Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista | Bernardo Hernández

"El objetivo 'cero víctimas' en la carretera es muy difícil, una utopía"

"En casos de muerte o atropello, las resoluciones judiciales pueden resultar, muchas veces, tibias", explica el periodista experto en Seguridad Vial

El periodista experto en seguridad vial Bernardo Hernández, al lado del Mercado del Puerto.

El periodista experto en seguridad vial Bernardo Hernández, al lado del Mercado del Puerto. QUIQUE CURBELO.

El Premio Honorífico de Periodismo por la Seguridad Vial, que acaba de recibir, no es el primero que merece su trabajo. ¿Qué factores le han llevado a esta especialización?

Básicamente, el hecho de que en mi época, a pesar de que hubo pioneros, como Escamilla o Paco Costas en televisión, yo trabajaba de periodista en el Telecanarias y casi cada fin de semana veía alguna noticia sobre muertos en accidentes de tráfico. También como deportista tenía cierta vinculación con el tema del automóvil porque participaba en carreras, sobre todo, con Medardo Pérez. Sabía cómo se producían los accidentes y cómo se podían paliar y resolver.

¿Entonces cómo surge la idea de dedicarse a la seguridad vial?

La idea surge a bordo de un coche de carreras. Así que en el Telecanarias empecé a hacer reportajes los fines de semana sobre prevención de accidentes. Pensé que tenía el vehículo y los conocimientos para llegar a la gente, de modo que decidí ponerme manos a la obra. Acertamos con el método, con la manera muy clara de contarlo, sin dogmatismos, es decir, pura información. A partir de ahí, al poco tiempo, empezaron a llegar los premios porque era algo muy novedoso. Existía un gran compromiso personal. Cuando me fui de la televisión, al jubilarme, Javier Valero continuó un tiempo con el programa de seguridad vial.

¿Es la Fundación de Seguros Línea Directa un ente público, privado, o mixto?

Privado. La Fundación de los Seguros Línea Directa ha establecido unos premios de periodismo que llevan ya 15 años funcionando, con 10.000 euros por categoría que dejan a los periodistas encantados. Me otorgaron el otro día el galardón de dedicación de toda una vida a la seguridad vial. Les encantó mi currículo. Aunque para mí el verdadero premio es que todavía la gente me agradezca por la calle la labor que realicé.

La presidenta del Congreso, Ana Pastor, que entregó los premios, califica los accidentes de tráfico de "epidemia del siglo XXI". ¿Son suficientes los esfuerzos públicos para luchar contra los mismos?

Actualmente las administraciones están implicadas. Cuando yo comencé dejaban mucho que desear. Había 6.000 muertos al año. Pero luego, con la llegada de Zapatero, se hizo de la seguridad vial política de Estado. Apareció el carné por puntos y la reforma del Código Penal. Eso fue definitivo. El problema hoy en día son las drogas que se detectan al efectuar pruebas que antes no se realizaban. Por eso se puede apreciar que, aún en estos momentos, hay mucha gente que conduce bajo los efectos del alcohol y las drogas.

El consumo de alcohol y drogas es causa indiscutible de los accidentes. ¿Y el simple gusto por la velocidad?

Los accidentes de tráfico habitualmente no tienen una sola causa, sino varios aspectos. Por ejemplo: una persona borracha está por ello eufórica y acelera yendo más rápido de la cuenta. Además, se le retarda el tiempo de reacción, etc...

¿Funcionan en la medida deseable las redes de vigilancia y las normas punitivas?

No estoy muy de acuerdo con la forma en que se establecen, unas veces por exceso y otras por defecto. Por exceso, en ocasiones se puede ver que hay radares no situados en los lugares realmente peligrosos sino con un criterio difícilmente defendible. Por defecto, se puede producir un caso de muerte o atropello y, a pesar del empeño de los fiscales por ser duros, muchas veces las resoluciones judiciales resultan tibias.

Como profesional de televisión, lleva usted muchos lustros dedicado a estas campañas. ¿Tiene datos sobre sus efectos preventivos?

Lo único que podemos hacer es sumarnos a la mejoría que hubo al pasar de 6.000 muertos en los años 90 del siglo pasado a 1.800 en 2016. Supongo que habré contribuido a salvar alguna vida.

El parque móvil del país crece exponencialmente, pero también los accidentes mortales. ¿Cuándo cree que llegará el punto de inflexión positiva?

Los accidentes mortales han descendido. El año pasado ascendieron, por primera vez un poco las víctimas mortales. Ahora existe el objetivo "cero víctimas" que es muy difícil de lograr en un país con tanta población como el nuestro. Por el momento, pienso que es una utopía llegar a esta cifra.

El poder transnacional de las grandes marcas de vehículos es enorme. ¿Invierten en seguridad tanto como en su política de beneficios?

Sí, los que más invierten desde hace muchos años. De hecho, los coches hoy en día llevan una tecnología de seguridad que no conoce ni el vendedor porque no hay una política de formación seria para saberlo.

¿Qué opina de los "coches inteligentes" que no necesitan conducción humana? ¿Serán más prudentes que las personas, o se trata de una simple novedad de negocio?

Se trata de una evolución tecnológica importante. Sin embargo, los más inteligentes somos los seres humanos y, aún así, cometemos errores, así que un coche inteligente cometerá más porque además, toda la tecnología que conocemos lleva la solución de resetear, precisamente por si se produce un fallo. Hay que resolver de alguna manera la acumulación de información tecnológica donde detrás se encuentre un ser humano porque si no se vuelve estresante. Por ejemplo: hubo una época en que para volar entre islas, Binter contrataba a reactores. Algún piloto me contaba que estos aviones que son para travesías más largas, cuando alcanzaban la altura de vuelo adecuada ya tenían que empezar el descenso. Con lo cual había que estar revisando los comandos del avión todo el rato.

Entonces, ¿qué tipo de vehículos ve con más posibilidades de futuro?

Pienso que un coche autónomo sobre una plataforma reservada para circular dos o tres automóviles funcionará muy bien, pero si lo que hay son multitud de vehículos, la carretera se invadiría y no llegarías a tu destino. Además, ya se han producido atropellos y accidentes con los coches inteligentes. El futuro está en el eléctrico como paso hacia la pila de hidrógeno.

¿Y qué piensa usted de cómo está regulada la circulación para las bicicletas?

En la actualidad, todos promocionamos el uso de las bicicletas, pero los ciclistas no cumplen las normas de circulación, al conducir con los auriculares puestos o saltarse los semáforos, entre otros errores. Tenemos que contribuir a que se ejecuten las normas y a fomentar que el uso de las bicicletas vaya paralelo al fomento de las reglas, si no, llegará un momento en que no haya control.

Compartir el artículo

stats