Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CRISIS DEL CORONAVIRUS Entrevista a Yaiza Gómez Mejías

"No se ha dado ningún caso de contagio del virus de mascotas a humanos"

"Tanto a los perros como a los gatos hay que facilitarles áreas de la casa donde puedan jugar y estar en soledad", afirma la veterinaria

La veterinaria Yaiza Gómez junto a una de sus mascotas preferidas y de las que posee amplios conocimientos. ALEJANDRO ROSALES

Los animales de compañía comparten el encierro de sus dueños, pero no saben la razón. ¿Cómo procesan el cambio en la casa?

Depende de donde vivan. En el campo, cuando hay terreno abierto disponible el estilo de vida no cambia mucho. Sí lo hace para los animales que vivan dentro de un piso porque la frecuencia de los paseos aumenta o disminuye y la convivencia intensa con las personas sí les puede afectar. En los perros tenemos que procurar no causar problemas en el futuro porque se pueden acostumbrar a estar con nosotros todo el tiempo, algo que les encanta y a los gatos les puede ocasionar estrés porque son mascotas que suelen disfrutar más de su independencia y el tenernos todo el tiempo alrededor origina cambios que, a lo mejor, no les sientan tan bien, por lo que hay que tomar medidas para evitar posibles problemas.

¿Cuáles son las recomendaciones, entonces, para gestionar nuestra vida de aislamiento con los animales? ¿Qué hacemos, por ejemplo, con los perros?

Con los perros en casa hay que promover una cierta independencia del animal, facilitándole el acceso a un área de seguridad en que no haya humanos para que mantenga esa capacidad de estar en soledad. También hay que proveerlos de una estrategia, de un lugar donde refugiarse de los ruidos, que les ayude a afrontar el miedo que pueden desencadenar los inusuales que están surgiendo para gente que vive cerca de hospitales, por ejemplo, donde se están poniendo en marcha sirenas para celebrar la labor de los sanitarios.

¿Y con los gatos?

Además de lo dicho hay que poner en práctica el enriquecimiento ambiental que consiste en disponer de suficientes recursos para que puedan manifestar todos sus comportamientos naturales, es decir, la bandeja de la arena, los comederos, bebederos, los lugares de descanso y los sitios donde esconderse.

¿Y el contacto en estos días de los niños con las mascotas?

Hay que gestionar el contacto intenso que tienen ahora porque no son juguetes y la cuarentena puede suscitar impaciencia. No se puede utilizar a las mascotas como forma de desahogo sino que también les debemos un respeto.

¿Qué hay que hacer cuándo sacamos a los perros a pasear?

A ser posible utilizar una correa un poco más larga de lo habitual para que hagan más ejercicio porque ahora no nos dejan que corran sueltos. Tenemos que permitir que olfateen por donde pasen, que reciban estímulos del exterior, aunque hay que limitar mucho el contacto que tienen con otros seres vivos. Al llegar a casa se recomienda lavar con agua y jabón las almohadillas, la cola y el hocico.

¿Es cierto que aunque las mascotas no cojan el coronavirus lo pueden transmitir?

No lo transmiten activamente. Pueden actuar como vehículos, pero igual que un objeto inanimado, es decir, como una mesa o cualquier superficie material sobre la que se estornude o tosa y se pueda depositar el virus. Por eso hay que tomar precauciones con los perros.

Sin embargo, los gatos no salen de casa?

Hay que evitar, por ejemplo, que los vecinos acaricien al gato, evitar que salten a casa de los vecinos, etc. Los gatos urbanos, como están en pisos, no suponen ningún peligro, pero en el campo hay que tener cuidado de que no pase de una vivienda a otra.

¿Ha habido algún caso de contagio del Covid-19 por mascotas en Canarias?

No.

En sentido contrario, ¿contribuyen a aliviar la pesadumbre del contagio?

Muchísimo. Hay muchas personas que viven solas acompañadas únicamente por su mascota, por lo que su papel, ahora mismo, es fundamental para aliviar esa soledad.

¿Cuáles son los trastornos más habituales de conducta de las mascotas?

La ansiedad por separación en los perros y el estrés en los gatos.

¿Y el tratamiento más adecuado una vez termine el aislamiento?

Hay que prevenir esa ansiedad dándole espacios de tiempo durante el día para que esté solo teniéndolo entretenido con juguetes a su disposición. Al gato hay que dejarle también su espacio de juegos y respetar su intimidad dejándole un lugar constante donde tenga privacidad.

Al pasar más tiempo con ellos también podemos entretenernos más con los animales. ¿Qué se puede hacer que normalmente no hagamos?

Hay una web muy recomendable en inglés, pero que se puede comprender aunque se desconozca el idioma y se llama foodpuzzlesforcats.com donde se explica cómo fabricar con rollos de papel higiénico y elementos del hogar puzles para alimentar a los gatos y que les resulte un poco más complicado encontrar la comida, un poco como si vivieran para cazar en su medio natural donde les cuesta disponer del alimento. Para los perros existe un juguete similar llamado kong, que se encuentra en tiendas de animales y se rellena con comida que la mascota se entretiene en extraer. Hay también múltiples juegos disponibles en línea para que compartamos con los gatos, sobre todo les gusta mucho una vara que tiene un hilo del que cuelga una pluma y que persiguen cuando movemos la vara. Para perros, los juegos de siempre, tales como ir a buscar la pelota, que implican más el contacto físico.

¿Qué opina de que estos días la gente saque a pasear más a sus mascotas para tener una excusa de salir también de su hogar?

Los perros deben estar muy contentos, aunque algún caso excepcional sufra de estrés por salir tanto. El problema que veo con respecto a la gestión de la cuarentena es que si los vecinos comparten el perro para sacarlo a pasear al tocar todos al animal pueden depositar el virus que se puede transmitir a uno de ellos.

En el caso en que se provocaran trastornos en el animal, ¿cómo se resuelven?

Habría que consultar con un etólogo, experto en la conducta o con un veterinario especializado en comportamiento.

¿También se diferencian las reacciones según la raza?

En gatos hay menos selección genética, pero en los perros sí existe una clara predisposición genética, sobre todo en cuanto a actividad, es decir, que hay razas mucho más activas que otras. Estos niveles pueden provocar estrés, en un momento dado, por la falta de recursos para manifestar su comportamiento natural.

¿Qué debería hacer un dueño afectado si su animal de compañía se le hace insoportable durante la cuarentena?

Lo más probable es que la persona tenga que estar aislada y desee mantener al animal consigo. pero la mascota va a necesitar cuidados que, seguramente, no va a poder darle, por lo que lo más conveniente es que pase a manos de quien la pueda cuidar hasta que vuelva a su hogar. En caso contrario, deberá pasar toda la cuarentena con la persona enferma para evitar ser vehículo de transmisión.

Hay gente que abandona a los animales por miedo a que estos les contagien?

Es un problema grande, sobre todo, por la mala interpretación de los mensajes que se comunican en los medios sociales. El pánico ha hecho que se lean rápido y mal, lo que ha influido en el nivel de abandonos, pero esto ocurre en todas las crisis económicas como esta, que lo es, aparte de sanitaria. La gente se desprende de las mascotas cuando ve que no va a llegar a fin de mes.

Si alguien tiene que acudir ahora mismo al veterinario, ¿cómo están funcionando en el Archipiélago?

Los veterinarios están haciendo un triage, decidiendo qué consultas atender por teléfono y cuáles, necesariamente, de forma presencial. Se atiende a puerta cerrada, al animal, pero se evita el contacto con el propietario manteniendo cierta distancia con él.

Compartir el artículo

stats