Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los jóvenes canarios, a la cola en el desarrollo de competencias digitales

La 'Evolución de índices sintéticos de desarrollo juvenil comparado' sitúa a las Islas en el último lugar de la clasificación nacional, basado en el estudio de cinco variables

Los jóvenes canarios, a la cola en el desarrollo de competencias digitales

Los jóvenes canarios, a la cola en el desarrollo de competencias digitales

Los jóvenes canarios son los que poseen menor preparación en materia de competencias digitales de todo el territorio nacional. Una realidad que se agrava si además se tiene en cuenta que las Islas se sitúan también por debajo de la media europea. Así lo desvela el estudio denominado Índice sintético de desarrollo juvenil comparado (2009-2017), elaborado por el Centro Reina Sofía sobre Adolescencia y Juventud de la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción (FAD), en el marco del ProyectoScopio. El análisis, que fue publicado el pasado 28 de noviembre, pone en relieve que el porcentaje de individuos con edades comprendidas entre los 16 y 29 años con una buena formación tecnológica en el Archipiélago (en 2017) se situó en un 46,13%, por detrás de Andalucía con un 46,82%, y a 26 puntos porcentuales de diferencia con Cantabria (72,14%), que ha logrado coronarse como la comunidad autónoma con mayor proporción de jóvenes con notables aptitudes en esta disciplina.

De hecho, la distribución territorial contempla unas tasas de competencias digitales de nivel superior mucho más bajas en las regiones del sur, que en el resto del país. En este sentido, la media estatal ha quedado cifrada en un 58%, lo que significa que ha logrado superar a la europea (que alcanzó el 50%) de una forma significativa. De este modo, el Estado ocupa la 11ª posición, entre las 28 naciones que componen el ranking.

Se trata de una de las cinco variables que ha valorado este estudio y que ha querido ser considerada con el propósito de medir de una forma precisa el desarrollo de competencias por parte de este grupo de jóvenes en lo que concierne al uso de dispositivos tecnológicos y recursos digitales. Unos elementos, que a propósito, se encuentran en pleno auge.

Factores

El resto de factores que se han tenido en cuenta para llevar a acabo esta investigación son la emancipación, el empleo, la calidad de vida, y la educación. Atendiendo a los resultados, la media ponderada de todas ellas deja al Archipiélago en la última posición nacional y por debajo del nivel que marca la media europea, según los últimos datos publicados en el Índice de 2018.

Por lo que respecta a la tasa de emancipación de las personas jóvenes de entre 25 y 29 años en España, y por comunidades autónomas, Canarias se sitúa en la media que fija la tabla con un porcentaje de jóvenes emancipados durante 2017 de un 40% -por delante de Ceuta, País Vasco, Murcia, Galicia, Extremadura, Castilla- La Macha, Castilla y León, Cantabria, Asturias, y Andalucía, y por debajo del 59,04% que registra la media europea- mientras que en 2016 cifró un 29,28%. No obstante, en 2009 el porcentaje ascendió a un 43,26%. Por tanto, la variación registrada entre 2009 y 2017 refleja una disminución del indicador de un 7,52% en el Archipiélago.

El balance general entre 2009 y 2017, y que aglutina a jóvenes de entre 20-29 años, muestra además una variación del índice parcial de emancipación que deja un saldo negativo en las Islas (-22,46%). Un factor que se extrapola a todo el conjunto nacional en general, donde los individuos han experimentado un proceso más lento a la hora de abandonar el hogar de sus progenitores. Solo Cantabria, Navarra, Asturias, Extremadura, Galicia y Castilla La Mancha anotan mejoras considerables.

Empleabilidad

Sobre la mesa también los datos relativos a la empleabilidad juvenil (15-29 años). Así, entre los años 2009, 2016, y 2017, los porcentajes del Archipiélago se situaron en un 37,63%, 28,23%, y un 31,71% respectivamente, mostrando así un importante descenso. Asimismo, a excepción de Navarra, todas las comunidades han mejorado su índice, si se tienen en cuenta los datos de los dos últimos ejercicios anuales.

Por su parte, la media nacional durante este mismo período se cifró en un 43,55%, 32,56%, y un 34,55%, siguiendo el mismo orden. Mientras que la europea ha quedado registrada en un 47,66% durante 2009; un 45,19% en 2016; y un 48,2% en 2017.

Ante esto, el informe pone especial énfasis al recordar la crisis económica que azotó a nuestro país, y que además de precarizar el sector laboral, influyó en las esperanzas que tenían depositadas muchos jóvenes a la hora de realizar una buena formación académica para lograr acceder a un buen puesto de trabajo.

Precisamente, en relación a la educación, uno de los datos susceptibles a ser destacados radica en la tasa de escolarización en sujetos de 15 años. Lo cierto es que ha bajado de una participación casi absoluta en el territorio en 2009 (99,7%), a un 96,7% en 2017. Pero la mayor caída ha sido para las Islas, al reducir en más de cinco puntos porcentuales el valor y pasar de un 98,87% a un 93,55% en la misma franja temporal. Una evidencia que sorprende, teniendo en cuenta que a lo largo del pasado año el Archipiélago consiguió situarse por debajo de la media estatal en abandono escolar temprano.

Sin embargo, existe una mayor participación en educación a los 18 años, y en el acceso a la educación universitaria a los 22 años, en comparación con los datos de 2009. Este progreso se extiende también a la educación terciaria en edades comprendidas entre los 25 y los 29 años.

Por último, en lo relativo a la calidad de vida, la variable ha tenido una evolución positiva para todas las comunidades respecto a 2009. Así, uno de los aspectos que sopesa el documento para haber procedido a la evaluación de este indicador son las muertes por suicidio. Este acto se consolida como la principal causa externa de fallecimiento en la población en general, mientras que en los más jóvenes es la segunda. En este sentido, España es junto a Portugal, Grecia, Malta, e Italia el país que registra menores índices de suicidios entre los habitantes. De hecho, la tasa de mortalidad en jóvenes de 15 a 29 años por esta causa es de un 4,39% por cada 100.000 personas, siendo menor que la media de la Unión Europea (7,39%).

La comunidad autónoma canaria puede presumir de haber conseguido reducir esta tasa entre 2009 y 2017 en un 1,67%. Un logro que la ha llevado a situarse -después de Navarra- como la región del país con menor mortalidad por esta circunstancia. Por su parte, comunidades como La Rioja (6,46%); Castilla y León (5,96%); País Vasco (5,61%) y Castilla-La Mancha (4,55%) lideran este ran king.

Compartir el artículo

stats