Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El CEIP Aragón abre fronteras

El Colegio de El Batán enseña los "tesoros" culturales de Canarias a 34 profesores y alumnos de Bulgaria, Francia, Finlandia y Grecia

46

El CEIP Aragón acoge una jornada del proyecto Erasmus

"Dar la oportunidad a nuestros alumnos de relacionarse con niños de otros contextos culturales, que hablan otro idioma, el francés, para que vean la conexión que puede haber entre distintos países, e intentar mostrar todos los tesoros que cada uno, en su territorio, guarda". Así define Francisca Barroso Álamo, directora del Colegio Aragón, situado en el barrio capitalino de El Batán, el objetivo de Caja de tesoros ( Boit e Tresors), un proyecto que se enmarca dentro del programa europeo Erasmus+, y que esta semana cobra especial relevancia con la visita de 34 alumnos y profesores de cinco centros de Bulgaria, Francia, Finlandia y Grecia.

"El proyecto comenzó el curso pasado, dura dos años y finaliza en junio. Forma parte de la acción clave2 (KA2) sobre intercambio de buenas prácticas escolares entre instituciones educativas del programa Erasmus+. En nuestro caso, contamos con cinco centros educativos pertenecientes a Bulgaria, Finlandia, Francia y Grecia, y tiene una asignación presupuestaria de 36.258 euros", apuntó la directora del CEIP Aragón, destacando el reto de "promover la diversidad cultural entre el alumnado para valorar y compartir valores comunes".

Cursos

Aunque todo el colegio se ha implicado, sobre todo en la visita de la delegación europea, la mayoría de las actividades y las acciones de movilidad se han desarrollado con profesores y alumnos de 5º y de 6º. Así, el pasado curso tres profesores del colegio de El Batán visitaron un centro de la Isla Reunión, en Francia; y dos profesores y cuatro alumnos -dos de 5º y dos de 6º de Primaria-, viajaron hasta Bulgaria, para conocer de cerca la cultura y el sistema educativo del país.

"Esta semana somos nosotros centro anfitrión, recibimos la visita de 14 profesores y 20 alumnos de los cuatro países, que estarán con nosotros hasta el jueves", apunta Francisca Barroso.

Durante los cuatro días, la delegación visitante conocerá algunos de los lugares más emblemáticos de la Isla. Así, el programa de actividades diseñado comenzó ayer con el recibimiento en el colegio, en un acto emotivo en el que se ha implicado toda la comunidad del centro, desde profesores, alumnos, padres y personal de administración y servicios. De ahí bajaron al Terrero, donde se llevó a cabo talleres de petanca, y de lucha canaria. Almorzaron en la sede de la Orden del Cachorro Canario donde prepararon una comida típica canaria; y posteriormente, visitaron las Casas Consistoriales e hicieron un recorrido por la ciudad en la guagua turística. "Todo esto ha sido posible gracias a la implicación del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria con nuestro proyecto, estamos muy agradecidos", señaló la profesora Barroso.

En el acto de bienvenida participó la concejala de Educación, Carmen Lourdes Armas Peñate, maestra de profesión, quien destacó la importancia de proyectos educativos como el Erasmus+ que desarrolla el CEIP Aragón. "La educación es un pilar fundamental que contribuye al avance de un país, de una región, de una ciudad y, concretamente, de un barrio como El Batán, de la periferia, del Cono Sur. Este es un proyecto innovador, donde participamos con otros países y compartimos distintas experiencias, y el eje central son los idiomas", apuntó Armas, al tiempo que felicitó a los compañeros del Colegio Aragón por su trabajo "en este proyecto fantástico".

Para hoy está prevista la visita a Maspalomas, el miércoles a Tejeda, y el jueves a Agaete. "Vamos a enseñarles una parte importante de nuestra cultura, de nuestro patrimonio y nuestra gastronomía en diferentes zonas de la Isla".

En junio finalizará el proyecto europeo, en el que el colegio de El Batán ha trabajado duramente para lograr una serie de objetivos. Entre los mismos, figura desarrollar en el alumnado la conciencia europea, "trabajando con alumnos y alumnas pertenecientes a distintos contextos educativos y tomando conciencia de la realidad multicultural que nos caracteriza"; promover la diversidad cultural para apreciar y compartir valores diferentes; y permitir a los escolares interactuar con estudiantes de otros centros europeos, empleando el francés como lengua de comunicación en un entorno real. "Estamos llegando casi al final y podemos decir que ha sido un viaje muy bonito, a veces duro por lo que implica la movilidad de alumnos y profesores, pero muy recomendable".

Compartir el artículo

stats