Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista | Nikos Makris

"La genética juega un papel fundamental en el desarrollo de la ludopatía"

"Un método de prevención muy importante consiste en saber seleccionar las amistades" señaló el profesor de Neurociencia en la Universidad de Harvard

El profesor de Neurociencia Nikos Makris.

El profesor de Neurociencia Nikos Makris. TONY HERNÁNDEZ

¿Cuáles son los aspectos más destacados de la conferencia que va a impartir?

Mi conferencia tratará, sobre todo, de la adquisición de buenos hábitos y costumbres, así como de la educación desde la primera infancia, hasta la adolescencia, y también de las adicciones. Además, también hablaré de los mecanismos de prevención de los peligros que pueden surgir a lo largo de la adolescencia. Se trata de una época muy difícil para tomar decisiones, poner en marcha determinados planes, y otorgar prioridades. Esto tiene una explicación, y es que el cerebro aún no se ha formado completamente. De hecho, el lóbulo frontal, que es la que elabora la racionalidad, no está desarrollado del todo. Por tanto, es un momento peligroso en el que los impulsos y las emociones necesitan ser moduladas.

¿Cómo se adquieren esos buenos hábitos?

Sin duda, el núcleo familiar desempeña una labor muy importante. Los niños crecen en el entorno familiar, y si los padres realizan buenos hábitos y la familia permanece unida, los pequeños los van a adquirir. En cambio, si la familia está desintegrada, los niños son los primeros que van a sufrir esas consecuencias. Los primeros años de la infancia son muy importantes porque son los que ofrecen la guía y el desarrollo emocional. Lo primero que desarrollan los niños es la parte afectiva, mientras que la razón comienza a hacerlo a los nueve años, y concluye en la veintena.

¿Qué ocurre con las adicciones?

Las adicciones a los juegos, por ejemplo, son una adicción comportamental, mientras que la drogadicción, por ejemplo, es bioquímica. Las adicciones comportamentales comienzan a aparecer también durante la adolescencia, y tienen causas multifactoriales. Una de ellas es la genética, que juega un papel fundamental en el desarrollo de la ludopatía, por ejemplo. Si bien es cierto que aún se desconoce cuáles son los genes responsables. Otra causa son las influencias, es decir, las amistades o personas que llevan a cabo malos hábitos, y que acaban contagiando a otros individuos. Como ejemplo podría decir que si alguna persona comienza a juntarse con otras a las que les gusta apostar en juegos de cartas, muy probablemente acabará entrando en una situación de vulnerabilidad, y adquirirá el vicio.

¿Cómo se pueden prevenir?

El mejor método de prevención es la educación. Las buenas costumbres adquiridas, como pueden ser la las disciplinas, son algo muy positivo. Sin embargo, otro método de prevención muy importante consiste en saber seleccionar las amistades. Y por supuesto, tal y como he comentado, la familia es un pilar imprescindible. Esto es lo mismo que cualquier otra patología. Hay que conocer los mecanismos de prevención, para evitar que aparezca.

¿Qué explicación científica tendría la tecnoadicción?

Se trata de una adicción generacional. Hay que tener en cuenta que la tecnoadicción nació después de 1978, y los primeros estudios los hemos tenido a lo largo de los últimos años. En la actualidad, los jóvenes crecen disponiendo de un ordenador y de un teléfono móvil de última generación. Hoy en día, lo primero que tienen los niños son videoconsolas, en lugar de muñecos. Por tanto, tenemos que hacer referencia de nuevo a los buenos hábitos, que además deben ser adquiridos desde la infancia.

Por lo que concierne a la drogadicción, ¿qué factores intervienen?

Este tema es muy importante en la neurociencia. La resonancia magnética nuclear nos ha permitido saber que existen unos circuitos cerebrales que influyen en la drogadicción, y que no funcionan de manera regular en las personas que sufren este problema. Sin embargo, esto se integra también en el ámbito de la genética.

¿A qué tipo de público pretende dirigirse a través de su ponencia?

A la sociedad en general. Desde mi punto de vista, es fundamental sensibilizar a las personas para que tomen conciencia de todos estos asuntos. De este modo, no solo pretendo dirigirme a los neurocientíficos, a pesar de tratar algunas cuestiones técnicas. En realidad, el objetivo de mi conferencia es integrar una serie de conceptos que ha emergido desde la neurociencia. Se trata de una disciplina que integra muchas otras, y que pretende entender cómo funciona el cerebro. Sin embargo, mi otra meta es sensibilizar a la clase política. Si los políticos no comprenden la importancia de todos estos conceptos, no podrán ayudar a la sociedad. No hablo solo de financiar ciertos proyectos, sino que comprendan la forma en la que los ven la población más joven.

A lo largo de esta semana, usted también participa en la 28ª NA-MIC Project Week , ¿qué aspectos se tratan en esta ocasión?

Se están tratando conferencias relacionadas con las neurociencias, especialmente, centradas en el impacto que tiene la tecnología de la neuroimágen en evidenciar la estructuras y las funciones del cerebro humano. El evento reúne a profesionales de la medicina, la ingeniería y de la tecnología médica.

Compartir el artículo

stats