Suscríbete desde 1,50 €/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ciencia

El rescate del Oceanográfico le permite gastar fondos tras 10 meses de bloqueo

El centro científico ubicado en Santa Cruz utilizará la transferencia presupuestaria para pagar deudas y así garantizar su funcionamiento

Un investigador del Instituto Español de Oceanografía (IEO).

Un investigador del Instituto Español de Oceanografía (IEO). LP/DLP

El compromiso del Ministerio de Ciencia e Innovación para rescatar al Instituto Español de Oceanografía (IEO) permitirá a los investigadores disponer de los fondos que no han podido gastar en los últimos diez meses debido al bloqueo burocrático que atraviesa el Instituto a nivel nacional. En los últimos diez meses, los trabajadores del centro tinerfeño han tenido que realizar su labor científica, técnica y asesora sin poder gastar un euro en gastos corrientes.

Es decir, desde octubre del 2019, los trabajadores se han visto sin capacidad para poder adquirir reactivos para investigar, costear los viajes de trabajo o, incluso, sufragar los gastos de agua potable del centro o del aire acondicionado. Esta situación ha derivado en que, por ejemplo, ahora los trabajadores del centro oceanográfico ubicado en Santa Cruz de Tenerife se vean obligados a trabajar con muestras a temperaturas superiores a lo permitido o no puedan acceder a agua potable cuando se encuentran en su puesto de trabajo.

Todo ello a pesar de mantener un flujo de ingresos constante para las arcas del centro a través de la concurrencia de sus investigadores a distintas convocatorias científicas competitivas. Inversiones que, en los últimos años, han caído en saco roto porque eran imposible de gastar. El entramado burocrático en el que se veía inmerso el Instituto Oceanográfico ha impedido durante años a sus investigadores invertir los fondos que conseguían a través de convocatorias competitivas de proyectos científicos de manera directa. Los investigadores han llegado a definir el tedioso proceso como una "lucha para obtener los recursos necesarios". Así, en un informe publicado a principios de julio en el que se explica la situación crítica del organismo, varios científicos resaltan que, una vez se lograban los fondos, en el centro se iniciaba un nuevo proceso interno "de aprobación y evaluación del gasto".

Este trámite administrativo contaba con un entramado burocrático tan enrevesado que, además de retrasar el comienzo de los proyectos científicos, impedía poder gastar el dinero, lo que en algunas ocasiones ha llegado a provocar su pérdida. Y todo ello porque el Instituto englobaba todo su presupuesto en una única unidad de gasto, obligando a los investigadores a esperar a que el IEO tuviera "disponibilidad global del crédito" para poder ingresárselo a los proveedores. Una situación que además, se complicaba porque los servicios de gestión y administración se ubican en la sede central del IEO, en Madrid.

Desbloqueo para comprar boyas

Durante una reunión telemática celebrada el pasado 31 de julio entre los trabajadores de los centros oceanográficos y el ministro de Ciencia e Innovación, Pedro Duque, este les aseguró que desde el área que regenta se posibilitará el desbloqueo de los gastos corrientes a través de una transferencia directa. Se trata de una partida total de 4,5 millones de euros que el Ministerio repartirá por los 9 centros oceanográficos ubicados por toda España - en concreto en las ciudades costeras- que servirá como apoyo a la operatividad de la flota de buques oceanográficos, para la gestión náutica del Mitylus o como apoyo a las campañas que el IEO desarrolla en otros buques oceanográficos. De esta manera, los científicos del centro dispondrán finalmente -10 meses después- de esos fondos que han logrado por su excelencia y que, en muchas ocasiones, proceden de Europa.

Esta inyección millonaria en Canarias se derivará a saldar la deuda con los proveedores para garantizar el correcto funcionamiento del centro. Sin embargo, como señalaron algunos investigadores canarios, las vacaciones de verano han provocado que estos compromisos estatales se hayan detenido.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats