La ministra de Educación, Isabel Celaá, aseguró ayer que las ratio en los colegios, es decir, el número de alumnos por clase, bajará "por la vía de los hechos" ante el aumento de docentes anunciado por las comunidades con el fondo covid de 2.000 millones de euros que el Gobierno repartirá en septiembre.

Lo ha dicho la ministra en una comparecencia en la Cámara baja -a petición propia y del PP y Ciudadanos-, donde ha recibido desde los citados partidos de la oposición y de UPN críticas a su gestión en cuanto a que ha demostrado "falta de liderazgo", "se ha lavado las manos", "ha estado ausente" o que ha dejado en manos de las comunidades todo el trabajo.

Celaá ha negado todo ello -"es inaceptable que se diga que no se ha hecho nada"- asegurando que ha habido más de 20 reuniones con las comunidades sobre la vuelta al cole y ha recordado que las competencias educativas están en manos de las autonomías y que el Estado "no pude entrar en la organización de los centros".

Derogación

En cuanto a las ratio, Celaá ha recordado que en su día el Gobierno derogó los decretos del PP fijados por José Ignacio Wert que facilitaban subir el número de alumnos por aula o la posibilidad de no sustituir a un docente hasta los 10 días de estar de baja.

Ahora, el incremento de contratación de recursos humanos puede traducirse en algo más de 41.000 nuevos profesores, un aumento del 5 %, ha subrayado la ministra, cuyo departamento recomienda que las clases burbuja tengan un máximo de entre 15 y 20 alumnos.

Joan Mena (Unidas Podemos) ha defendido la presencialidad como "obligación política" y ha reclamado que las ratio bajen.

La ministra ha aseverado que "las comunidades han desarrollado sus competencias" y que "su actuación, como la de todos los responsables políticos, podrá y deberá ser objeto de escrutinio y valoración".

Respecto a qué medidas se tomarán con los padres que no puedan ir al trabajo por quedarse en casa cuidando hijos contagiados -preguntada por ello desde casi toda la oposición, incluido el grupo republicano- por la covid, Celaá ha comentado que es "una tarea compleja" que afecta a los departamentos de Educación, Trabajo, Sanidad e Inclusión.