Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CRISIS DEL CORONAVIRUS

Canarias baja de los 900 casos activos y el freno en los contagios se afianza

Ayer se produjo una defunción y se constataron seis nuevos contagios

Desescalada en Canarias | Así estaba la calle Triana en el inicio de la fase 0 en Las Palmas de Gran Canaria

La vida empieza a volver a las calles y los pequeños comercios comienzan a despertar del estado de hibernación en el que han estado casi dos meses. El regreso a la actividad ha sido posible gracias al cumplimiento de las estrictas medidas de confinamiento impuestas el 14 de marzo con el inicio del estado de alarma. El distanciamiento físico y la intensificación de determinadas pautas higiénicas ha ayudado a que la tasa de contagio se reduzca a niveles que los especialistas consideran adecuados como punto de partida para empezar a construir la "nueva normalidad". El índice reproductivo básico (R0) del coronavirus en Canarias está en el 0,6. Esto quiere decir que cada contagiado es capaz de transmitir el agente patógeno a menos de una personas. De esta manera, la expansión de la Covid-19 se frena paulatinamente. La media nacional de R0 está en 0,69.

En las Islas se ha logrado poner freno a los nuevos contagios y las altas se han incrementado. Esto ha facilitado que el número de casos activos en el Archipiélago alcance cotas que no se registraban desde el 26 de marzo. Actualmente hay 899 positivos que permanecen activos. Esto supone que cuatro de cada diez personas afectadas por el virus en las Islas ya ha superado la enfermedad.

Otro de los parámetros que ha sido determinante para iniciar la vida fuera de los hogares es el ritmo de crecimiento en el número de casos diagnosticados. Antes del confinamiento, el número de positivos detectados en España crecía al 35%. Sin embargo, ayer en Canarias el incremento fue del 0,27%, ya que sumó solo seis casos, por lo que el acumulado es de 2.231 contagios diagnosticados.

La receta de la Organización Mundial de la Salud para ganar al coronavirus pasa por hacer test a la población. La clave está en aislar a las personas infectadas y rastrear y poner en cuarentena sus contactos. Corea del Sur se ha convertido en el principal ejemplo de éxito de este modelo. Desde que se inició la pandemia que ha paralizado a medio planeta, el Servicio Canario de la Salud (SCS) ha realizado un total de 70.915 pruebas PCR (Reacción en Cadena de Polimerasa) para el diagnóstico del Covid-19 a 58.273 personas. Esto supone que solo el 2,7% de la población del Archipiélago ha sido cribada.

En este sentido, el SCS ha redoblado esfuerzos en la última semana para aumentar el número de pruebas diagnósticas. Según los datos publicados por el Ministerio de Sanidad, las Islas son la región que ha realizado un mayor incremento, con un 47%, frente a la media nacional que se sitúa en el 27%. En total, según refleja la estadística, hasta el día 30 de abril se habían realizado 66.015 test. La tasa de PCR por cada mil habitantes en Canarias es de 29,7, cifra que está ligeramente por encima de la media nacional, que se sitúa en 28,6.

A pesar de que el ritmo de las altas se ha ralentizado en la comunidad autónoma con respecto a la semana anterior. Ayer se confirmó que 14 personas lograron superar la Covid-19, por lo que ya son 1.190 los contagiados que han dejado atrás la enfermedad. Esto es un 53% del total de los afectados por el virus en las Islas.

En el lado negativo de la balanza están las defunciones, que ya suman 142 en el Archipiélago y la última se produjo en Tenerife durante el día de ayer. Esta enfermedad respiratoria es especialmente letal entre las personas de edad avanzada puesto que más de la mitad de los fallecidos superaban los 80 años. Las residencias de ancianos se han revelado como uno de los puntos más vulnerables de la crisis sanitaria. En Canarias han fallecido, al menos, 16 usuarios de centros de mayores, un 11% del total de los fallecidos en la comunidad autónoma.

Bajan las hospitalizaciones

El grupo de profesionales más expuestos al Sars-CoV-2 han sido los sanitarios. Un total de 579 miembros de los equipos de medicina y enfermería de los hospitales canarios se han visto afectados por el agente patógeno. Esto supone que uno de cada cuatro contagiados en el Archipiélago son sanitarios.

Según los últimos datos detallados por la Consejería de Sanidad, 919 personas han necesitado ser hospitalizados con motivo de la infección por coronavirus, cifra que no se engrosó en la jornada de ayer. De ellas, 176 precisaron ser atendidos en una cama de las unidades de cuidados intensivos. Hay que destacar como señal de control de la pandemia que hace cuatro días que no ingresa en la UCI ningún contagiado en las Islas.

La semana pasada, la séptima de confinamiento, el número de personas hospitalizadas fue el más bajo desde que se inició el estado de alarma, con 38, y lo mismo ha ocurrido en relación a los ingresos en UCI, que se han quedado en cuatro, la mitad que en la semana anterior.

La isla más devastada es Tenerife, que suma 1.506 casos confirmados y 99 fallecidos. En Gran Canaria se han constatado 545 contagios y se han registrado 36 defunciones. La Palma acumula 77 positivos y tres muertos, mientras que Lanzarote suma 71 contagios y cuatro fallecidos. La situación de estas dos islas está estabilizada desde finales del mes pasada. En Fuerteventura solo quedan dos casos activos, de los 24 que se confirmaron en la isla. La Gomera, con siete casos, y El Hierro, con uno, están libres de coronavirus desde hace semanas, dado que todas las personas afectadas por el patógeno están dadas de alta epidemiológica.

Compartir el artículo

stats