Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Dos robots marinos cruzan el estrecho de Gibraltar bajo la supervisión de Plocan

La Plataforma Oceánica de Canarias lidera la misión internacional 'Del Atlantico al Mediterráneo' con vehículos autónomos 'saildrone' fabricados en Estados Unidos

Dos robots marinos cruzan el estrecho de Gibraltar bajo la supervisión de Plocan

Dos vehículos marinos autónomos de superficie, denominados saildrone, equipados con un conjunto de sensores meteorológicos y oceanográficos a bordo, cruzaron el pasado viernes, 6 de marzo, el estrecho de Gibraltar bajo la supervisión de la Plataforma Oceánica de Canarias. Dicha acción forma parte de la misión internacional Del Atlántico al mediterráneo-Atl2Med que, además del componente científico, tiene el objetivo de chequear la tecnología de estos robots marinos, fabricados en Estados Unidos, para medir la salud de los océanos.

"Es una misión de carácter internacional promovida por dos socios, el propio fabricante que es la empresa americana Saildrone, -cuyo modelo de negocio no es la venta de la etcnología, sino de los datos-, y la Infraestructura de Investigación Europea del Sistema de Observación Integrado del Carbono (ICOS-RI),dedicada al estudio del CO2 en la atmósfera y el océano. En torno a ambos se articuló esta misión, que se inició en Plocan, y en la que participan diez instituciones europeas de investigación", señaló Carlos Barreda, responsable del área de vehículos autónomos marinos de Plocan.

Para el complejo cruce del estrecho, una de las áreas con más volumen de tráfico marítimo, han intervenido la Universidad de Cádiz con su barco oceanográfico Ucadiz, el Instituto Hidrográfico de la Armada y Sasemar. La misión fue liderada por Plocan como responsable en Atl2Med para el tramo Atlántico en aguas españolas. "En Plocan adquirimos el compromiso de que, mientras estuvieran navegando por aguas españolas en el Atlántico, incluido el cruce del estrecho, nos encargábamos de la coordinación con las administraciones encargadas de permisos, control, tráfico marítimo...".

Origen

La misión internacional Atl2Med realizada con dos vehículos que se asemejan a una tabla de surf, diseñados por la empresa norteamericana Saildrone, se lleva a cabo en el Atlántico Centro Oriental y en el Mediterráneo, con el fin de validar medidas de CO2, entre otros parámetros biogeoquímicos y físicos del agua de mar, respecto a diversas estaciones de series temporales oceánicas, algunas de ellas con más de dos décadas de registros, por las que han pasado a lo largo de su recorrido desde que partió en octubre desde Gran Canaria con dirección a Cabo Verde y el Golfo de Cádiz.

"Desde el viernes ya están navegando por aguas del Mediterráneo, ahora están frente a Almería, pasarán por el este de Baleares, rumbo al sur de Francia, bordearán el oeste de Italia, cruzarán Sicilia y finalmente entrarán en el Adriático, hasta Trieste donde está previsto que finalice la misión, en el plazo de dos o tres meses", anunció Carlos Barrera. "Todo dependerá de las condiciones de viento, de forma que la velocidad puede oscilar entre dos y diez nudos si las corrientes son favorables, dado que es una tecnología muy optimizada".

Los vehículos son una plataforma móvil autónoma, que basa su sistema de propulsión en el viento. Están operados remotamente y de forma continuada en tiempo real por personal técnico cualificado de la empresa Saildrone, y tienen una componente tecnológica muy avanzada.

Inspirados en los barcos de regata, tienen una gran capacidad para albergar todo tipo de sensores a bordo, de menor y mayor tamaño. "Una de las novedades de los saildrone, respecto a los glider y otros vehículos no tripulados, es que tienen una eslora de siete metros aproximadamente, con lo cual disponen de espacio para poner un gran número de sensores, incluidos los de mayor volumen de peso. En este caso, llevan tecnología para medir el CO2, temperatura, salinidad, oxígeno disuelto, corrientes, oleaje... Tienen una carga útil muy completa, a nivel oceanográfico y de meteorología".

También están dotados con cámaras en la parte aérea, que le da información al operador, tanto del estado del propio vehículo, como de lo que ocurre a su alrededor, de forma que se incrementa la seguridad de la navegación en algunos tramos.

Compartir el artículo

stats