El número de llamadas de mujeres que alertan de violencia machista desde el inicio del estado de alarma, y 51 han sido derivadas a casas de acogida, ha informado este martes el Instituto Canario de Igualdad, que avisa de que aumentará el riesgo con la desescalada.

La directora el Instituto Canario de Igualdad (ICI), Kika Fumero, ha asegurado en rueda de prensa que los datos "hablan por sí solos" y ponen de manifiesto el incremento de la violencia con la etapa de confinamiento, pues en abril se registraron 736 llamadas de emergencia por peligro evidente a la vida de mujeres y menores. Esta cifra supone 183 llamadas más que en el mismo mes de 2019.

Coronavirus en Canarias | Kika Fumero agradece a India Martínez la difusión de 'Mascarilla - 19'

Asimismo desde el 14 de marzo, inicio del estado de alarma, se ha activado en 143 ocasiones el Dispositivo de Emergencia para Mujeres Agredidas (DEMA) (un 31 por ciento más que en el mismo período del año pasado) y de esta cifra, 51 alertantes han tenido que ser alojadas, junto a sus hijos, en casas de acogida.

Como aspecto positivo la directora del ICI subrayó que han aumentado en un 21% las llamadas procedentes de alertantes accidentales, un dato contrario a la tendencia "de no querer llamar para no meterse en líos o por temor a alguna represalia".

Esto revela una mayor conciencia por parte de la ciudadanía y de que la labor de sensibilización "está calando" y logrando que las personas se posicionen, lo que redunda en que las mujeres se sientan más seguras y protegidas a la hora de dar un paso y pedir ayuda.

Pero también hay que tener en cuenta, prosiguió Kika Fumero, de que la llamada "luna de miel" del confinamiento ahora es inexistente y se traduce en una mayor violencia en los hogares y una tensión mayor en la convivencia.

A medida que se vaya entrando en el período de desescalada, el ICI teme que se producirá un repunte de llamadas porque, afirma Fumero, habrá mayor número de mujeres que quieran dejar la relación y pedirán la separación o el divorcio.

Ello aumentará el riesgo de violencia porque "cuando una mujer se planta y dice hasta aquí, me voy, es cuando se producen más agresiones físicas e incluso asesinatos y tenemos que incrementar la vigilancia y la presencia en redes para que estas mujeres no se sientan solas", advirtió.

"Deben saber que están protegidas y que estamos ahí para ayudarlas", continuó la directora del ICI, que recordó que desde el inicio del confinamiento se diseñó un plan de seguridad en cuatro bloques y accesible a mujeres con discapacidad física, intelectual y comprensivo para extranjeras, a pesar de que también este organismo admite que hay una brecha digital difícil de salvar.

Asimismo subrayó que las 18 mujeres que han hecho uso del sistema de alerta de violencia machista en farmacias "Mascarilla 19" son un reflejo de la situación y el hecho de que esta campaña "haya caminado sola" tras su implantación en varios países del mundo se debe "a una triste noticia: la violencia de género es universal".

Esta campaña se utiliza ya en más de 16.000 farmacias de España y en Canarias se extenderá más allá del fin del confinamiento a petición de los colegios de farmacéuticos de las Islas.