Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La ULPGC se rodea de talento olímpico

El rector recibe a los alumnos de Bachillerato finalistas en las Olimpiadas de Física, Matemáticas, Biología y Geología, germen de las nuevas generaciones de científicos

Los alumnos de Bachillerato durante su encuentro con el rector y los vicerrectores de Estudiantes y de Investigación.

Los alumnos de Bachillerato durante su encuentro con el rector y los vicerrectores de Estudiantes y de Investigación. juan castro

El rector de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, Rafael Robaina destacó ayer el papel ejemplarizante de los estudiantes de Bachillerato finalistas de las Olimpiadas de Matemáticas, Física, Biología y Geología, que ayer visitaron la sede institucional de la ULPGC, de cara a concienciar a las nuevas generaciones sobre "la importancia de las materias científicas y sus posibilidades académicas".

Robaina, acompañado por los vicerrectores de Estudiantes y Deportes, Antonio Ramos Gordillo, y de Investigación, Innovación y Transferencia José Pablo Suárez Rivero, se interesó por el futuro académico más inmediato de estos chicos que, dado su talento para dichas materias, se postulan para formar parte de la futura comunidad científica. "Matemáticas, Física, Biología y Geología, son las áreas que nutren el desarrollo científico y siempre son la base de cualquier descubrimiento. La Universidad colabora en estas Olimpiadas, donde reforzamos la importancia de participar", apuntó Robaina, al tiempo que los invitó a continuar sus estudios en la ULPGC, "porque somos una Universidad de lo más competitiva en todos los campos de la ciencia".

Los jóvenes, de 1º y 2º de Bachillerato, que asistieron al acto junto con sus profesores y los docentes de la ULPGC que participaron en las pruebas, confirmaron su vocación por las áreas científicas -excepto algún caso que se decanta por el mundo de las finanzas y las leyes-, y valoraron muy positivamente su participación en esta competición que muchos han visto como un entrenamiento a la Ebau (Evaluación de Bachillerato para el Acceso a la Universidad).

María Mateo Motos, alumna del Atlantic School (Santa Brígida), quedó la primera en la fase local de la LV Olimpiada Matemática Española, celebrada el pasado 18 de enero en la Facultad de Ciencias de la Educación de la ULPGC. Un puesto que le valió un billete para la fase nacional, celebrada en Orense, de donde se trajo una "increíble" experiencia. "En la nacional no me clasifiqué pero me lo pasé súper bien. Cuando te vas fuera ves la realidad, que hay gente que tiene mucho talento y aprendí bastante además de que fue muy divertid, porque encima es que me encanta las mates", indicó la joven que quiere estudiar Matemáticas aplicadas a la Física en Londres.

María Mateo es un ejemplo de que hay que darle una oportunidad a las Matemáticas, además de evidenciar el papel que juegan los profesores en el despertar de las vocaciones. "Yo no recuerdo de pequeña que me gustaran, pero el año pasado mi profesor de mates empezó a ponerme problemas que son más´de pensar, me gustaron, se me daban bien, y terminé en la olimpiada".

Por ese motivo quiere contribuir a eliminar la mala prensa d esta materia. "Las matemáticas sirven para todo, porque te enseñan a pensar y, en mi opinión, te amueblan la cabeza".

Perder el miedo

Youhvang Yang, alumno de 2º de bachillerato del IES Támara en el sur de la Isla, se clasificó en el primer puesto de la fase local de las Olimpiadas de Física, y actualmente se está preparando para participar en la fase nacional. Su deseo es estudiar el grado de Física en la Universidad Autónoma de Madrid y anima a los jóvenes a que "miren sin miedo" esta asignatura. "La ciencia en general puede resultar difícil por ideas preconcebidas, no por lo que es realmente. Desde mi punto de vista es bastante bonita, es una ciencia que explica la naturaleza y como funciona el universo, hay que mirarla sin miedo, porque hay alumnos que antes de tener la asignatura ya tienen miedo por la reputación que tiene, pero realmente no es lo que piensa la gente".

Así lo corrobora Isac Añor Santana, alumno del Colegio Hispano Inglés, que alcanzó el 2º lugar en la fase local de las Olimpiadas de Física, y también acudirá a la fase nacional, que se celebrará próximamente. "Lo que más me ha gustado de las olimpiadas es que fueron como un examen Ebau, quizás más completo, y ha sido una preparación bastante sólida. Ahora nos preparamos para la parte nacional, y es muy divertido, he aprendido mucho", indicó el joven que quiere estudiar Ingeniería Informática en la ULPGC, "porque es de las carreras que más Matemáticas y Física tiene, junto con las ingenierías en general, y es un tema con el que he estado en contacto desde pequeñito y quiero aprender y avanzar más. Tampoco descarto hacer investigación, pero ya se verá".

Quien si tiene claro su futuro como investigador es José Carlos Martín Alonso, alumno de 2º de Bachillerato del IES Ingenio, finalista de las Olimpiadas locales de Biología, y finalista de las Nacionales, celebradas a finales de marzo. Ahora se prepara para ir a la fase Iberoamericana. "La experiencia ha sido súper constructiva, me ha enseñado muchos valores, y me ha motivado bastante en lo que respecta al tema de la investigación, el pensamiento crítico. Estar con gente tan diversa y de diferentes culturas en las nacionales ha sido lo mejor". Quiere estudiar Biomedicina en Sevilla, y no descarta en el futuro formar parte de los grupos de investigación que trabajan para frenar el cáncer.

Oportunidad

Quien no tiene vocación científica es Patricia Lorenzo Fey, alumna del Colegio Arenas Atlántico, primera en las Olimpiadas locales de Geología, y también participó en la nacional. Reconoce que la Geología es una asignatura con la que apenas había tenido contacto hasta ahora, y no pensó que le fuera a gustar tanto, por eso también recomienda a los alumnos a que le den una oportunidad. "La Geología no es una asignatura muy popular, y cuando te dicen de lo que va no te llama nada, pero cuando empiezas a estudiarla empiezas a comprender un montón de cosas del planeta en el que vives", asegura la joven. Curiosamente, su futuro académico irá por otros derroteros, dado que quiere estudiar el doble grado de Administración y Dirección de Empresas (ADE) con Derecho. "Sé que no tiene nada que ver, pero me gusta mucho la parte legal".

Patricia Lorenzo es una excepción entre el resto de compañeros que destacaron en sus respectivas competiciones. Además de los que aspiran a hacer ciencia, las ingenierías, (Aeroespacial, Telecomunicaciones, Naval), son otro de los caminos académicos que se abrirán el próximo año para muchos de ellos.

Compartir el artículo

stats