Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis del coronavirus Las consecuencias del confinamiento en la población geriátrica

El Colegio de Médicos demanda más vías peatonales para el paseo de los mayores

Advierte que barrios como Schamann o Arenales necesitan corredores ya - Respalda la propuesta vecinal de conecta a pie Santa Catalina con la Alameda de Colón

Un hombre pasea por la calle Mayor de Triana.

Un hombre pasea por la calle Mayor de Triana. JUAN CASTRO

El Colegio Oficial de Médicos de Las Palmas demanda la creación de corredores peatonales en los barrios de la capital grancanaria para facilitar el paseo de los mayores y evitar que el confinamiento tenga unas consecuencias adversas sobre la salud de este colectivo. La creación de estas vías para recorrer a pie, que ya se están poniendo en marcha en otras ciudades españolas como Valencia o Zaragoza, cumplen la doble función de evitar las aglomeraciones durante la pandemia y acercar los paseos peatonales a la mayor parte de la población. La entidad ha mostrado su apoyo a la creación de una vía peatonal que una el parque Santa Catalina con la Alameda de Colón a través de Alcaravaneras y Arenales, propuesta por un grupo de vecinos de esos barrios.

Pedro Cabrera, presidente del Colegio de Médicos, advierte que "no se trata de una cuestión de comodidad, sino de un interés realmente sanitario". Al respecto explica que la pérdida muscular que afecta a la población mayor cuando no hace ejercicio es "difícilmente recuperable".

"Las personas mayores, los que tienen por encima de 75 u 80 años, cuando se quedan sin hacer ejercicio varias semanas como está ocurriendo ahora por el confinamiento, sufren una pérdida muscular muy acelerada. No es como la gente joven que se recupera rápido, incluso hay ancianos que pueden que no la recuperen. Por eso, lo que nosotros proponemos, pensando fundamentalmente en la población geriátrica, es la creación de accesos peatonales amplios cerca del portal de sus casas", señala Cabrera, quien añade que no todos los mayores viven cerca de zonas peatonales como la Avenida Marítima, el paseo de Las Canteras o Triana. "Muchos necesitan ir en coche" a esas zonas, aclara.

A su juicio, en la capital grancanaria hay barrios como Alcaravaneras con calles transversales como Italia o Blasco Ibáñez, que se pueden peatonalizar, o el caso de Arenales, Suárez Naranjo, Ángel Guimerá y Carvajal que atraviesan todo el barrio. En Schamann, recuerda, están Doña Perfecta o Pío Coronado. "En todos estos barrios vive mucha gente mayor y esas calles son magníficas para peatonalizar. Estamos hablando de ponerlo en marcha hasta que acabe el confinamiento y sus fases, una cosa que es muy fácil de hacer, sólo permitiendo el paso de los coches de los residentes a los garajes", destaca Cabrera, quien añade que estas actuaciones sencillas facilitarían que "nuestros ancianos, que son por los que tenemos que batirnos el cobre ahora, hagan ejercicio. Muchos de ellos no se atreven a caminar si no tienen un paseo en la puerta de su casa, en la calle de al lado o en el barrio".

Cabrera considera que en estos momentos es algo necesario para preservar la salud de los mayores, pero cree que, al margen del confinamiento, esta ciudad necesita más senderos peatonales. "A lo mejor, de la pandemia aprendemos el beneficio de vivir con menos ruido, menos contaminación y que sea más apacible estar en la calle y pasear. Si de esta desgracia aprendemos algo, esta podría ser una de ellas", sostiene. Pedro Cabrera ve necesario apoyar iniciativas como la del colectivo vecinal que lleva varios años pidiendo un corredor peatonal entre Santa Catalina y la Alameda de Colón. "El Colegio de Médicos apoyó esa propuesta en su momento. Es bueno airear esas iniciativas. Yo creo mucho en la sociedad civil y la gente tiene derecho a plantear cosas y las autoridades deben escucharlos y hacerlas si es factible".

Compartir el artículo

stats