Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los docentes piden la ayuda de otros profesionales para reducir la burocracia

Un estudio elaborado por el Consejo Escolar plantea la incorporación a los centros de educadores sociales, administrativos y psicólogos clínicos

Los docentes piden la ayuda de otros profesionales para reducir la burocracia

Los docentes piden la ayuda de otros profesionales para reducir la burocracia

El profesorado de Canarias reclama la colaboración en los centros de educación de profesionales como juristas, enfermeros, trabajadores sociales y psicólogos. Señala que la compleja evolución de la sociedad y los requerimientos de la educación actual, con problemas como el bullying o la realidad de los nuevos tipos de familia, hacen cada vez más necesaria la incorporación de nuevos perfiles profesionales para situaciones que van más allá de la mera labor docente. Esta es una de las demandas recogidas en el libro T areas de gestión docente. Propuestas de reducción de la burocracia en los centros educativos, que establece un estudio empírico sobre la gestión docente y propone la implementación de más de 80 medidas para aliviar la carga de tareas burocráticas del profesorado.

María José Caubín, una de las docentes que tomaron parte en este estudio, explica que su colectivo ha ido "asumiendo cosas, papeleos impresionantes de temas judiciales cuando no somos abogados. Tampoco somos enfermeras ni psicólogos. Quien mucho abarca, poco aprieta. Y empezamos a tener demasiadas cosas que abarcar". Caubín desea que "esto no se quede en un estudio, que entren en los centros abogados, enfermeras..."

Rosa María Hontanilla, otra profesora colaboradora en el trabajo, pone el énfasis en aquellos centros que acogen a alumnado con problemática social. "Con la crisis, los recortes en educación ha sido muchos. El tema social genera trámites que no terminan nunca y se añaden a la burocratización normal. Los profesores atendemos funciones que desconocemos. Además, hay que tener en cuenta que a los centros de zonas desfavorecidas debe ir un profesorado con características específicas".

Muro burocrático

El director del estudio, Rafael Santana, habla de la "sensación del profesorado de que las tareas burocráticas parecen un muro que les hace olvidar que hay alumnos del otro lado".

Entre las propuestas recogidas en Tareas de gestión docente relativas a los nuevos perfiles profesionales y otros apoyos al docente se menciona específicamente la incorporación a los centros de la figura del educador social, que, entre otras cosas, sería una pieza esencial en la colaboración entre los centros escolares y los servicios sociales para el seguimiento del absentismo insular.

También se especifica la incorporación del administrador o técnico administrativo, que podría descargar a los docentes de tareas de gestión relacionadas con comedores escolares, ayudas de los libros de texto o compras. Igualmente se recomienda la incorporación del psicólogo clínico, para el diagnóstico y tratamiento del alumnado con trastornos de conducta y personalidad.

Además, se propone estable-cer convenios con la Consejería de Sanidad para ampliar cober-tura se incorpore personal sanitario especialista para atender al alumnado en caso de accidente o enfermedad y realizar el seguimiento y revisión médica del profesorado. También implementar el asesoramiento jurídico y apo-yo legal de la Consejería de Educación.

Ramón Aciego, presidente del Consejo Escolar de Canarias habló ayer, durante la presentación del estudio, que se ha llevado a cabo conjuntamente con la ULPGC (Universidad de Las Palmas de Gran Canaria), del malestar que expresa el profesorado en el documento, ya que muchos de sus esfuerzos se centran en gestionar tareas administrativas. Aseguró que repensar y simplificar la gestión docente es una tarea pendiente del sistema educativo español y canario.

Rafael Robaina, rector de la ULPGC, puso en valor la coordinación de las tareas de la comunidad educativa, que "requieren un tiempo y ajuste de horarios para que las partes puedan sentarse a hacerlo, no en los pasillos". También solicitó unos documentos más simplificados.

El informe dedica un importante epígrafe a medidas para mejorar las condiciones profesionales del profesorado. Entre ellas, una vieja reivindicación, la reducción de la ratio por aulas y el incremento de las plantillas. También se requiere la reducción de horarios. En Primaria, que el profesorado pueda retomar 20 horas de atención específica directa al alumnado y 25 de permanencia. En Secundaria, 18 horas lectivas y 24 de permanencia.

En el epígrafe de simplificación y mejora de la gestión docente, el estudio exige documentos institucionales más claros y sencillos a la hora de cumplimentar. También ssimplificar los informes psicopedagógicos, los modelos e adaptaciones curriculares, e informes individualizados, así como los modelos de evaluación.

Otro bloque de recomendaciones incluido en Tareas de gestión docente va encaminado a la simplificación y mejoras de las gestión administrativa. Entre estas, con carácter general se solicitan recursos para el desarrollo de las tecnologías para el aprendizaje y el conocimiento.

Finalmente, se piden recursos tecnológicos rápidos y efectivos para la tarea de control de asistencia, como puede ser la huella digital o el reconocimiento de voz. La gestión y comunicación de las faltas de asistencia deberá correr a cargo de personal de apoyo al docente. Y se sugiere ir suprimiendo progresivamente la documentación y tramitación oficial en papel para ir tramitandola con los procedimientos de gestión electrónica.

Compartir el artículo

stats