicio físico. "Canarias ha mejorado gracias a las acciones educativas y de concienciación que desarrollan desde la Universidad de Las Palmas, a través del grupo de investigación en Nutrición, porque la primera fase del cambio es la sensibilización. Y en eso también ha influido la colaboración directa entre los científicos y las administraciones públicas", concluyó.

´La Isla en tu plato´, ejemplo de actuación

  • El doctor Aranceta puso ayer en valor el proyecto La Isla en tu plato, que lidera el profesor Lluis Serra Majem en la ULPGC, que pone de relieve la alimentación y la riqueza culinaria de Gran Canaria y su importancia en la salud, el medio ambiente, la cultura y la economía de la comunidad. "La Isla en tu plato es una maravilla que seguramente habrá que copiar en otras comunidades. Es un proyecto personal del profesor Serra, que pone en valor los alimentos tradicionales canarios que son salud, así como las técnicas culinarias. Es importante tomarnos tiempo para cocinar, ir a los mercados de cercanía, contribuir a esa simbiosis entre el agricultor, productor y ciudadano, y optar por los alimentos de proximidad", indicó Javier Aranceta.El especialista apuntó que La Isla en tu plato es un ejemplo de actuación comunitaria para reducir la obesidad, porque además de influir en una mejora de la salud, da valor añadido al entorno, y al sector productivo local. "No hay ningún alimento tradicional que se deba tachar con una cruz", indicó el profesor de la Universidad de Navarra, que puso como ejemplo el chorizo y las morcillas de Teror. "Son una maravilla. Es verdad que no se pueden comer todos los días, pero son alimentos de calidad, como todos los tradicionales".

Compartir el artículo

stats