Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CRISIS DEL CORONAVIRUS Entrevista

"No tiene sentido generalizar los test diagnósticos a toda la población"

"Es muy importante diferenciar entre infección y enfermedad, el 80% de los infectados son asintomáticos ", expone Ana Sofía Ramírez, profesora de Epidemiología

La profesora Ana Sofía Ramírez. LP/DLP

¿Qué es lo que más sorprende del Covid-19?

Tanto el nuevo virus como la enfermedad eran desconocidos antes del brote de diciembre del año pasado en Wuhan (China). Es la primera vez que este virus afecta a humanos y esto es lo que lo hace tan peligroso, aunque en principio el virus no es más potente comparado con otros. Cuando un virus acaba de saltar de su hospedador original a otra nueva especie, suele ser poco eficiente, y en cambio este virus ha sorprendido a los científicos por su efectividad en la transmisión persona a persona. Al no haber tenido contacto con el virus con anterioridad, no tenemos inmunidad para luchar contra ella. Cuando el virus entra en el cuerpo humano, no tenemos defensas preexistentes que ayuden a eliminarlo. El hecho de que los síntomas en la mayoría de los infectados sean leves o inexistentes y que la vía de transmisión principal es la aerógena, junto con la alta contagiosidad ha hecho que el Covid-19 sea una amenaza global.

¿Se convertirá en una enfermedad estacional, o hay mecanismos para combatirlo?

Todavía no se sabe lo que va a pasar, ni está claro si el nuevo coronavirus se detendrá con la llegada de la primavera y verano, como pasa con el virus de la gripe estacional. En el hemisferio sur también enferman personas a pesar de estar a finales del verano.

¿Por qué es tan difícil dar con una vacuna antes de un año?

Hay que recordar que la vacunación es una estrategia de prevención y erradicación de enfermedades sobre todo víricas. Ejemplos del éxito de esta estrategia ha sido la erradicación de la viruela en humanos y la peste bovina en bóvidos. En general y con respecto a virus, existen 3 tipos de vacunas: las vivas atenuadas, las inactivadas y las vacunas de subunidades, recombinantes, polisacáridas y combinadas. En la mayoría de las vacunas, se necesita aislar y cultivar al agente infeccioso. Como los virus no se pueden replicar por sí mismo, necesitan de células vivas, lo que complica y ralentiza el procedimiento. Actualmente se está trabajando en el desarrollo de varias vacunas a contrarreloj, incluidos dos equipos españoles del CSIC. Esta urgencia ha favorecido que diferentes compañías de diversos países colaboren para intentar conseguirlo. Lo primero es crear las vacunas y luego tienen que demostrar que son eficaces. Y a su vez tienen que ser seguras, para no provocar ninguna enfermedad en las personas vacunadas. Gracias a tanto esfuerzo hay esperanza de desarrollar una vacuna para este nuevo coronavirus. Los primeros ensayos en humanos de vacunas potenciales coronavirus ya han comenzado para confirmar si, son seguras y si inducen una respuesta inmune robusta.

¿Para cuándo tratamientos efectivos?

En las enfermedades víricas lo mejor es la prevención. Pero como hasta la fecha, no hay ninguna vacuna ni medicamento antiviral específico para prevenir o tratar la Covid-19, los enfermos reciben tratamiento para aliviar los síntomas. Si bien se están usando tratamientos desarrollados para otras patologías (antipalúdicos, antiretrovirales, antiébola?) en los enfermos más graves. Se está investigando el desarrollo de distintos tratamientos farmacológicos específicos. Hay ensayos de bioseguridad en curso para valorar su efectividad frente al Covid-19 en cultivos celulares. No obstante faltarían los ensayos preclínicos con animales y luego los ensayos clínicos sobre humanos. Al igual que en el caso de las vacunas, se quiere verificar su eficiencia y seguridad. En el caso de investigar tratamientos antivirales existentes como los utilizados frente a la gripe y el Sida, el tiempo necesario para demostrar su eficacia frente al Covid-19 se reduciría, ya que se conocen que son seguros. Por lo tanto, es posible que un nuevo tratamiento pueda surgir rápidamente.

¿Se puede generalizar los test de diagnóstico, o agilizar sus resultados?

Los test de diagnóstico están dando resultados en el plazo de horas, por lo que es difícil dar un resultado con más anticipación. Tampoco tiene sentido generalizar los test a toda la población. En general, este tipo de pruebas permiten obtener resultados con una sensibilidad y especificidad excelentes, lo que quiere decir que son muy fiables. Pero, aunque han aparecido varios test para diagnosticar el Covid-19, poco se sabe de la fiabilidad de la mayoría de ellos. China tuvo problemas de sensibilidad en sus primeros test, ya que solo detectaban el coronavirus entre el 10-50% en infectados y sobre todo fallaba en la detección temprana del virus, seguramente por la baja carga vírica en ese momento. El generalizar los test lo único que se va a conseguir es aumentar el número de positivos de personas infectadas, pero que no tienen síntomas o éstos son muy leves. El que te den ese resultado no va a cambiar nada tu situación, ya que no necesitas tratamiento específico, pero sí puede crear alarma y colapsar más aún los servicios sanitarios. Bajo el Estado de Alarma todos tenemos que estar confinados y seamos positivos o negativos, al estar aislados no vamos a seguir diseminando el virus, por lo que no vamos a alterar la evolución de la epidemia. También es muy importante diferenciar entre los conceptos de infección y enfermedad, porque cada vez que dicen que alguna persona pública es positivo, parece que está enfermo de gravedad, cuando más del 80% de los infectados son asintomáticos o presentan un cuadro leve.

¿Cuándo se podrá ver los efectos del aislamiento?

Ya se están viendo los resultados de estar todos recluidos, de no haberlo hecho, el número de casos sería a día de hoy mucho mayor. Y para ponerle un poco de humor a este tema, hay un mensaje de whatsapp circulando que dice que como nos hemos quedado en casa, hay trillones de coronavirus que no han podido encontrar un nuevo huésped y han muerto, que hay que contar también las bajas del enemigo para mantener la moral alta.

¿Nos vamos a encontrar en el futuro con situaciones similares a esta pandemia, nuevos coronavirus que amenacen con colapsar los sistemas sanitarios?

Lo más seguro es que sí. Cada cierto tiempo aparece una pandemia que proviene de virus animales. Lo que habrá es que tener un plan de contingencia para evitar el colapso del sistema sanitario. El brote de SARS comenzó en 2003 duró hasta 2004, mientras que el brote de MERS se inició en 2012 y aún está activo. Desde el punto de vista epidemiológico, una enfermedad que se trasmite vía respiratoria de forma efectiva es imposible de contener, lo que se puede hacer es retrasar su difusión. En el caso del SARS fue casi milagroso que se consiguiera parar eventualmente la epidemia y se debió a un cúmulo de circunstancias. La primera fue el aumento de la inmunidad comunitaria (por estar ya infectados, ser inmunes o por muerte) de la población. Y la segunda fue la transmisibilidad del virus disminuyó su eficiencia, debida a la presencia de una mutación genética.

¿Qué se puede aprender de esta situación?

Yo creo que esta pandemia se va a quedar en la memoria colectiva durante mucho tiempo. Y como lo más seguro es que vuelva a repetirse, habrá que estar preparados para reaccionar más rápidamente.

Compartir el artículo

stats