Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista | Federico di Paolo

"Encontrar agua en Marte ha sido el primer paso para descubrir la vida"

"Lo más complicado fue estar seguros de que era agua y no otra cosa, como dióxido de carbono" indicó el físico y especialista en Geotermia

Federico di Paoli.

Federico di Paoli. LP/DLP

El científico trabaja desde junio en el Instituto Volcanológico de Canarias (Involcan), con sede en Tenerife. Aún impactado por la repercusión que ha tenido la investigación y pidiendo disculpas por los pequeños fallos que pueda tener su español, habla de "un sueño cumplido".

¿Cómo empezó su paso por el mundo de la ciencia?

Nací en Roma en 1981, tengo 36 años y desde que era niño sentía gran ilusión por descubrir las cosas y me encantaba ver las estrellas. Sabía que quería ser científico. Luego empecé a estudiar Física en la Universidad Roma Tre y no he dejado de estudiar. Hice un máster de Geofísica y luego conseguí el doctorado. Fue en 2013 cuando empecé a trabajar en el grupo de Geofísica Planetaria de la Universidad y trabajé ahí durante cinco años. En junio empecé a trabajar en Involcan.

¿Qué supuso para usted formar parte del hallazgo de agua líquida en Marte?

Ha sido como un sueño. Se ha tratado de un descubrimiento grande y, como en todos los otros casos, me resulta muy interesante investigar estas cosas. Sobre todo porque cuando era pequeño, me hacía muchas preguntas sobre el Universo, y ahora entender lo que pasa en ellos me ilusiona mucho.

¿Qué implica encontrar agua en este planeta?

Por supuesto descubrir agua en otro planeta es el primer paso para descubrir la vida. Por lo menos para pensar que podemos tener bacterias o vida en otro planeta. Sería importante seguir observando, hacer una muestra y continuar estudiando el tema.

¿Cómo fue el proceso del descubrimiento?

Cuando empecé a trabajar en el Instituto Nacional de Astrofísica, ya Roberto Orosei, investigador principal del instrumento Marsis, estaba trabajando sobre ello. En un primer momento, parecía que podía ser agua líquida, pero no estaban tan seguros. Por eso, esperamos por nuevos datos que fueron cogidos del radar Marsis entre el 2012 y el 2015. Yo trabajé con ellos en este período analizando los nuevos datos que al final nos llevaron a confirmar que era agua líquida.

¿Qué sintieron usted y su equipo cuando comprobaron que efectivamente se trataba de agua?

Fue muy emocionante y me hizo gran ilusión trabajar en esto porque fue una de las tareas más importantes de los últimos cinco años. Al final, estamos muy orgullosos y felices de haber conseguido esos resultados.

¿Ha sido el proyecto más difícil de su carrera?

Lo más complicado fue estar seguros de que era agua y no otra cosa, como dióxido de carbono. Tal vez ha sido la más difícil y, por supuesto, la más importante. No pensábamos que tuviera tanta repercusión, porque estamos acostumbrados a hablar con los científicos y la gente de la comunidad científica, y ahora estamos hablando con todo el mundo, con los periodistas también. Esto ha sido una sorpresa para mí. No estoy acostumbrado a hablar de mis descubrimientos de esta manera.

¿Cree que la Ciencia no tiene la repercusión suficiente?

Siempre parece demasiado difícil. Si uno sabe cómo contar las cosas, cualquier descubrimiento científico puede transmitirse a todo el mundo, a los niños y también a los aultos.

En este momento, forma parte de Involcan...

Sí. Desde junio. Formo parte de un proyecto de Geotermia y vamos a hacer estudios en todo el Archipiélago. En este momento estoy en La Palma y mi equipo y yo estamos utilizando una técnica electromagnética para ver si hay algo caliente o algún líquido en el suelo. Esto sirve para que después se pueda utilizar la energía geotérmica.

Compartir el artículo

stats