El sociólogo e investigador Francisco González Tena charla con los lectores este jueves a las 17.30 horas sobre su visita a Canarias para consultar los archivos y proseguir su investigación sobre el caso de los niños robados durante el franquismo.Se trata de un verdadero drama nacional de incalculables consecuencias sociales, penales, de herencia e incluso de seguridad clínica, al afectar a una masa probablemente ingente de familias españolas.

En su investigación, González Tena trata de demostrar que no existe ni una sola prueba que justifique una ruptura, ni ideológica ni metodológica, entre el despojo impune de los hijos de las presas para darlos a familias adictas al régimen franquista y el robo de niños con objetivos económicos que ha durado, que se sepa, prácticamente hasta la actualidad. El argumentario empleado en ambos casos es que las criaturas "no merecían crecer en familias descarriadas o poco fiables" y, en paralelo o como refuerzo, el desprecio de médicos y demás implicados (incluyendo personas vinculadas a la Iglesia), para con las madres en particular y las familias en general "etiquetadas" arbitrariamente como vulnerables. Esa vulnerabilidad ha corrido pareja con la impunidad de, por la parte activa, el personal sanitario y religioso actuante y, por la parte beneficiaria, de los adoptantes no siempre inocentes en el tráfico criminal de neonatos.