Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tercera Conferencia Internacional en Inmunología de Peces y Moluscos

El pez cebra abre las puertas a nuevos fármacos contra la anemia y la psoriasis

Victoriano Mulero presenta dos tratamientos más eficaces y de menor coste, fruto de los estudios con la especie marina cuya genética es muy similar a la de los humanos

El catedrático de la Universidad de Murcia Victoriano Mulero Méndez en el exterior del Auditorio Alfredo Kraus, en la capital grancanaria.

El catedrático de la Universidad de Murcia Victoriano Mulero Méndez en el exterior del Auditorio Alfredo Kraus, en la capital grancanaria. QUIQUE CURBELO

El pez cebra se ha convertido en la nueva cobaya para la investigación de tratamientos más eficaces, contra enfermedades como la psoriasis, la anemia y el cáncer. Estas son las principales líneas de investigación del especialista en Biología Celular de la Universidad de Murcia, el catedrático Victoriano Mulero, miembro del Instituto Murciano de Investigación Biosanitaria (IMIB), cuyos resultados fueron difundidos ayer en la última jornada de la Tercera Conferencia Internacional en Inmunología de Peces y Moluscos, organizada por el grupo de investigación en Acuicultura (GIA) del Instituto Universitario de Acuicultura y Ecosistemas Marinos Sostenibles (IU-Ecoaqua) de la ULPGC, en colaboración con la Sociedad Internacional de Inmunología de Peces y Moluscos.

"El pez cebra es un modelo de investigación muy potente, complementario a otros, que tiene algunas ventajas porque es muy pequeño, fácil de mantener y muy barato, transparente y con una alta similitud genética a la de los humanos (87%). Eso nos permite visualizar cualquier proceso biológico que queramos estudiar", indicó el profesor Mulero.

Su grupo de investigación se centra en la respuesta inmunitaria -defensiva-, a tiempo real de estos peces. "Eso no se puede hacer en ningún otro modelo de vertebrado como es el ratón, que es el modelo más utilizado. También, al ser tan pequeño y transparente, el pez cebra nos permite hacer escrutinio de fármacos. Si queremos identificar medicamentos para una nueva enfermedad, con este modelo se puede hacer de forma sencilla, a gran escala. Hablamos de que podemos probar miles de moléculas para ver si alguna es efectiva".

Entre los resultados de su trabajo, Victoriano Mulero presentó dos fármacos para tratar la psoriasis y la anemia de una forma más efectiva, que ya han sido patentados y están en proceso de licenciarse a empresas farmacéuticas para llevar a cabo ensayos clínicos. "Según se ha comprobado en los estudios preclínicos a través del pez cebra, además de mejorar la eficacia sobre las que ya se dispensan, minimizan los efectos secundarios de los pacientes afectados por estas patologías. Además, su coste de producción será bastante inferior para la industria farmacéutica porque son medicamentos de composición sencilla y fáciles de producir, por lo que se espera que sus precios de venta al público sean más asequibles en caso de no estar cubiertos por la seguridad social.

"Centramos nuestros estudios sobre todo en el terreno de la salud, en concreto, en inflamación crónica, y estamos muy centrados en la psoriasis, una enfermedad que afecta a un gran número de personas, y que no se puede curar porque no se sabe muy bien sus causas. Con este modelo de investigación del pez cebra intentamos identificar nuevas dianas terapéuticas que nos permita curar o al menos dar tratamientos más efectivos y con menos efectos secundarios".

En el caso de la psoriasis, el fármaco identificado, se utiliza actualmente para el cáncer, y ellos han comprobado que es eficaz en la psoriasis. "Ya se han hecho todos los estudios de toxicidad, de dosis en humanos..., y si lo pudiéramos aplicar a la psoriasis sería increíble", apuntó. De igual forma, han hallado un medicamento que es eficaz contra la anemia en enfermedades inflamatorias crónicas. "Lo hemos demostrado en modelos de pez cebra y de ratón y ahora queremos hacer un ensayo clínico para ver si funciona en los pacientes".

El cáncer es otra de sus líneas de investigación más reciente, basada en la inmunoterapia como tratamiento de futuro para las enfermedades oncológicas. "En este campo, trabajamos con las ventajas del pez cebra porque podemos visualizar como el sistema inmunitario responde al tumor gracias a esa transparencia, y probar fármacos que podamos potenciar la inmunidad contra el tumor. En concreto estamos empezando a trabajar con melanoma, que es el cáncer de piel más agresivo, gracias a un proyecto financiado por la Asociación Española Contra el Cáncer", apuntó.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats