La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias invertirá 2.500.000 euros en la adquisición de un acelerador lineal para el Hospital Universitario de Gran Canaria Doctor Negrín, lo que permitirá al centro disponer de seis aparatos en pleno rendimiento.

La licitación del equipamiento de alta tecnología para tratamientos de oncología radioterápica, un área decorada con diversas obras de cinco artistas canarios, se realizará tras su aprobación en la sesión del Consejo de Gobierno del próximo lunes (6 de agosto), informaron este viernes mediante una nota de prensa desde Sanidad.

La licitación del acelerador lineal contemplará el suministro con instalación y mantenimiento posterior de este nuevo equipamiento destinado a la planificación, gestión y tratamiento para radioterapia corporal en oncología radioterápica, con un importe que incluye tanto el coste del aparato como la obra de remodelación del búnker y del material auxiliar necesario.

Esta incorporación al servicio de oncología radioterápica permitirá al centro hospitalario disponer en un plazo de un año de seis aceleradores al hallarse pendiente de adjudicación otro equipo a través de la donación de la Fundación Amancio Ortega, en sustitución del más antiguo por su rendimiento limitado.

El objetivo final de la Consejería de Sanidad es incrementar la dotación de aceleradores en la provincia de Las Palmas que permitan aumentar el número de tratamientos y reducir los tiempos de espera, una finalidad que se completará una vez que las áreas de salud de Lanzarote y Fuerteventura dispongan también de equipación oncológica.

Actualmente, los pacientes de las islas orientales se atienden en el Doctor Negrín como hospital de referencia hasta que finalicen las obras de construcción de los espacios anexos de ambos centros, que contarán con unidades específicas de radioterapia

Más de 28.000 sesiones

El servicio de oncología radioterápica del Hospital Universitario de Gran Canaria Doctor Negrín realizó durante 2017 un total de 28.075 sesiones de y 31.115 consultas especializadas.

Con la incorporación de este nuevo acelerador lineal, el hospital dispondrá del equipamiento más avanzado para el tratamiento de los pacientes, una tecnología que permite gracias a su precisión reducir tanto el número de sesiones y la toxicidad como aumentar la eficacia.