Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista | Gustavo Barragán

"Internet puso de moda el 'lowcost', pero una operación no es un vuelo en avión"

"Me desplazaré a Gran Canaria una vez al mes para ofrecer mis servicios y una atención personalizada", anuncia este cirujano estético

El doctor Gustavo Barragán, ayer, en la clínica NAAC de la capital grancanaria. TONY HERNÁNDEZ

En ocasiones, se tiende a confundir la cirugía plástica con la estética. ¿En qué se diferencian ambas prácticas?

La cirugía plástica nace para reparar malformaciones congénitas, o bien, para tratar las secuelas que presentan aquellos pacientes que han sufrido quemaduras. Por tanto, esta práctica abarca la cirugía reconstructiva y la estética. Por su parte, esta última solo se dedica a ejecutar procedimientos que permitan mejorar el físico de las personas, como puede ser un aumento mamario, por ejemplo.

¿Cómo ha evolucionado la cirugía estética a lo largo de la última década?

En el transcurso de los últimos diez años la cirugía estética no ha evolucionado mucho. Si bien es cierto que a nivel tecnológico se ha registrado un avance importante en las endoscopias y en lo que concierne a las suturas y a las prótesis mamarias. Sin embargo, las técnicas quirúrgicas no han cambiado prácticamente nada. No obstante, si nos remontamos a las tres últimas décadas, se podría decir que ha sido la liposucción la técnica más revolucionaria.

¿Se ha logrado reducir los r iesgos que puedan surgir durante las intervenciones, e incluso, en los posoperatorios?

Sí. Esto ha sido posible por las mejoras tecnológicas y de los protocolos. Con el paso del tiempo, hemos ido rechazando todos esos tratamientos que tenían complicaciones, y que además incluían la pérdida de resultados. Un ejemplo lo pone el peeling de fenol, que ofrecía unos resultados extraordinarios, pero presentaba riesgos. De hecho, si se profundizaba demasiado en la piel se podían dejar cicatrices. En su lugar, ahora utilizamos el peeling de ácido tricloroacético, y más frecuentemente la dermoabrasión, entre otras técnicas menos agresivas.

¿Cuáles son las operaciones más demandadas?

Lo cierto es que va por rachas, pero si englobamos los aumentos mamarios, las elevaciones y las reducciones, podemos afirmar que la cirugía de pecho es lo que más se demanda. Además, hay que resaltar que el 90% de los pacientes que recurren a cualquier tipo de operación estética son mujeres. Ellas suelen optar por la cirugía de pecho cuando son jóvenes, mientras que a edades más avanzadas piden liftings o arreglos en los párpados (blefaroplastias). En el caso de los hombres, lo que más solicitan son las operaciones de párpados, las rinoplastias y las retrognatias, o lo que es lo mismo, las prótesis de mentón. Tengo que decir que hace unos seis años desarrollé una técnica de blefaroplastia que ha tenido una gran aceptación y que produce muy buenos resultados.

¿Existen tendencias estéticas por comunidades autónomas?

Todo depende de las edades. Hay que decir que en la Costa del Sol hay muchos jubilados, por lo que se realizan menos aumentos mamarios y más liftings. En el caso de Canarias, tengo muy buenas expectativas, pero como acabo de aterrizar, no puedo hablar al respecto. Sin embargo, si tenemos en cuenta que hay mucha población nórdica que se jubila y se viene a vivir a las Islas, me atrevería a decir que también los liftings tendrán mucho reclamo.

¿Qué tipo de procedimientos quirúrgicos realizará en Gran Canaria?

Mis especialidades. Entre ellas destacan la blefaroplastia, la rinoplastia, el aumento mamario, el lifting facial y la abdominoplastia. Me desplazaré a la Isla una vez al mes para ofrecer una atención personalizada.

En el caso del aumento mamario, que además es una de sus especialidades, ¿se puede decir que ahora las prótesis son más duraderas?

Eso es algo que todavía se tiene que comprobar. Hay que tener en cuenta que cuando sacaron las primeras prótesis se pensaban que iban a durar toda la vida, pero el tiempo demostró que estaban equivocados. Este hecho provocó que los laboratorios tuvieran que fabricarlas con las paredes más gruesas para que aguantasen más. En la actualidad, se ponen más prótesis retropectorales, pero también se ha demostrado que el propio movimiento del músculo pectoral las desgasta más rápido. Es cierto que ahora disponemos de unas prótesis nuevas, que además de ser más ligeras, prometen una mayor duración. Sin embargo, como llevan pocos años en el mercado, no podemos garantizarlo hasta que pase el tiempo, pues sería muy osado especular cuánto va a durar un material sin haberlo comprobado.

¿Qué opina de las ofertas tentadoras que ofrecer muchas clínicas estéticas?

Desgraciadamente, Internet ha puesto de moda el lowcost en todo, lo que ha llevado a muchos centros a aplicarlo también en la cirugía estética. La población tiene que ser consciente de que una operación de estas características no es un vuelo en avión y no es lo mismo que te opere una persona que otra. Por eso, es fundamental que los pacientes tengan referencias del cirujano que les va a intervenir. Además, hay que tener muy claro que lo que diferencia a un buen cirujano de uno malo son las estadísticas. Los buenos tienen muy pocos resultados malos y muchos sobresalientes, mientras que los malos todo lo contrario.

Su padre, el doctor Fernando Barragán, ha sido uno de los pioneros en aplicar la cirugía plástica en el territorio nacional. ¿Qué ha significado esto para usted?

Sin duda, ha sido mi gran referente y estoy más que orgulloso. Todo lo que sé, se lo debo a él.

Compartir el artículo

stats