Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista |

Manuel Jorge Pérez: "Hay que planificar la formación según las necesidades del mercado laboral"

"Lo principal es orientar el modelo hacia la empleabilidad de los estudiantes y de los egresados", afirma el Director General de Formación Profesional

Manuel Jorge Pérez: "Hay que planificar la formación según las necesidades del mercado laboral"

¿Cómo ha evolucionado la Formación Profesional en el Archipiélago?

Desde hace dos años, la Formación Profesional ha dado un gran cambio en Canarias con la puesta en escena del proyecto Enlaza, planteado por el Gobierno y que mantiene un interés muy grande en la Formación Profesional, ya que pretende potenciar la empleabilidad a través de la FP. Además, la importancia de la FP se está viendo reflejada en muchísimos sectores productivos y en las instituciones públicas. De hecho, estamos consiguiendo avances muy importantes en el área del emprendimiento, la innovación, y en el área de la calidad de los centros.

¿Cómo se han logrado estos propósitos?

Esto ha sido fruto de un gran esfuerzo económico por parte de la propia administración. Pero también estamos encontrando una respuesta muy buena por el lado de las empresas. Sin duda, todo esto son elementos fundamentales y de lo que se trata es de planificar la formación atendiendo a las necesidades del mercado laboral. Además, desde hace dos años, trabajamos con la viceconsejería de Formación Profesional del Gobierno vasco, que son los máximos representantes de este nivel de estudios a nivel europeo.

¿Hacia dónde se dirige el nuevo modelo de estos estudios?

Lo principal es orientarlo hacia la empleabilidad de los estudiantes y de los egresados, reforzando tanto la formación en el sistema educativo como en el ámbito laboral a través de los certificados de profesionalidad. Hay que tener en cuenta que existen personas que para estar en posesión de un certificado de profesionalidad tienen que presentarse a unas pruebas de competencias clave, que les permiten obtener los certificados de profesionalidad de nivel dos o de nivel tres. Esto implica que los alumnos acudan a los centros a recibir formación a través de un convenio con el Servicio Canario de Empleo para desarrollar las competencias que les permitan después asistir a un curso para obtener uno de estos certificados. Y en el ámbito educativo, estamos empezando a trabajar de cara al próximo curso en la formación complementaria. Esto permite ampliar las competencias de los profesionales al tener en cuenta los cambios que se producen en el mercado de trabajo.

¿Qué novedades destacaría de este documento?

La gran novedad es el proyecto Enlaza, pues es el mecanismo que le da vida a lo que plantea el Plan Canario de Formación Profesional. De hecho, estando vigente el plan anterior, a través del proyecto Enlaza se estaban desarrollando acciones que ya están recogidas este nuevo plan.

¿Qué lo distingue de otros anteriores?

Una comisión técnica del consejo de FP se ha preocupado por hacer este plan mucho más sencillo. Los planes anteriores eran más extensos y lo que se ha intentado ahora es desarrollar uno que deje bien claro cuáles son los objetivos estratégicos que persigue, las líneas de actuación que va a llevar a cabo, y qué criterios se van a utilizar para evaluar cada una de las metas que se pretenden conseguir. Además, hay que resaltar que este documento es abierto y flexible. La idea es que exista una comisión de seguimiento que se reúna cada cierto tiempo para observar qué aspectos del plan se han ido desarrollando, y qué novedades se deben incluir en él. Si hacemos un documento estático estamos perdiendo el tiempo. También, se pretende que la comunicación con las empresas sea mucho más cercana, y realmente podamos ofrecer perfiles al empresario con las competencias profesionales que ellos requieren. El sistema tiene que adaptarse a las necesidades del mercado laboral.

¿A qué nivel nos encontramos en el Marco de Referencia Europeo de Garantía de la Calidad a la Educación y a la Formación Profesional?

En Canarias existen muchos centros que están certificándose en calidad. Los centros establecen unas actividades determinadas en sus procedimientos cotidianos, y cuando una empresa privada realiza una auditoría interna y detecta una serie de errores da un tiempo determinado para que estos se corrijan. Después, llevan a cabo una auditoría externa y los centros obtienen los certificados de calidad. Sin embargo, el hecho de que un centro disponga de uno de estos certificados no siempre significa que trabaje mejor que uno que no lo tenga. No obstante, esta forma de hacer las cosas es muy buena en el marco de un sistema de gestión de calidad. De este modo, se llevan a cabo actividades programadas y planificadas.

El nuevo plan contempla también la ampliación de la formación práctica del alumnado de FP dual. ¿Cómo valora esta medida?

Muy positivo. Esto permitirá que los alumnos pasen más tiempo en las empresas, al trasladar parte de la formación práctica que tendrían que hacer en el centro educativo al ámbito empresarial. De esta forma, los estudiantes podrán dedicar casi 800 horas a estar en contacto con una empresa. Además, ahora estamos planteando ofrecer formación a los tutores de las mismas. Lo que se persigue es que cuando el tutor del centro educativo hable con el tutor de la empresa dominen el mismo idioma. Se trata, por tanto, de que el alumno sepa las funciones que debe desempeñar desde el primer día que llegue a la empresa. De este modo, con el paso de las semanas, adquirirá un importante nivel de autonomía. Lo ideal es que la formación se acerque cada vez más a la actividad que va a desarrollar el alumno cuando sea contratado por una empresa.

¿Qué ventajas ofrece a los estudiantes?

Esto es un paso muy relevante porque los estudiantes están en contacto con lo que realmente importa, que es conocer cómo es la actividad diaria en una empresa, algo que no se puede conseguir a través de los centros educativos. Esto incrementa también las probabilidades de empleabilidad. Ahora mismo, más de mil alumnos están inscritos en algún programa de FP dual en el Archipiélago. Lo cierto es que estamos haciendo un gran esfuerzo para que los estudiantes salgan muy bien formados y sepan desempeñar sus funciones profesionales en las diferentes empresas, una vez concluyan la formación y accedan al mercado laboral.

¿Qué perfiles son los más demandados por las diferentes empresas?

Hay una especialidad, que al principio nos resultaba un poco extraña, que es la de Administración y Finanzas. Ahora mismo, puede presumir de ser una de las más demandadas, pues abarca prácticamente todas las áreas. Estamos hablando de industrias, peluquerías, o centros de estética, por ejemplo, y en todos estos centros siempre debe haber alguien que se encarga de las tareas administrativas. Asimismo, las especialidades relacionadas con el ámbito de la tecnología, como puede ser la informática, están ganando un gran terreno en el mercado. Lo mismo sucede con aquellas vinculadas a la electricidad, y a la electrónica. Y por supuesto, no debemos olvidar la hostelería.

Compartir el artículo

stats