Suscríbete desde 1,50 €/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista con Mabel Lozano - Cineasta

Mabel Lozano: "Hemos crecido normalizando la prostitución"

Como documentalista, lucha contra la trata y el proxenetismo a través del cine e impartiendo charlas en centros educativos

Mabel Lozano insiste en que hay que educar a los jóvenes. EFE

Conocer a una chica rusa víctima de trata le cambió la vida. Fue entonces cuando Mabel Lozano (Villaluenga de la Sagra, Toledo, 1967) inició una lucha proactiva para erradicar esta realidad y denunciarla en 'Voces contra la trata de mujeres' (2005). La actriz y presentadora cree firmemente en el cine como herramienta de transformación social y combina su trabajo como documentalista y escritora con charlas por centros educativos de toda España, con el deseo de que las nuevas generaciones se eduquen en una sexualidad sana y rompan de una vez las cadenas que esclavizan a esta sociedad que mira hacia otro lado cuando se habla de prostitución.

-Ahora mismo vas conduciendo por la carretera respondiendo a esta entrevista a través del manos libres y pasarás por un montón de burdeles. ¿Cuál es tu sensación?

-Sí, estoy ahora mismo pasando por mi pueblo. Como en casi todos los pueblos pequeños de España no había instituto, había que ir al pueblo de referencia de la zona, pero en todos había puticlubs. Todos hemos nacido con puticlubs al lado. Hemos crecido viendo las luces de neón y normalizándolo, por eso lo legitimamos, porque es de siempre. Muchísima gente dice pero cómo vamos a acabar con la prostitución, si esto es así de toda la vida, pues sí porque siempre ha estado mal y en algún momento hay que hacer que no ocurra.

-Incluso entre los hombres existía esa tradición de celebrar los 18 en un burdel.

-Eso ya no existe. Ahora no necesitan a su padre para comprar una mujer en un burdel. Ahora, los chavales están llegando a más pronta edad. Primero, porque la prostitución es muy barata, afectiva y económicamente. Afectiva, porque no va a llegar el momento de que la otra persona les pregunte ¿qué soy yo para ti? o ¿me vas a llamar otro día? Y económicamente, porque las mujeres, cuando no han hecho el dinero que quieren las mafias, venden su cuerpo en la calle por 5 o 10 euros. Y segundo, porque hay una gran demanda de pornografía. La pornografía se ha democratizado. Antes, la veíamos a través de una única cadena, el Canal+, y era de pago. Ahora es que chavales con 11 años están viendo pornografía a través de sus smartphones.

"La pornografía no tiene nada que ver con la sexualidad real porque perpetúa esos roles de sumisión y violencia hacia la mujer" - Mabel Lozano

-Pero el porno es una manera de "educar" muy peligrosa...

-Sí, porque los chavales se están "educando" en la sexualidad a través de la pornografía, pero la pornografía no tiene nada que ver con la sexualidad real porque el porno que están viendo es muy misógino y machista, perpetúa esos roles de sumisión y violencia hacia la mujer. Compartir una relación sexual es que al otro también quiera y también la encuentre placentera. No se habla con los chavales de sexualidad en las casas porque somos un país absolutamente pudoroso.

-¿No hemos avanzado nada?

-Nada. Venimos de una larga dictadura, de un país muy católico y existe esa doble moral victoriana. Vamos a los puticlubs, pero a nuestros hijos no les hablamos de sexualidad y de relaciones afectivo-sexuales sanas...

-...basadas en el sexo consentido y no en el abuso.

-Claro, es que las violaciones son uno de los tipos de pornografía que más se ve, la grupal. Sólo tienes que hacer una prueba. Tú a un chaval de 16 años le preguntas qué es un bukake y sabe lo que es. Y si le preguntas por un ministro español no tiene ni puñetera idea.

Chicas nuevas 24 horas

-La condena social hacia la trata es universal, pero a día de hoy el debate sobre la regulación o la prohibición de la prostitución sigue más encendido que nunca.

-En España, la trata y la prostitución van de la mano, no se pueden separar. En el diccionario sí existe diferencia, pero en realidad no la hay, por una sencilla razón, porque el mercado de la prostitución necesita carne fresca todos los días. Necesita todo el rato renovarse porque un hombre que va con gran asiduidad a un prostíbulo no quiere la misma mujer, quiere cada vez una distinta. Entonces es fácil entender de dónde salen tantas mujeres. Es imposible, salvo que las captemos en su país de origen. La prostitución se nutre de nigerianas, rumanas, paraguayas, colombianas... se nutre de la trata, de mujeres migrantes que vienen buscando una oportunidad, de la pobreza, la desigualdad... Por tanto, muchísima de la prostitución de nuestro país es prostitución forzada y que lucra a un tercero que es quien se enriquece, no ellas.

"La prostitución necesita carne fresca todos los días y se nutre de la trata, la pobreza y la desigualdad" - Mabel Lozano

-¿Cuál es tu postura con respecto a Otras, el sindicato de trabajadoras sexuales?

-Para crear un sindicato tiene que haber empleadas y patronal. ¿Quién es la patronal en un sindicato de prostitución? ¡Pues obviamente los proxenetas! Y no podemos amparar el proxenetismo. Ya lo dijo Miguel 'El Músico', el personaje de mi último documental, 'El proxeneta. Paso corto, mala leche'. Llegarán los mismos perros con diferentes collares. ANELA, la Asociación Nacional de Empresarios de Clubes de Alterne, pedía exactamente lo mismo. Lavar, centrifugar y planchar la imagen de la prostitución porque a quien beneficia es a los proxenetas y no nos olvidemos de que es un negocio en el que ganan mucho dinero.

-¿Y a tu modo de ver, cuál sería la solución?

-Hay tres patas muy importantes. Primero, legislar. Hay laxitud de leyes en este tema y no existe una ley contra la trata con verdadera perspectiva de género. Y lógicamente hay que tener políticas de prevención y de reinserción de las mujeres. Además, hay que seguir formando, sobre todo a la judicatura. No nos olvidemos de que un juez dijo la palabra 'jolgorio' al ver las imágenes del caso de La Manada. ¿A quién vio la cara de jolgorio? ¿A la chica o a esos cinco machirulos? Y luego, la gente de la calle somos educadores y tenemos que educar a nuestros hijos.

-Y por último, ¿tienes preocupación ante la llegada de Vox y su postura con respecto a leyes que afectan directamente a las mujeres, como la Ley de Violencia de Género?

-Los datos de violencia de género son los que son. Por tanto, no entiendo ese discurso de Vox de odio tan absoluto y del siglo pasado. ¿Quieren llevarnos a las cavernas a las mujeres o atarnos a la pata de la cama con cadenas? Yo soy feminista y nunca acuso a los hombres. Tengo un hijo, un marido, un padre, un hermano. Los amo profundamente. Por eso no hablamos de los hombres, hablamos de los asesinos, violadores, agresores y proxenetas.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats