Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La mujer estudiante y deportista protagoniza los I Premios de Excelencia

Seis universitarios isleños, de los que cuatro son mujeres, han sido los pioneros en distinguirse por sus logros deportivo-académicos en el curso 2016-2017

33

I Premios Excelencia

Seis galardonados de los que cuatro son mujeres. Ayer fueron entregados, por primera vez, los Premios a la Excelencia Académico-Deportiva Canarias 2016-2017 por el Gobierno regional. Y no solo por esta razón este día resultó histórico, sino porque la mujer, como estudiante y como deportista, fue reconocida. Estos son otorgados, según se recoge en su convocatoria, "a los y las deportistas de las universidades públicas de Canarias que, con buenas calificaciones académicas, consiguen méritos deportivos en competiciones absolutas oficiales ya sean nacionales, internacionales [...]"

Tanto en la Universidad de la Laguna (ULL) como en la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC) arrecian vientos talentosos de alumnos que actúan como auténticos gestores del tiempo y que han sabido romper, entre los variopintos estereotipos que existen en la sociedad del siglo XXI, el mito de que el deporte no es buen compañero del estudio. De hecho, dos premiados son de la institución lagunera y cuatro de la grancanaria.

Desde actividades de agua como la vela latina, de cancha como el voleibol, de césped como el hockey hierba, más autóctonos como la lucha canaria o artes marciales como el taekowndo, sobresalieron como actividades con peso, entre las que no se encontraba el omnipotente fútbol. También, hubo lugar para el deporte adaptado, representado por la natación.

Estas actividades y sus abanderados fueron elogiados con un trofeo esbozado por la Escuela de Arte y Superior de Diseño de Gran Canaria. Este emula la figura de un deportista en pleno esfuerzo, llegando al límite de lo que puede aportar y mostrando ante todo, fortaleza, una aptitud que hubieron de desempeñar los reconocidos, con la compaginación de la vida universitaria con la deportiva, para ser los pioneros del Archipiélago en protagonizar un acto de esta índole.

Para Clara Valle, estudiante de ingeniería y jugadora de hockey sobre hierba, no ha sido un camino fácil. Según comenta a la opinión de tenerife, este año se fue de Erasmus y esta circunstancia académica no le ha facilitado su desempeño deportivo. "Al fin y al cabo, si en el mismo sitio que practicas deporte, estudias, todo es más fácil. Sin embargo, este año no ha sido mi caso. He estado lejos de mi casa y eso ha impedido que me pueda mover dentro del hockey", admite. Cuando ayer esta universitaria de la ULPGC recogía su premio, ofreció un agradecimiento a una doble señal, la de que los deportes minoritarios como el suyo tienen cabida y la de que la mujer aporta perspicacia al deporte, porque sí, la posee.

En este sentido, la premiada comentó lo que supone el galardón para el deporte femenino, el que en palabras de la premiada, "se está abriendo camino". Por supuesto, también se congratuló de que se evocara "el sacrificio y esfuerzo" que conllevan 13 años de práctica deportiva como es su caso, lo que ha fructificado con metas como ser elegida Deportista de Alto Nivel 2017 por el Consejo Superior de Deportes o campeona del Torneo Internacional 6 Naciones de Hockey sub-21, hace dos años en la comunidad valenciana.

A juicio de Nerea Martín, quien cursa el Grado de Geografía y Ordenación del Territorio en la ULL, las tres horas diarias de entrenamiento no han entrañado ninguna dificultad para la consecución de sus estudios. Su nota media lo demuestra, un 8.9, que encaja como un puzzle, de costosas pero solapables piezas, con ser campeona de Canarias en la categoría senior 2018 o colgarse las medallas de oro y bronce en Kyorugui [combate deportivo de Taekwondo] y en el XXXII Open Internacional Isla de Gran Canaria, así como la que faltaba, de plata, en el Open Taekion celebrado el año pasado en Gran Canaria."Para mí es un orgullo que después de 9 años de practicar este arte marcial, se reconozca que en Canarias hay talento y méritos deportivos sobrados", afirma.

Por su parte, Alejandro Rojas, sobresaliente en lo académico y también en lo deportivo, difumina estereotipos sobre la natación adaptada, deporte marginal, que ha sabido dejar alto partiendo desde Gran Canaria a disputas mundiales, con un honorable cuarto puesto en 50 metros mariposa en el Campeonato Mundialde México 2017 o participando en el Campeonato de España por comunidades autónomas, en el que bajo el estandarte de Canarias, se situó en la primera posición de la misma modalidad.

Para este ya graduado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte en la ULPGC, "era ya hora que se reconociera a los que llevamos años de esfuerzo deportivo e intelectual" y más cuando este nadador lleva 13 años dando brazadas y brazadas simultáneas. Ahora, su objetivo se focaliza en un mayor desarrollo personal, profesional y deportivo con proyección a los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020.

Por su estatura y complexión física, Carlos Santana no parece un jugador de lucha canaria. Es alto, comparable a un jugador de baloncesto y no es "arrequintado", si se emplea un canarismo. Pero sí se puede considerar "puntal", en jerga de este deporte, y de hecho, destaca.

Así lo muestra el palmarés que este estudiante de Magisterio en Educación Primaria de la ULPGC está forjando, por ejemplo, con su nombramiento como mejor tumbador. Este universitario subraya que le ha sido complicado lidiar con los estudios y el deporte, con las casi cinco horas de entrenamiento diarias, a lo que se suma su preparación individual en el gimnasio.

"No ha sido nada fácil, pero al final lo he conseguido y me alegra que se den premios así para que esto se conozca", explica el luchador, quien pierde la cuenta sobre los años que lleva empleando mañas, agarres y derribos en el terreno circular. Finalmente, asegura, que 2018 se convierte en el noveno aniversario desde sus inicios.

Dos galardonadas más y ausentes. Patricia Suárez y Pilar Caba, dedicadas al voleibol y a la vela latina, respectivamente, no acudieron a la recogida de sendos premios, pero sí fueron sus representantes. En el caso de Suárez, su mentor alaba su reconocimiento, no solo en lo deportivo, en lo que ha conseguido ser campeona de la Supercopa de España y de la Copa de la Reina, sino en lo académico, de lo que se siente "culpable" por impulsarla a ser otro tipo de deportista, en la búsqueda del equilibrio con los estudios superiores. El que la jugadora no se encontrara en el acto se debe a su preparación para el Europeo de su especialidad deportiva.

En el caso de Caba, su tutor reconoció su esfuerzo y su talento, materializado en que se halla disputando un campeonato a kilómetros de distancia, en Estados Unidos. La regatista es referente en su modalidad denominada clase 420, de la que ha resultado campeona de Europa.

En el acto estuvieron presentes el presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo; la consejera de Educación y Universidades, Soledad Monzón; el consejero de Turismo, Cultura y Deportes, Isaac Castellano; el director general de Universidades, Ciro Gütiérrez, y los vicerrectores, Norena Martín (ULL) y Francisco Ramos (ULPGC), que es vicerrector de Estudiantes y Deportes.

Clavijo reseñó en el evento "el ejemplo que suponen estos jóvenes, que están comprometidos con los valores en el deporte y también con el sistema educativo público en la Universidad".

Compartir el artículo

stats