Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vinculan el ADN canario a la alta tasa de varias patologías

El estudio del genoma de 400 isleños es el primero de este tipo hecho en el Archipiélago

Investigadores de La Candelaria en la presentación del estudio. ANDRÉS GUTIÉRREZ

El mayor estudio realizado hasta el momento sobre el genoma canario ha permitdo a investigadores del Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria (Hunsc) y del Instituto de Energías renovables de Tenerife (ITER) establecer una relación entre la alta prevalencia en el Archipiélago de determinadas patologías y las características del genoma de la población isleña, especialmente sus particularidades derivadas de la mezcla histórica de la ciudadanía así como su aislamiento geográfico.

El trabajo, realizado desde la Unidad de Investigación del centro hospitalario, pretende encontrar en el genoma los factores de riesgo de la población canaria a la hora de desarrollar determinadas patologías, una cuestión que no solo puede servir para avanzar en la detección precoz y el control de esas enfermedades sino que además abre la puerta a la reclamada medicina personalizada.

Según explica el coordinador del trabajo, Carlos Flores, desde hace algunos años se han encontrado "evidencias" de la relación entre el genoma y la aparición de medidores inflamatorios importantes en la aparición de algunas alergias, una cuestión que les llevó a indagar más para confirmar esa vinculación o descubrir unas nuevas. "Se trata de un ámbito en el que no se había hecho nada hasta ahora", explica el científico, quien puntauliza que "ahora se trata de definir cuál es el tipo de relación entre ambas cosas".

En ese sentido, una de las investigadoras del equipo, Beatriz Gullén, informa de que el genoma isleño es resultado, por un lado, de la mezcla histórica de la población prehispánica del Archipiélago (procedente del norte de África), con individuos europeos y del área subsahariana, así como del propio aislamiento geográfico del territorio insular. La combinación de ambas cosas puede arrojar pistas acerca de la importancia de enfermedades como asma, alergias o diabetes en las Islas, análisis que puede empezar tras este primer paso.

Carlos Flores, que es investigador de Centro de Investigación Biomédica en Red de enfermedades respiratorias del Instituto de Salud Carlos III, aclara que "esta mezcla del genoma puede explicar la relación entre la adaptación al entorno y la tendencia de la población al riesgo de determinadas patologías". "Aporta señales de adaptación al ambiente, en momento esas particularidades fueron buenas para actuar frente a circunstnacias del entorno y ahora, en el contexto canario pueden no ser tan buenos", añade el investigador.

Así, el organismo del ser humano se prepara para hacer frente a lo que le rodea, por ejemplo creando una resistencia a los alérgenos o a las virus presentes en su ambiente, una defensa que cuando se cambia el contexto se centra "en el propio cuerpo, derivando en ocasiones en enfermedades".

Aquí es donde gana relevancia la mezcla histórica del genoma canario: según los resultados de este estudio, la población de las Islas tiene de media un 25% de ascendia africana, sobre todo del subsahariana, y un 75% europea. Al respecto, el coordinador del Área de Genómica del ITER, José M. Lorenzo, comenta que "la peculiar formación geéntica es la mezcla y se logra estudiar los diferentes genotipos en relación con las enfermedades será un paso para encongrar marcadores genéticos de riesgo".

Catálogo

Esta definción es uno de los avances que la ciencia biomédica busca impulsar en el terreno incluso internacional, pero precisamente la particularidad canaria no se puede quedar al margen, sobre todo si se tiene en cuenta que este tipo de información es fundamental para adaptar la medicina al entorno. En ese sentido, Lorenzo aclara que desde el ITER se trabaja en la "elaboración de un catálogo de variación genética de a población canaria contemporánea de la manera más precisa posible".

Con esta información, y completando con los registros de otros territorios en los que ya se está trabajando y con los que Canarias comparte mestizaje, se avanzaría en la detección de riesgo y, con posterioridad, en el tratamiento, según apunta el jefe de la Unidad de Investigación del Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria, Juan Navarro.

Como muestra de la relevancia de este estudio realizado en la Isla se encuentra que las conclusiones de la investigación han sido publicadas en una de las revistas de mayor impacto dentro de la genética, Molecular Biology and Evolution. En concreto, según informan los responsables del trabajo, se analizó el genoma de un total de 400 canarios de todas las islas, salvo La Graciosa, teniendo representanción ambos sexos y diferentes grupos de edad y empleando técnicas de 'chips' de ADN y técnicas de secuenciación masiva. "Estos resultados son determinantes para confirmar el impacto que tiene la genética distintiva de los canarios en el riesgo a determinadas enfermedades", sentencia Flores.

Compartir el artículo

stats