"Aquí nos la jugamos todos, nosotros como familia, que necesitamos que arranque el curso con la conciliación familiar y laboral, y las empresas que trabajan en los centros, que también son familias". Es la reflexión de Sergio de la Fe, presidente de la Federación insular de Ampas de Gran Canaria Galdós, y vicepresidente de federación de Confapa-Canarias, ante la preocupación de padres y madres al no haberse aprobado un protocolo que regule las actividades extraescolares en Canarias.

La Federación insular de Ampas de Gran Canaria Galdós exigió ayer un "protocolo que sea real y realizable, que se ha haga con la financiación adecuada, y si estamos ahora donde, en una situación en la que hay centros que no tienen ni un bote de jabón ni gel hidroalcohólico, entonces no estaremos de acuerdo", avanzaba ayer el portavoz de la Federación de Ampas Galdós.

Los padres y madres representados en esta federación insular mantuvieron ayer un encuentro con los representantes de distintas empresas de servicios y actividades extraescolares, así como de catering y otros, para trasladar a la consejera de Educación, Manuela Armas, distintas cuestiones que consideran fundamentales de cara al inminente inicio del curso escolar, el 15 de septiembre para los ciclos de Infantil y Primaria.

"Tenemos el compromiso serio de la consejera Manuela Armas de que se anexe al protocolo sanitario por el Covid-19 para el comienzo de clases uno en el que se tratara la viabilidad de las actividades extraescolares necesarias para la conciliación familiar y laboral. Y a partir de ese compromiso no hemos tenido noticias de la Consejería en este sentido, pero entendemos que no tenemos que esperar a que nos lo den todo hecho, y tenemos mucho que decir y que aportar", sentencia Sergio de la Fe.

Aunque la titular de Educación mantuvo un encuentro con toda la comunidad educativa, entre ellos los representantes de padres y madres, el pasado 13 de agosto al objeto de recoger todas las aportaciones de cara al comienzo del curso, y con una nueva convocatoria el día 31, la Federación Galdós asegura que la actitud de la Consejería es la de "resolver en dos semanas lo que no se ha hecho en meses".

Según enumera Sergio de la Fe "hay muchas preguntas sin respuesta" que afectan a cuestiones cómo la entrada escalonada en los centros; la organización de la de la recepción de los grupos de alumnos; o la atención que requieren determinados grupos.

A todo ello se unen frentes como "si es necesario refozar la ratio monitor y alumno, la limpieza y desinfección de los centros, y también si las empresas encuentran problemas en los centros, porque al comienzo del curso hay que aprobar el plan de actividades". En definitiva, "que tengamos respuesta a las preguntas, que no ocurra como el anterior y en cuestiones como los grupos burbuja o transporte escolar".

Desde la Federación de Ampas Galdós "apostamos por el comienzo del curso y por la presencialidad, pero con su conciliación para que no nos veamos como en la desescalada con las decisiones que tuvimos que tomar".

El documento fruto del encuentro con las empresas celebrado ayer, que se hará a nivel regional, se trasladará a Educación porque "nos queremos adelantar a la publicación del protocolo de acuerdo con las empresas, que son las que están en los centros realizando estas actividades, son los conocedores de esta realidad, saben lo que necesitan, lo que se puede o no hacer", subraya Sergio de la Fe. En su opinión, "muchas de ellas han realizado un desembolso económico importante en materia de riesgos laborales para tener sus propios protocolos".

Los cambios en los equipos directivos en Educación "no nos han ayudado para nada en absoluto", lamenta el presidente de la Federación Galdós. "Hemos perdido el tiempo, y el miedo que tenemos por el Covid 19 se convierte en cierta indignación por ver que se habla mucho, pero...".