Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis del coronavirus Situación sanitaria en Canarias

El Negrín participa en el primer estudio clínico sobre los signos del virus en la piel

La investigación clasifica en cinco grupos las manifestaciones cutáneas en pacientes con coronavirus y su relación con la evolución y la gravedad de la enfermedad

El Negrín participa en el primer estudio clínico sobre los signos del virus en la piel

El Negrín participa en el primer estudio clínico sobre los signos del virus en la piel

El Hospital Universitario de Gran Canaria Doctor Negrín participa en el primer estudio clínico sobre los signos en la piel de la Covid-19 en pacientes diagnosticados o con sospechas de la enfermedad. Se trata de un informe multicéntrico, coordinado por Gregorio Carretero, jefe del Servicio de Dermatología del Negrín; y las dermatólogas Cristina Galván, del Hospital Universitario de Móstoles en Madrid, y Alba Català del Hospital Plató de Barcelona, y en el que han participado más de cien especialistas del país pertenecientes a la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV). La investigación, pionera en el mundo, clasifica en cinco grupos las manifestaciones cutáneas en pacientes con coronavirus y su relación con la evolución y la gravedad de la enfermedad.

"Este estudio surge de una evidencia clínica. Desde que empezó la pandemia muchos médicos y dermatólogos empezamos a tener notificación de una serie de manifestaciones cutáneas que sorprendía por su repetitividad y aparición brusca en un corto período de tiempo, que es una de las características que a los médicos nos hace sospechar de que algo externo está provocando que surja todo esto a la vez", señaló el doctor Carretero. Para elevar dichas sospechas a categoría de evidencia científica, se planteó la realización de un estudio multicéntrico que incluyera observaciones clínicas en todo el país. Así fue como se gestó este ensayo nacional Descripción de las manifestaciones cutáneas de Covid-19 codirigido por Cristina Galván, Alba Català y Gregorio Carretero.

En tiempo récord, elaboraron una aplicación online que permitió la colaboración de dermatólogos de la AEDV, consistente en referir mediante imágenes y cumplimentar un cuestionario sobre las manifestaciones clínicas que observaban en pacientes con prueba positiva para Covid-19, o que, aún no teniendo prueba, estuvieran diagnosticados con signos de la infección -fiebre, dolor de garganta, neumonía, pérdida de olfato o gusto-; además de referir las manifestaciones cutáneas que hubieran aparecido en las dos semanas previas al diagnóstico del Covid y en las semanas siguientes a su posible alta.

De esta forma los investigadores lograron estudiar más de 400 casos y caracterizar esas manifestaciones en la piel, que fueron agrupadas en cinco patrones diferentes: erupciones similares a sabañones en zonas acrales (19%); erupciones vesiculosas (9%); lesiones urticariformes (19%); erupciones máculo-pápulosas (47%) y livedo-reticularis o necrosis (6%). "Esta es una parte muy importante en los estudios epidemiológicos, porque lo primero es caracterizar la enfermedad. Vimos que, en el contexto de la Covid-19 pueden aparecer diferentes tipos de manifestaciones cutáneas que logramos clasificar en cinco grupos", indicó Carretero.

El siguiente paso fue ver que relación guardan las erupciones con la gravedad del proceso Covid en el paciente. "Pudimos comprobar que, de forma ascendente, iban desde un grupo de manifestaciones cutáneas totalmente benigno, que prácticamente se asociaba a casi ningún síntoma, hasta el quinto grupo que era el más grave, y que se presentaban en pacientes que acababan en la UCI o incluso morían. De tal forma que, no sólo reconocemos ciertas manifestaciones cutáneas sino que por su tipo, el estudio nos dice qué podemos prever o ver la relación con la gravedad que el paciente está teniendo a consecuencia de la infección por coronavirus".

Los investigadores comprobaron que las pseudo-sabañones son las manifestaciones más recurrentes en jóvenes y se asocia a pacientes que cursan la Covid-19 de forma muy leve; mientras que las más frecuentes son las erupciones máculo-pápulosas y las lesiones urticariformes, que suelen aparecer en todo el cuerpo (tronco, pecho, abdomen, espalda?) menos en dedos y manos. Las livedoides o isquémicas, las menos frecuentes, se asocian a personas mayores y a mayor gravedad de la enfermedad por coronavirus.

Desencadenante

En este sentido, el doctor Carretero hizo especial hincapié en que dicha investigación evidencia que en torno al 20% de los pacientes con Covid-19 presentan síntomas en la piel, pero no demuestra que cada una de esas manifestaciones cutáneas las produce directamente el virus. "Hemos comprobado que, en un escenario de pacientes Covid, con fiebre, tratados con medicamentos para infección y con fármacos para otras enfermedades que padecen, o por la evolución de la propia enfermedad, en algún momento también hay manifestación cutánea, y calculamos que eso ocurre en el 20%. Pero no sabemos si se debe al virus, a la fiebre o a la inflamación que produce el cuerpo. Se sabe que el virus no mata directamente, desencadena en el organismo una tormenta inflamatoria que es lo que mata al paciente".

La investigación sigue abierta y el siguiente paso será aclarar si el SARS-CoV-2 es la causa directa de las manifestaciones cutáneas, o si éstas aparecen por otro mecanismo que el virus desencadena, sin ser el culpable directo.

"Hay que descubrir si el virus es un desencadenante o causante directo. Pero ya podemos reconocer ciertas erupciones cutáneas, caracterizadas gracias al trabajo publicado, para que cualquier clínico, ante la observación de alguna de ellas, tenga la sospecha de que el paciente pueda tener un Covid y hacerle las pruebas diagnósticas para confirmarlo o no", concluyó el jefe de Dermatología del Negrín. Carretero destacó la importancia del trabajo de colaboración de muchos dermatólogos del país, del apoyo de la AEDV y, en especial, del esfuerzo de las especialistas Galván y Català.

Compartir el artículo

stats