Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista | Soledad Monzón

"El Gobierno ayuda a mejorar en PISA pero quien lo logra es el equipo docente"

"Estamos cerrando colegios en algunas zonas por falta de estudiantes y en otras colocamos modulares", afirma

"El Gobierno ayuda a mejorar en PISA pero quien lo logra es el equipo docente"

"El Gobierno ayuda a mejorar en PISA pero quien lo logra es el equipo docente"

¿Qué partida por cantidad o por destino considera más destacable del presupuesto?

Sobre todo las mejoras que hemos podido introducir este año en servicios importantes. Ahí entran el millón y medio de euros con el que podremos dar solución a las 16 aulas enclave que hemos puesto en marcha este año, dotar de más auxiliares educativos y de refuerzo a las aulas y al propio alumnado. También está la partida que ya se consolida de los 36 educadores sociales y, sin duda ninguna y por las dimensiones que tiene, la consolidación de los sexenios que esa lucha histórica del profesorado canario. Todas las partidas son importantes como la de transporte que podremos equiparar el alumnado de Secundaria para que todos tengan el servicio a dos kilómetros de su residencia que en estos momentos los de tercero y cuarto lo tenían a cinco y eso necesita esa partida de tres millones de euros que incluye también el alumnado de Infantil de tres a seis años que hasta ahora no era preferente al no ser enseñanza obligatoria e intentamos también para FP Básica.

¿No hay algún plan nuevo?

Lo que estamos es desarrollando los planes que acabamos de elaborar, como en el caso de atención a la diversidad. El plan es simplemente una proyección de objetivos pero estamos con la orden para empezar ya a tramitarlo y que esté al final de la legislatura, para actualizar la situación del alumnado con necesidades educativas especiales en Canarias, consolidar el modelo inclusivo de escolarización, mejorar con los equipos necesarios e incluso con la posibilidad de integrar nuevas figuras dentro del sistema.

Aún sin desarrollo de la orden, ¿se han estado llevando a cabo algunas medida?

De hecho una cosa es desarrollar la norma para ya dejarlo consolidado y otra es todas las medidas que contiene el plan que seguimos avanzando con ellas. Clarísimo en medidas de atención a la diversidad es el programa Impulsa, con esa docencia compartida en las aulas, detectando lo más tempranamente posible que necesidades pueda tener el alumnado y reforzando las competencias básicas, las linguísticas y las matemáticas. Son medidas que refuerzan las diferencias que pueda haber entre el alumnado y que garantizan la equidad, entre los que están otros importantes programas que ya no son nuevos como la gratuidad de libros de texto o los comedores. Esas cuestiones facilitan que podamos mejorar la calidad de la enseñanza.

Los grandes indicadores sí apuntan una mejora, como es el caso del abandono escolar temprano o el informe PISA

Bueno, en abandono ha sido el más espectacular pero también son importantes los resultados de los informes PISA que aunque nos siguen manteniendo a la cola, partimos de diferencias muchísimo más elevadas. De hecho, Canarias es de las comunidades autónomas que más crecen, que mejoran con más rapidez. Esperamos que con todos los programas y proyectos que hemos puesto esa mejoría continúe en los próximos resultados, que serán a finales de 2019. Fundamentalmente, los resultados o lo que se avance en el sistema educativo está en cada colegio, dentro de cada aula, con la implicación o la innovación del docente y la implicación de las familias, que ha llegado para quedarse. La Administración ayuda a la mejora de los resultados de PISA pero fundamentalmente quien lo consigue es el equipo docente.

¿Las comunidades educativas también tienen esa visión o son más pesimistas en cuanto al estado del sistema?

Son tantas las necesidades que tiene Educación que todas las mejoras se olvidan pronto porque indudablemente hay muchas cosas que mejorar. Por ejemplo, el impulso importante que se ha hecho en las infraestructuras si sigue habiendo colegios con humedades, que necesitan techado, con placa de fibro cemento, si seguimos necesitando mejorar la accesibilidad, todo lo que hagas se olvida pronto. Por eso es importantísimo que el esfuerzo inversor en infraestructuras no solo se mantenga, que hasta ahora se ha estado manteniendo con fondos propios, sino que se pueda incrementar. A estas alturas todavía seguimos sin firmar el convenio de los 42 millones que están desde julio en los presupuestos del Estado y el problema es que el Gobierno se resiste a la plurianualidad a la que se habían comprometido.

Precisamente, acaba de presentar un ambicioso plan de infraestructuras en el Parlamento

Son más de 500 millones de euros de los que menos de una tercera parte tiene que ver con obras menores y el resto son ampliaciones y centros nuevos. Tenemos centros bastante antiguos que han sufrido la falta de mantenimiento durante la crisis. Además, no hay un temporal en el que no haya un colegio que necesite una actuación de urgencia. Hay muchos colegios que hay que sustituir y luego hay zonas, como Lanzarote y Fuerteventura y el sur de Tenerife fundamentalmente, donde el alumnado sigue creciendo mientras en otras zonas baja. Hoy tenemos más de 5.000 menos que en 2015 pero no se reparte homogéneamente, por lo tanto en unos sitios cerramos colegios y en otros seguimos poniendo modulares.

Mencionaba el acuerdo de los sexenios y precisamente ha habido cierta incertidumbre al respecto ¿se incluye en el presupuesto?

Es un compromiso firmado y la segunda anualidad está recogida en los presupuesto y por tanto no tiene ningún problema. Las cuestiones que surgen es de detalle, de si hay algún personal que según las circunstancias en que está en este momento debía o no cobrar los sexenios, pero el acuerdo se está cumpliendo tal cual.

¿Y el resto de complementos incluidos en ese acuerdo?

Sí, había más, el complemento del Plan PILE, el de la función directiva que se recupera y el de tutorías que ya estaba también el año pasado y todo se mantiene. La otra partida importante de estos presupuestos que va para el capítulo 1 es el incremento salarial del 2,25%.

Con todo esto, se va a gastar más dinero en personal por la mejora de las condiciones laborales pero ¿se contratarán nuevos profesores?

Se han contratado ya, desde el inicio de la legislatura hay más de 800 docentes más. El aumento se produce con proyectos como Impulsa que son 300 docentes; mejorando horas, que ya llevamos dos años en con una ampliación importante en los descuentos para las redes, los proyectos o los contenidos canarios, horarios libres que tienen que cubrirse e incrementos y territorialización de la FP. Ese ha sido el incremento de más de 800 docentes y luego está claro que en la medida en que se incorpora ese docente a los centros hemos bajado ratios.

¿La bajada de ratios es solo consecuencia del aumento de docentes o interviene alguna política específica?

Si tenemos 800 docentes más y 5.000 alumnos menos, indudablemente hay una mejora de las ratios y de los horarios de disponibilidad del profesorado. En algunos casos la bajada es lineal, por ejemplo en Educación Infantil hemos establecido ratios por debajo de la permitidas y en los grupos mezcla hemos bajado las ratios porque hay sitio donde tienen más dificultades de encaje. Están todas las medias de todas las ratios por debajo de forma considerable de los máximos permitidos. Sí es verdad que sigue habiendo zonas concretas, donde hay que recurrir incluso a ese mínimo 10%, que son dos o tres alumnos sobre ratio y que afecta a menos de 20 centros, precisamente en los sitios en los que no puedes poner un grupo más porque no tienes espacio.

¿En qué momento está el proceso de oposiciones? ¿Ocurre como el año pasado y se espera por el Estado?

El número de plazas que tenemos en la oferta es suficiente como para no necesitar el cupo que depende del Estado. Por lo tanto las 1.210 plazas las podemos sacar sin esperar por nada. Esa convocatoria está segura y estamos en el procedimiento de sacar la convocatoria de forma normalizada para que se puedan celebrar en junio de 2019.

Los docentes están pendientes del Decreto 74/2010, ¿cómo ha quedado en este presupuesto? ¿Sigue desvinculando las oposiciones de las listas?

Ese tema fue un planteamiento que se hizo en el Parlamento y se mantiene para las oposiciones de 2019 pero con la introducción de las mejoras necesarias. El objetivo es que los aprobados sin plaza puedan situarse no al final totalmente de la lista sino al final de el último interino que trabaje. Eso mejora la situación, pero lo que intentamos es avanzar lo más posible en la modificación del decreto 74/2010 y regular de forma correcta la situación. Es verdad que ahí sería importante que pudiésemos avanzar también en el acceso a la función pública docente y a todo lo que es a nivel de Estado se lleva planteando en los últimos dos años. Indudablemente el sistema de oposiciones tal y como está no es un problema solo de Canarias sino que se da en todo el Estado. Eso de momento no se está trabajando a nivel estatal y es necesario porque vamos a afrontar también una reglamentación cuando lo esperable es que se pudiera modificar la norma básica.

Entre las cuestiones que más debate ha generado del presupuesto se encuentra una cifra: el 4% del PIB. ¿Por qué no se llega?

Lo del 4% no está recogido en ningún sitio, lo que recoge la Ley Canaria de Educación no Universitaria es alcanzar el 5% en el 2022 y ese es el objetivo de la Administración educativa. Ahí está quien plantea que cuanto más avancemos ahora más fácil será, pero incrementar el presupuesto cada año depende de muchos factores. La responsabilidad nos lleva a que posible el incremento general de la Comunidad Autónoma se eleve en aquellas áreas que son básicas, por eso se aumenta Sanidad, Bienestar Social y Educación. Yo no he oído a nadie del Parlamento que diga que quiten a Sanidad para ponerle a Educación. Cuando se negocia un presupuesto se hace con toda la generosidad para tener uno nuevo en lugar de uno prorrogado.

¿Pero es posible llegar?

Sería lo ideal pero cada uno saca su calculadora. El Gobierno puede plantear que el presupuesto para Educación no es solo el de la consejería, que está clarísimo que sí. Damos 11 millones de euros a los ayuntamientos para el mantenimiento de los centros educativos y si no se lo diéramos e hiciésemos nosotros el mantenimiento se contaría como fondos para educación. Además, hay dos consejerías que también inciden con FP como son Agricultura, con los Institutos de Capacitación Agrícola y los Marítimo Pesqueros, y Turismo con Hecansa. Todo eso son 14 millones y son fondos para educación. Nosotros no hacemos esa suma pero sí es verdad que están ahí esos fondos. Hay otra partida importante que si estuviesen en el presupuesto de Educación se sumaría, como es el caso del dinero que deja de percibir la Comunidad Autónoma por desgravaciones fiscales a gastos de estudio, gastos de guardería y de FP y que asciende a 18 millones de euros. El gasto educativo depende de quien quiera sacar la calculadora o no, nosotros siempre hemos mirado para el gasto de la consejería. Precisamente, en el Estado se rompió el pacto cuando se puso sobre la mesa el 5% para la financiación de la educación y a mí me llama la atención que ese discurso se haya terminado. Ya no hay pacto y ya no tiene importancia, pero se sigue exigiendo a Canarias que cumple con lo que todavía no tiene la obligación de cumplir. Por otro lado hay 598 millones de euros en los bancos que Canarias ha ahorrado y no nos dejan usar. Y además no se reconoce que hay 42 millones de euros que tenían que haber estado en este presupuesto y no están porque no se ha firmado el convenio, otros tres millones para Educación Infantil negociados por CC en los PGE y no han llegado, y otros dos que negoció NC para un centro educativo en Gran Canaria que tampoco los tenemos. Son 47 millones que se tienen que incorporar al presupuesto y que no se contabilizan no sabemos si es porque no cuentan con ellos.

¿Lo ve como un discurso político de cara a las elecciones?

No, el debate del 4% se ha generalizado. Por supuesto hay quien lo usa políticamente cuando no tiene en cuenta el resto de condicionantes. Por ejemplo, cuando se aprueba una moción en un ayuntamiento en la que solicita al Gobierno de Canarias que ponga el 4% para educación y a continuación no se dice que solicita al Estado que permita a Canarias gastar el superávit me parece que eso es claramente una cuestión política. En determinados grupos está claro que es un discurso de campaña electoral o de desgaste de CC, sin duda. Pero cuando el Consejo Escolar de Canarias unánimemente plantea la necesidad de que el Gobierno de Canarias vaya incrementando el presupuesto para llegar lo antes posible al 5% no me parece que sea una cuestión política, sino una recomendación razonable y que cualquiera seguiría.

¿Se ha cumplido esa recomendación?

El propio Gobierno ha hecho incrementos: el primer año 16 millones, el segundo 42 y el tercero 100 millones, y este año incrementamos 68 en el presupuesto porque contamos con el resto que viene del Estado, con lo que el incremento se mantiene de forma progresiva. También es cierto que hasta el 2022 tenemos esa posibilidad de llegar al 5% y si el año pasado el mayor presupuesto fue para Sanidad, en 2019 ha ido para Servicios Sociales, ¿quien dice que en 2020 el mayor presupuesto no puede ser para Educación?

Compartir el artículo

stats