Suscríbete desde 1,50 €/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los afiliados, por primera vez en más de un siglo, tumban las cuentas del Colegio de Médicos

Una partida para pagar unos gastos de una asesoría jurídica provoca el cisma en la sociedad

Los afiliados del Colegio de Médicos de Las Palmas rechazaron, el pasado 23 de junio, los presupuestos presentados por la directiva que preside Pedro Cabrera para el Colegio de Médicos de Las Palmas. La decisión, que se dio por primera vez en más de un siglo dentro de la institución, fue liderada por los profesionales integrados en la plancha Médicos por el cambio -grupo que intentó presentarse como alternativa al actual grupo de gobierno en las últimas elecciones de la sociedad-, y se sustentó en un punto relacionado precisamente con esos comicios fallidos: el abono de una partida a una asesoría jurídica que impidió a Médicos por el cambio participar en el sufragio.

Luis Miguel Pérez, persona que hace unos meses intentó presentarse como alternativa a Pedro Cabrera en la presidencia del Colegio de Médicos de Las Palmas, apunta que "los presupuestos fueron rechazados por la mayoría de los presentes en la asamblea por diferentes razones". "De entrada", explica el profesional sanitario, "no nos dieron la información en los plazos de tiempo correctos y no nos dejaron presentar, como se establece en los estatutos del colegio, ni sugerencias a la directiva ni propuestas en la asamblea".

Más allá de esos primeros encontronazos, el principal motivo apuntado por Médicos por el cambio para tumbar las cuentas de la directiva presidida por Pedro Cabrera se localizó en el abono de un dinero a un asesor jurídico que ellos consideran clave en el desenlace del último proceso electoral para elegir presidente en la sociedad. "En los presupuestos", detalla Luis Miguel Pérez, "había una partida destinada a pagar los servicios de una asesoría jurídica que nosotros consideramos que no actuó de manera correcta y que jugó un papel decisivo para que nosotros no nos pudiéramos presentar como alternativa en unos comicios frente a la actual directiva".

Luis Miguel Pérez pidió "la retirada de la partida presupuestaria prevista para la remuneración de la asesoría jurídica porque ese letrado ha contribuido decididamente a la falta de democracia y transparencia en el colegio.

El médico, como justificación de su negativa a aprobar las cuentas, enumera "las cuantiosas irregularidades en el proceso electoral con implicación directa de esa asesoría jurídica".

Además, Pérez también recuerda "la cesión de datos personales especialmente sensibles de un compañero colegiado que se presentaba a la elecciones, a terceras personas ajenas a la institución y sin autorización del titular con implicación directa de esa asesoría jurídica, que además argumentó que esa decisión había sido ordenada por el Colegio de Médicos cuando aún el proceso electoral no había concluido".

Por último, Médico por el cambio apunta como otra razón "un indeseable ataque al honor, haciendo un uso ilegal y abusivo de sus atribuciones como Junta Directiva, publicando en la web del colegio un documento que nos culpaba de presentar documentos falsificados en el proceso electoral".

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats