- ¿Cuáles son las últimas propuestas de las empresas para dar respuesta a la de-manda de los consumidores de tecnología?

- La evolución tecnológica es una constante y funciona con bastante rapidez. La mejora afecta al uso de aparatos tanto a nivel profesional como doméstico. Presentamos novedades que van desde las tabletas con los nuevos tamaños de 10,1 pulgadas, pasando por los monitores que centralizan las conexiones a los periféricos (central station), las nuevas impresoras y los portátiles más delgados que existen en el mundo, de la serie 9000.

- ¿Lo último son las soluciones personalizadas?

- Sí, cada vez tendemos hacia ellas. Pero, obviamente, el gran consumo también es un objetivo que nos permite optimizar los costes. Ahora hay un concepto que se utiliza mucho, sobre todo este año, que es el smart, que se basa en la conectividad de todos los productos que utilizamos. Es decir, que desde un teléfono Galaxy, sin ningún tipo de conexión, puedan verse en un televisor Led las fotos con la familia. Y, además, quitar los cables, un tema que piden mucho los consumidores.

- Las tabletas siguen consolidándose en el mercado. ¿Qué es lo que viene?

- Estamos creciendo mucho con el formato de 7 pulgadas. Pero el tablet no deja de ser un complemento ideal de un portátil, no va a sustituirlo. Lo nuevo es la tableta de 10,1 pulgadas, que saldrá dentro de un par de meses en España. Permitirá trabajar con mayor movilidad por tamaño de pantalla, tendrá un procesador mucho más rápido, gran conectividad y admitirá todos los sistemas operativos.

- La pantalla táctil se consolida en muchos dispositivos. ¿Augura la muerte de la tecla?

- No. Quizás en un futuro lejano, pero no es lo que estamos viendo. Al contrario, se trabaja mejorando los sistemas de teclado, sobre todo en los portátiles.

- Las de 3D están empezando a dar problemas a los usuarios, como fatiga visual. ¿Consolidarán su éxito?

- Depende de la tecnología que se utilice en la 3D. Nosotros distinguimos el concepto de profundidad a través de la frecuencia que perciben los ojos. Y se trata de desarrollar una tecnología para optimizar esa frecuencia y que no se produzca malestar. Ese concepto de la 3D nos interesa tanto que a partir del final de verano casi todos los monitores (los de 19,22 y 26 pulgadas) van a tener 3D.

- ¿Se sigue consumiendo tecnología pese a la crisis?

- Sí. Hemos notado cierto bajón en el consumo de televisores tras el boom con el que mucha gente cambió sus aparatos. Aunque queda todavía bastante por hacer.

- Su firma tiene un servicio de descargas de películas. ¿Continuará la controversia de la Ley Sinde?

- Va a seguir abierta siempre. Estamos de acuerdo con este tipo de leyes. La propiedad intelectual es muy importante para todos y nosotros somos uno de los fabricantes con más patentes a nivel mundial. Así que reconocemos que es importante respetar esa propiedad.