Canarias prevé triplicar en los próximos cinco años la innovación empresarial en las Islas con la creación de más de 300 empresas de base tecnológica, a través de tres herramientas principales: la construcción de tres parques tecnológicos; un fondo de inversión dotado con 25 millones de euros anuales; y el Régimen Económico y Fiscal (REF).

Este es uno de los objetivos principales del Plan Canario de I+D+i (2011-2015) presentado ayer por el director de la Agencia Canaria de Investigación, Innovación y Sociedad de la Información, Juan Ruiz Alzola, en el Consejo Asesor de Ciencia, Tecnología e Innovación, presidido por el presidente del Gobierno autónomo, Paulino Rivero.

"El objetivo europeo es que las dos terceras partes de la investigación las financien las empresas. España está en el 55% de la investigación empresarial y Canarias sobre el 20%, aunque si quitamos a las empresas de capital público como el ITC, el Instituto de Ciencias Marinas o el Gran Telescopio de Canarias, por ejemplo, la ejecución de I+D que hace la empresa privada es inapreciable en relación al PIB y a las estadísticas. Cambiar esta tendencia es uno de los objetivos principales del Plan", afirmó el director de la Aciisi.

Con la red de parques tecnológicos, una de las principales estrategias para atraer e impulsar la innovación empresarial, el Gobierno de Canarias prevé crear unas 300 empresas de base tecnológica, así como 2.000 empleos en la fase de construcción de las mismas (2011-2013) y 10.000 puestos de trabajo directos e indirectos entre 2012 y 2015.

Las áreas y actuaciones de I+D que se pretende realizar en estos parques, recogidas en el Plan, son la ciencias y tecnologías marinas, la astronomía, la energía, las ciencias de la salud o la biotecnología y las telecomunicaciones. Además de ser campos en los que Canarias tiene ventajas competitivas, tanto de situación como de conocimiento, tienen la ventaja añadida de ser exportables a países en vías de desarrollo.

"En 2015 no vamos a converger con los indicadores europeos, ni siquiera con los españoles, pero podemos triplicar la innovación empresarial gracias a los parques tecnológicos, el fondo de inversión -que partiría con 25 millones anuales pero puede alcanzar hasta los 50-, y el REF cuyas adaptaciones futuras deben pensar en estos términos. Con todo ello, es posible que entre 2020 y 2025 podamos aproximarnos a los dos tercios de la financiación empresarial de la I+D+i", indicó Ruiz Alzola.