Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis del coronavirus

Educación trabaja para reabrir los centros educativos la próxima semana

Los alumnos de los cursos que finalizan etapa recibirán clases de refuerzo y orientación

José Antonio Valbuena durante la comisión parlamentaria de ayer.

José Antonio Valbuena durante la comisión parlamentaria de ayer. DELIA PADRÓN

"La voluntariedad es exclusiva para los alumnos", afirmó el nuevo consejero de Educación, Universidades, Cultura y Deportes del Gobierno de Canarias, José Antonio Valbuena, en relación a la vuelta a las aulas del próximo lunes. Con respecto a los docentes, el responsable interino del área aseguró que tiene "confianza plena en la comunidad educativa", por lo que no considera necesario decir a los profesores que tendrán que acudir al centro en el caso de que los alumnos lo requieran, porque entiende que van a responder cumpliendo con su vocación de servidores públicos.

En cuanto al plan de desescalada educativa para que los centros de las Islas puedan reabrir sus puertas Valbuena anunció que lo tendrá listo final de esta semana y adelantó que se darán "instrucciones claras" a los equipos directivos de los centros, para que puedan afrontar esta nueva etapa, pero todavía quedan por "pulir" algunos detalles. Además, anunció que han planteado la posibilidad de crear una línea directa de contacto con los profesores, para poder resolver las dudas que puedan surgir a la hora de materializar las medidas de seguridad sanitaria que deberán implantar en los colegios.

Durante su comparecencia en la comisión del Parlamento de Canarias celebrada ayer, Valbuena reconoció que había tenido solo unos minutos para preparar su intervención puesto que ha estado trabajando en lo que considera prioritario, que es preparar la vuelta a las aulas. Tarea para la que, aseguró, contará con todos los agentes implicados para llegar a un consenso.

Dado que la decisión de trasladar la responsabilidad de la desescalada a los centros y a los docentes fue el detonante de la crisis de Gobierno, el nuevo consejero subrayó que la única responsabilidad de los profesores estará en lo relacionado con la docencia. La responsabilidad sanitaria en los centros educativos corresponde exclusivamente de la Consejería de Educación, sin perjuicio de que toda la comunidad tendrá que actuar con "alta responsabilidad" con la sociedad en la parte que a cada uno le compete. En este sentido, detalló que la colaboración de los docentes será imprescindible.

De cara al cierre de este curso lectivo, la prioridad serán los alumnos de los cursos que finalizan una etapa educativa -sexto de Primaria, cuarto de Secundaria y segundo de Bachillerato-. Estos estudiantes recibirán tutorías de orientación y refuerzo, pero nunca se emplearán las clases para adelantar materia. Los docentes pondrán especial atención a los estudiantes que deben realizar los exámenes de la Ebau en el mes de julio. Con respecto a estas pruebas, el consejero explicó que todavía hay que cerrar aspectos relacionados con la "logística".

El próximo curso, reconoció el consejero, "será complejo" y, añadió que, "la magnitud del problema es importante". Canarias, según detalló al inicio de su intervención, tiene un millar de centros educativos y, aproximadamente, el 10% de la población forma parte de la comunidad educativa, por lo que no es suficiente con tomar medidas de distanciamiento social como se hace en los establecimientos privados.

Ante una pregunta del Grupo Mixto, Valbuena explicó que ya hay un protocolo para las escuelas de Educación Infantil de 0 a 3 años. Este documento ya ha sido revisado por el área de Salud Pública, que ha indicado a Educación la necesidad de "hacer algunas correcciones", puesto que dadas las características de los alumnos todas las medidas de seguridad sanitaria se deben extremar.

Test masivos

La diputada y portavoz en Educación del Grupo Nacionalista Canario, Beatriz Calzada, reclamó la realización de tests masivos entre la comunidad educativa, al igual que se realizaron a los sanitarios. En concreto, advirtió sobre la dificultad que habrá para determinar si un alumno tiene síntomas compatibles con la Covid-19 o está pasando por un proceso de alergia o gripe, patologías que pueden cursar un cuadro clínico similar. Durante la comparecencia parlamentaria, la gestión de María José Guerra fue criticada directamente por la oposición, formada por CC-PNC, PP y Cs, pero también indirectamente por el PSOE. El diputado socialista Omar López pidió a Valbuena "un cambio de rumbo educativo", un desempeño mejor "encaminado" y "consensuado" con la comunidad educativa.

Compartir el artículo

stats