Suscríbete desde 1,50 €/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista | Isabel Luján

"La alternativa a la cultura de la violencia debe sustentarse en la confianza"

"Los filósofos y profetas han insistido en la resolución de conflictos por el bienestar que supone vivir en paz", destaca la directora del Servicio de Mediación

Isabel Luján. J. PÉREZ CURBELO

¿De dónde surge la idea de escribir este libro?

Mientras proyectábamos el segundo Congreso Atlántico Tricontinental que se celebró en la ULPGC, en colaboración con el Grupo Europeo de Magistrados por la Mediación (GEMME) y la Universidad de La Laguna, en el que participaron figuras relevantes y de reconocido prestigio, tanto a nivel nacional como internacional dentro del mundo del conflicto y la mediación, tuvimos la idea de recopilar sus valiosos conocimientos y aportaciones en una obra. Consideramos que sería un honor para la ULPGC tener entre sus publicaciones un libro de estas características, por lo que supone tender puentes de acercamiento y entendimiento entre las personas.

¿A quién destacaría de los colaboradores?

Aunque unos sean más conocidos que otros o tengan más renombre, para mí todas las personas que participan son valiosas, pues cada una tiene su especialidad entre los diversos contextos y situaciones que se abordan en el libro. Es una puesta en común en el que los distintos profesionales reflexionan sobre las metas y los valores de su actividad y analizan los retos que los estudios de la mediación y de la convivencia tienen abiertos.

¿Esta obra ofrece alguna innovación acerca de la mediación como recurso de intervención para la gestión eficaz de los conflictos?

No cabe duda de que estamos en un mundo en constante cambio, donde se plantean intereses contrapuestos, surgen nuevas necesidades y las soluciones que antaño se proponían no son tan válidas o eficaces en la actualidad, por lo que hay que aportar nuevas perspectivas. Cada contexto necesita un posicionamiento abierto y flexible ante los nuevos cambios y las nuevas estructuras.

¿Pero recoge reflexiones y experiencias que sirvan al lector para resolver sus conflictos y mediar en diferentes contextos?

Todo el libro está lleno de reflexiones y experiencias sobre la diversidad de campos abordados. Sobre todo los estudiosos de la mediación podrán encontrar claves de formas de resolución de conflictos y de la eficacia del uso de la mediación en distintos contextos.

¿Cómo definiría esta obra?

Como un libro que habla de la convivencia y de la cultura de la paz como finalidad y de la mediación como instrumento que apuesta por la convivencia democrática y por la cohesión social. Una obra que defiende el diálogo cooperativo y la fuerza de la palabra frente a la existencia y hostilidad donde apenas se habla y se discute. Un ensayo que impulsa a la participación en la toma de decisiones sobre la vida, que promueve el respeto activo, donde se muestra interés por el otro y su mundo, se acepta al opuesto y aunque no se compartan las identidades se las respeta. Un libro en el que se habla de que facilitar el diálogo y la deliberación en contextos con identidades diferenciadas ayuda a la convivencia, porque se valora el reconocimiento del otro, su conocimiento, valor y respeto como elementos imprescindibles de la dignidad humana.

¿Qué es la conflictología?

Es la ciencia del conflicto, una actividad científico-profesional innovadora y exitosa que pretende abordar el conflicto de forma no violenta, Es un término impulsado por el autor del prólogo de nuestro libro, Eduard Vinyamata, que reseña que su objetivo es que las personas inmersas en un conflicto transformen su visión del problema con la finalidad de que, por sí mismos, recuperen el diálogo y generen propuestas favorecedoras de ambientes respetuosos, de ayuda mutua para que sus relaciones sean más armoniosas.

¿Es una disciplina científica?

Sin lugar a dudas, pues se centra en el estudio riguroso para la comprensión de los conflictos, y además, de aportar conocimientos y métodos para abordar el conflicto, busca el origen y las causas que lo generan desde una perspectiva holística global y no simplificadora. Está avalada tanto por un conjunto de conocimientos científicos como por un elenco de teorías contrastadas científicamente. Pero no lo realiza solo a nivel teórico sino que posee capacidades técnicas de aplicación práctica con el uso de estrategias y tácticas que ayudan a que las personas en conflicto encuentren por sí mismas la mejor solución y lleguen a acuerdos favorables y beneficiosos para ambas partes. Sus recursos son la conciliación, la negociación y sobre todo la mediación, una herramienta de eficacia probada para desarrollar valores, actitudes y comportamientos asociados a la cultura de la paz y la no violencia.

¿Si es uno de los oficios más antiguos de la humanidad como es que se conoce tan poco?

No es que no se conozca, sino que nos hemos movido más por la cultura del litigio en el objetivo de conseguir la victoria sobre el que discrepa. Por eso es necesario desarrollar nuevos referentes que nos permitan abordar el conflicto de forma no agresiva o violenta. Es imprescindible encontrar un espacio donde nuestra "relación" con los problemas y controversias sea más fluida de modo que, de la mano de expertos, nos posibilite elaborar propuestas creativas e integrales de resolución pacífica.

¿Viviríamos en un mundo mejor si se aplicase más la mediación?

No cabe la menor duda. La alternativa a la cultura de la violencia debe sustentarse en la confianza, el diálogo, la empatía, la capacidad de comprensión, el equilibrio de poder y la gestión adecuada de los conflictos para conseguir un adecuado ajuste personal y social que permita una convivencia armoniosa y pacificadora. Como indico en la presentación del libro, es preciso que las relaciones interpersonales sean un encuentro en el que se pase de una visión negativa y excluyente del otro donde prima el "tú o yo" a una visión positiva, integradora y cooperativa del "tú y yo", en el que se aprecie el diálogo auténtico como vía para gestionar y resolver los conflictos y en el que exista un respeto activo hacia las ideas de los demás.

¿Se puede afirmar que el mensaje de los grandes filósofos y profetas se ha distinguido por aportar ideas para superar conflictos con uno mismo y con los demás?

En todas las culturas y épocas ha habido una preocupación por entender los orígenes, las causas y las consecuencias de los conflictos. Aunque unos filósofos y profetas se hayan centrado más en los conflictos interpersonales, sociales y los elementos que los desencadenan y configuran como la agresividad, el ansia de poder o el miedo, y otros se hayan focalizado en los conflictos intrapersonales, todos han insistido en su resolución por el bienestar que supone vivir en paz consigo mismo y con los demás.

¿El libro aporta métodos para gestionar las tensiones y hostilidades en las relaciones familiares y laborales?

Se analizan métodos de gestión de conflictos no sólo en el ámbito familiar y laboral, sino en el sanitario, la mediación penal, la escolar, la intercultural, la intrauni-versitaria, el marítimo y aéreo, en requerimientos económicos, financieros, etc. Además se hace una reflexión muy interesante sobre la importancia de la modelización a la hora de resolver conflictos y el valor de la investigación en mediación y en convivencia para avanzar en la consolidación de esta disciplina científica.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats