Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista | Jaime Rojas

"La paz no es un fenómeno social sino individual"

"Queremos que las personas aprendan a regular sus emociones, se relacionen de forma menos destructiva", señala el físico e investigador

El físico Jaime Rojas Hernández, ayer en el Club LA PROVINCIA, antes del comienzo de su conferencia. JOSÉ CARLOS GUERRA

¿Cree sinceramente en que es posible generar paz en un mundo en conflicto, como afirmó en su conferencia de ayer?

Me gustaría pensar que sí. Trabajo en base a que es posible.

¿Cómo encajan sus ideas en la II Marcha Mundial por la Paz y la No Violencia?

Se trata de generar ideas acerca de cómo promover la paz en el mundo dados los diversos problemas que existen, tanto económicos, como políticos, medioambientales, sociales o de género, entre otros. Nosotros nos hemos enfocado en trabajar el aspecto psicológico de la persona porque creemos que la mayor parte de esos problemas son en realidad distintas manifestaciones de una misma crisis de conciencia. Queremos que las personas atiendan a sus propios procesos internos, emociones, pensamientos, temores, inseguridades, etc. De esa forma perseguimos que aprendan a regular esas emociones y pensamientos, a relacionarse consigo mismos y con los demás de una forma menos defensiva y destructiva. Pensamos que la paz no es un fenómeno social sino individual. Cada uno tenemos que hacer nuestros deberes para que ocurra porque, por arte de magia, porque la ONU o la UE avancen determinadas políticas, no va a suceder. No ocurrirá por medidas externas sino si cada uno de nosotros cambiamos.

¿Y qué aporta la Asociación Canaria para el Desarrollo de la Salud a través de la Atención?

Hacemos investigación. Ahora trabajamos en un artículo teórico que querría publicar para el próximo año y donde presentamos nuestras ideas a modo de teoría integrada psicológica y que esperamos que promueva investigación en torno a la paz, pero también a problemas psicológicos relacionados. Queremos hacer entender los factores que promueven nuestro sufrimiento y bienestar. Toda esa investigación perseguimos acercarla a personas en todo el mundo mediante talleres y cursos online a través de un campus virtual gratuito y solidario. Hay foros también donde la gente se puede comunicar tras hacer los cursos. Queremos que apliquen nuestras investigaciones a su vida cotidiana y aprendan a relacionarse consigo mismos de una forma más saludable y que ganen en conocimiento de sí mismos.

Describa los fines y los métodos de La atención al presente

Mi método es científico. Soy físico de formación. Me gusta medirlo todo, que las cosas sean operativas. Hemos desarrollado escalas psicológicas de las distintas variables de interés, tales como metaconciencia, defensividad, competencia o relación. Por medio de estas escalas podemos asignar un número a cada variable y cada persona que nos permite evaluar, con el paso del tiempo, el progreso de ese individuo en función de un curso o de circunstancias que transcurran en su vida. Podemos apreciar si la persona con el tiempo aprende a prestarse atención a sí misma de una forma menos defensiva, juiciosa, con menos autocrítica, aferrándose menos a cosas que le aportan seguridad. La persona empieza a generar una mayor sensación de bienestar, emociones positivas y cambia la forma de relacionarse consigo misma, siendo capaz de regular las emociones y pensamientos negativos. Todo eso forma parte de nuestro método de utilizar escalas para cuantificar y medir las variables de interés. Las hipótesis las contrastamos empíricamente a través de esas escalas.

¿Son oenegés estas organizaciones?

Sí, la Asociación Canaria para el Desarrollo de la Salud a través de la Atención es una organización sin ánimo de lucro, carente de fondos. Nunca cobramos ni por los talleres ni por la investigación. Es una iniciativa personal de mi familia aunque la hemos institucionalizado en una asociación por motivos legales.

¿Se desprende de todo esto un profundo sentimiento pacifista frente a la dinámica conflictiva del mundo?

Nos gustaría que lo que hacemos sirviera para promover la paz, tanto la personal como la social en el mundo, que resolviera muchos de los problemas que tenemos.

Además del tan oportuno pacifismo, desarrollan actividades relacionadas con la salud de las personas. ¿Cómo es el nexo?

Originalmente la motivación del trabajo era comprender cuáles eran las causas del sufrimiento humano. La idea de la paz surgió por la II Marcha Mundial. Nosotros, normalmente, intentamos comprender el origen de las emociones negativas y por qué las personas sienten que no son como deberían y les gustaría ser, por qué sentimos temor, angustia y qué está en las manos de cada uno para cambiar esa realidad. Nuestro trabajo ayuda a regular esas emociones negativas. Aplicamos el estudio de mindfulness de Domingo Quintana, un investigador de la ULL, que se ha llevado al ámbito de la geriatría a personas con diagnósticos de alzhéimer, para ver si esta técnica servía para promover el bienestar en esta personas que pueden sentir depresión, estados psicóticos o encontrarse muy solas. Quintana comprobó que con el mindfulness era posible reducir los psicofármacos e, incluso, eliminarlos.

¿Qué educación imparte la Asociación para la Salud a través de la Atención, que ya tiene 14.000 alumnos en todo el mundo a través de su plataforma digital?

A través del campus virtual planteamos nueve cursos. La gente se puede registrar de forma gratuita y elegir el curso que le resulte de más interés o también en base a la dificultad de cada curso. Este se va haciendo poco a poco. Es más bien práctico, no tanto teórico. Al realizarlo las personas van descubriendo en sí mismas un proceso de cambio. Después se manifiestan en los foros, comparten sus experiencias, hablan con individuos de los foros de otras partes del mundo o dicen si el curso les está ayudando en sus relaciones con los demás y también pueden contar con nosotros para aclararles cualquier duda.

Compartir el artículo

stats