Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los profesores canarios descartan la huelga pero piden garantías sanitarias

Los sindicatos exigen a la Consejería los borradores de los protocolos de las actividades extraescolares o de los comedores para poder realizar aportaciones esta misma semana

Una clase de un colegio canario antes de la crisis sanitaria. CARSTEN W. LAURTISEN

La vuelta al colegio continúa generando discrepancias entre el Gobierno y familias y profesorado. Los docentes de Madrid ya han anunciado movilizaciones para los primeros días de regreso a las aulas ante la falta de un plan seguro para el inicio de las clases presenciales. Sin embargo, la comunidad educativa de las Islas espera poder llegar a un consenso con la Consejería de Educación del Gobierno de Canarias y no tener que llegar a ese extremo. En cualquier caso, lo que sí solicitan son garantías para poder iniciar la actividad docente con seguridad a partir del próximo 15 de septiembre.

Los sindicatos CCOO, UGT, CGT y STEM son los que han secundado las acciones reivindicativas en la capital española, donde está previsto que los alumnos de Infantil vuelvan a las aulas el día 4 de septiembre. Aunque la realidad educativa es muy dispar en España en estos momentos, los docentes de Galicia no descartan tampoco movilizarse, mientras que en Canarias los sindicatos abogan por el diálogo y esperan llegar a un acuerdo en los protocolos de seguridad en los próximos días. Al menos eso es lo que afirman los representantes de algunas de las principales organización de profesores.

El presidente de Anpe Canarias, Pedro Crespo, destacó ayer la "necesidad de retornar a la presencialidad" y por eso descartó movilizaciones en Canarias similares a las de Madrid, donde se está haciendo frente además a "cuestiones políticas" que generan otro escenario muy diferente al que se vive en el Archipiélago. "La comunidad educativa de Canarias está trabajando de forma conjunta con un planteamiento común", sentenció el representante sindical.

El presidente de Anpe en las Islas lamentó, no obstante, que "la consejera de Educación no esté cumpliendo". Y es que Crespo indicó que la comunidad educativa ha solicitado los borradores de los protocolos de los diferentes sectores asociados al regreso a las aulas y aún no los han recibido. La misma denuncia realizó el secretario general de enseñanza de Comisiones Obreras de Canarias, José Ramón Barroso, quien destacó la importancia de acceder a los borradores de los protocolos de la acogida temprana, las actividades extraescolares o los comedores esta misma semana para poder abordar posibles modificaciones en la reunión prevista para el próximo lunes entre los sindicatos y la Consejería de Educación.

"Son cuestiones en las que debemos avanzar y si no podemos acceder a estos documentos sí que subiremos el tono pero, en todo caso, la huelga es la última posibilidad que barajamos", añadió Barroso. El representante de CCOO recordó que, mientras en Madrid el trabajo para volver a las aulas parece totalmente paralizado, "aquí sí se está debatiendo sobre los detalles del regreso a las clases y tenemos la oportunidad de presentar propuestas".

En cualquier caso, los representantes sindicales reconocen que el inicio de la docencia presencial a partir del 15 de septiembre "será complicado". Para que la apertura de los centros se produzca será necesario ofrecer más garantías sanitarias a la comunidad educativa, sobre todo el profesorado especialmente sensible al coronavirus. En este sentido, Pedro Crespo recordó que aún esperan por un encuentro con el director general de Personal de la Consejería de Educación para que se concreten los detalles de esta vuelta al cole. José Ramón Barroso indicó que "vemos muy complicado que las clases puedan comenzar en la fecha anunciada porque se está produciendo un retraso en la publicación de los protocolos de seguridad y porque los rebrotes que se están produciendo seguramente imposibilitarán la apertura de algunos centros".

Compartir el artículo

stats