Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cuatro décadas de Orgullo

El colectivo LGTB festeja su Día Internacional

La Concejalía Igualad programó en junio una serie de actividades para conmemorar el Mes del Orgullo LGTBI, entre ellas, el izado por tercer año consecutivo de la bandera del arco iris en el Ayuntamiento -foto, ayer-.

La Concejalía Igualad programó en junio una serie de actividades para conmemorar el Mes del Orgullo LGTBI, entre ellas, el izado por tercer año consecutivo de la bandera del arco iris en el Ayuntamiento -foto, ayer-. LP/DLP

El Día Internacional del Orgullo LGTB se conmemora cada año el 28 de junio. Para festejar la jornada, Gamá organizó ayer la gala 28J en la Sala Insular de Teatro de la capital grancanaria , que culminó con una entrega de premios en reconocimiento a las personas y entidades que trabajan por la igualdad. Asimismo, el Gobierno de Canarias, el Cabildo de Gran Canaria, y los diferentes ayuntamientos de la Isla izaron durante la mañana la bandera del arcoíris, como muestra de apoyo al colectivo.

En esta ocasión, la celebración se ha centrado en la liberación trans, que cumple además su cuarenta aniversario en el Archipiélago, tras su primer festejo en el año 1978 en la Isla de Tenerife. A lo largo de este período, se han conseguido grandes avances sociales en materia de integración. Sin embargo, a juicio de diferentes activistas del colectivo Gamá, "aún queda mucho por hacer en materia de derechos y libertades".

Alicia Ramos. Cantautora

"Los trans tenemos más complicado el acceso laboral"

Alicia Ramos tiene 45 años, y es una mujer transexual. Desde su experiencia, puede asegurar que "la sociedad ha evolucionado muchísimo". En este sentido, cita como uno de los grandes avances "la irrupción de asociaciones de familias de menores transexuales, que han supuesto un revulsivo en la visión que tienen las personas de las identidades trans". Y agrega que, "esto ha desencadenado una serie de cambios en la sociedad, y ha permitido que sea cada vez más proclive a entender las necesidades administrativas, educativas, y de salud que demandamos las personas trans".

Por lo que concierne al ámbito legislativo, Ramos manifiesta que "hasta hace nada, el Gobierno estaba ocupado por un muro de contención que era reacio a cualquier cambio relacionado con la ampliación de los derechos sociales, pero confío en a partir de ahora cambien las cosas, sobre todo, en lo relacionado con el acceso al mercado laboral, para que podamos tener los mismos derechos".

Siguiendo esta línea, la cantautora hace especial hincapié en el "deterioro del mercado de trabajo", y alude al difícil acceso de las personas transexuales al mundo laboral. "Lo cierto es que nos encontramos en una época en la que abundan los empleos precarios, y existe un alto índice de paro. Pero la verdad es que los trans lo tenemos mucho más complicado que el resto de la sociedad, debido a los estigmas asociados", apunta Ramos.

En líneas generales, la cantautora realiza un balance positivo de la evolución global que ha experimentado el colectivo LGTB a lo largo de la última década. "Llevo ocho años realizando un tratamiento hormonal, y puedo asegurar que soy más feliz ahora que en el inicio de mi tránsito social. Esto puede estar relacionado con la aceptación", manifiesta la música.

Sin embargo, está convencida de que aún queda mucho camino por recorrer, y apuesta por la transformación del conjunto social para que las expresiones y las identidades de género tengan la importancia necesaria. "Pienso que para luchar por este objetivo la mejor arma es el feminismo", defiende Ramos.

Víctor M. Ramírez. Ex presidente de Gamá

"No nos han regalado nada, y hemos tenido que luchar"

Víctor M. Ramírez tiene 60 años, y llegó a presidir el colectivo Gamá. En la actualidad, investiga la Memoria Histórica LGTB de Canarias y se enorgullece al afirmar que, "tenemos que estar muy satisfechos de la forma en la que nos hemos organizado a lo largo de estos cuarenta años, teniendo en cuenta que veníamos de una dictadura que reprimía nuestros derechos, y aún así hemos sido capaces de avanzar". Y añade que, "no nos han regalado nada, y hemos tenido que luchar muchísimo".

En este sentido, el investigador asegura que, precisamente, ese espíritu de lucha es el que ha llevado a la sociedad a cambiar su percepción en lo que a la diversidad de orientaciones e identidades de género se refiere. "Creo que es un éxito haber logrado un cambio social que sea capaz de asumir la diversidad como parte de la riqueza", apostilla el ex presidente del colectivo Gamá.

Ramírez valora como "favorable" también el nacimiento de leyes que apoyan la igualdad social en los últimos años. Siguiendo esta línea, hace referencia a la legalización del matrimonio sexual, aprobada por el Gobierno de Zapatero en el año 2005, y a la Ley reguladora de la rectificación registral de la mención relativa al sexo de las personas transexuales, así como a las diferentes leyes autonómicas que se han ido aprobando en beneficio del colectivo. "Estas leyes simbolizan nuestra propia victoria. Es algo que hemos exigido durante años, para poder garantizar nuestra integración plena en la sociedad", manifiesta el activista.

No obstante, Ramírez considera que el balance de estos cuarenta años de lucha no es del todo positivo, "al existir carencias". "A pesar de los avances", prosigue el investigador, "sigue existiendo la LGTB fobia, y esto es una realidad que no se puede cambiar de la noche a la mañana".

En relación a este tipo de discriminación social, Ramírez hace referencia a un aumento en los últimos años del número de agresiones a personas homosexuales, "lo que se traduce en un incremento de lo que se conoce como delitos de odio, y pone de manifiesto la existencia de la intolerancia social hacia nuestro colectivo".

Por lo que respecta a la aceptación que muestran las personas más jóvenes, el ex presidente del colectivo subraya que, a pesar de que la evolución en rasgos generales es "positiva", lamenta que la LGTBfobia influya en el acoso que sufren diversos alumnos trans en los centros educativos. "A pesar de las leyes que se están aprobando a nivel autonómico, los menores trans continúan siendo especialmente vulnerables ante cualquier alusión negativa, por lo que hay que luchar para que esto acabe".

Francisco Jesús Guillén. Profesor de Primaria

"Los episodios de homofobia continúan en las aulas"

Desde la experiencia del profesor de Educación Primaria Francisco Jesús Guillén, "continúan existiendo episodios de homofobia en las aulas, pero es cierto que los niños y las niñas cada vez han tomado más conciencia al observar también la diversidad familiar que existe en los colegios e institutos". Además, según comenta el maestro, a esto cabe sumarle la visibilidad de niños, niñas y adolescentes, "que expresan de forma libre su orientación sexual e identidad de género".

Sin embargo, lo que más preocupa al docente es la existencia de lo que denomina "plumofobia". "Hay niños y adolescentes que manifiestan lo que se conoce como más pluma. Con esto quiero decir que hay chicos gays que se muestran muy afeminados, y chicas que se comportan de una forma muy masculina, lo que da lugar a burlas en las aulas ", apunta Guillén.

Por esta razón, el profesor defiende la necesidad de concienciar también a las familias, para evitar que estos casos sigan sucediendo. Asimismo, apuesta por aplicar en los colegios e institutos los protocolos de actuación ante la incorporación de alumnado transexual. "Es importante que los docentes nos impliquemos a la hora de llamar al alumnado por su nombre sentido. Solo así se podrá normalizar la situación y podremos eliminar todas las barreras que aún existen para el colectivo".

Compartir el artículo

stats