Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sanidad estudia tele gratis en los hospitales tras la petición del Común

La Consejería avisa de que el servicio depende de concurso público y debe revisar los contratos

La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias también se ha propuesto acabar con el cobro por el uso del televisor en los hospitales del Archipiélago. Al anuncio el pasado miércoles del Diputado del Común, Rafael Yanes, sobre la apertura de un expediente sobre este servicio en los centros hospitalarios en defensa de su gratuidad, la administración sanitaria asegura que está "estudiando el modelo" que tiene cada uno de sus hospitales "para ver si esa prestación puede ser gratuita".

Yanes defendió que este tipo de servicio es fundamental para los pacientes al entender que "en muchos casos es la única compañía que tienen" y avanzó que por ello se iniciaría un expediente de oficio para conocer el estado del uso de televisión en los hospitales para trasladar con estos datos la petición a la administración sanitaria de que se buscara una vía que permitiera la gratuidad.

A ello responde Sanidad que la opción de televisión en las habitaciones hospitalarias es una "prestación de ocio" que no está integrada en la cartera de servicios del Sistema Nacional de Salud (SNS). Además, alega se trata de una decisión que deriva de la gerencia de cada hospital que, según fuentes de la Consejería canaria, "en la etapa de crisis cada una optó por un modelo sostenible para su centro".

"En la mayoría de casos de los grandes hospitales la renovación de los televisores pude suponer la compra de 800 y cada uno optó por un modelo en función de la disponibilidad económica y la oferta tecnológica", señala Sanidad antes de insistir en que "es así en toda España". Precisamente, apunta que la última renovación de los aparatos de televisión se produjo este año en el Hospital Doctor José Molina Orosa, en Lanzarote, "que tiene el servicio gratuito".

En cualquier caso, Sanidad insiste en que la intención de la administración pública es que "revierta la situación" de tal manera que el paciente ingresado pueda disfrutar de la tele gratis durante su estancia. Pero avisa: "Hay que tener en cuenta que los que son de pago tienen esa prestación por concurso público y la supresión de ese contrato puede tener cláusulas de rescisión que habría que estudiar".

Esta circunstancia sería una de las que estudiaría por parte del Diputado del Común, ya que el propio Yanes anunciaba que "se podría adoptar una vía mixta, de tal manera que sea gratis el contenido en abierto y de cobro en programación de pago. En el caso de Tenerife, el Hospital Universitario de Canarias (HUC), los pacientes no pagan por ver la tele, cuestión que sí ocurre en el Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria (Hunsc), donde la renovación de los televisores el pasado septiembre llevó a la Gerencia a implantar un sistema de pago que obligaba al enfermo a abonar 3,80 euros por día ingresado.

Un negocio

Para el presidente de la Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Canarias, Guillermo de la Barreda, "este problema que ocurre en toda España es un negocio" y argumenta que "el servicio está contratado a través de empresas". "Evidentemente estamos en contra de que se cobre", asevera el portavoz del colectivo quien considera que además que "ya es bastante duro estar ingresado en un hospital".

Según sostiene De la Barreda, "el costo de este servicio para el Servicio Canario de Salud no es elevado" y defiende que el servicio permite "una forma de restar presión psicológica y anímica al paciente puesto que muchas veces se genera una situación terrible y se pasan horas que parecen eternas".

Además, propone que para permitir que cada paciente elija aquello que quiere ver o incluso para respetar que el compañero de habitación que no quiere ver la tele "se articule un mecanismo individual, por ejemplo a través de auriculares".

Compartir el artículo

stats