Suscríbete desde 1,50 €/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Canarias pone coto a sus medidas de restricción para evitar una crisis social

Sanidad admite que ha habido transmisión comunitaria en la capital grancanaria - El Archipiélago duplicará sus rastreadores

Dos hombres descansan sobre unos bancos situados en la capital tinerfeña.

“Podíamos restringir más, pero estamos en la necesidad de compaginar la protección de la salud con la necesaria actividad económica porque sino entramos en un bucle que acabaría con una crisis social”. Así lo advirtió el consejero de Sanidad del Gobierno de Canarias, Blas Trujillo en el Parlamento de Canarias que, en todo caso, advirtió que no le va a “temblar el pulso para tomar medidas más restrictivas” de aquí en adelante si la situación lo requiere. Y recordó, asimismo, que “Canarias tendrá que acostumbrarse a convivir con el virus” debido a su fuerte dependencia económica con el exterior.

El consejero mostró su convicción de que el confinamiento de la población es hoy –y que hasta que se produzca una vacuna eficaz– “la mejor medicina” para contener la propagación del coronavirus. Sin embargo, y a pesar de no descartar imponer nuevas medidas restrictivas similares a las que se han puesto en marcha en las zonas con mayor incidencia de coronavirus de España, Trujillo admitió ser consciente de que un nuevo confinamiento generaría “una brutal crisis económica” en las Islas que probablemente acabaría en una crisis social.

Blas Trujillo

En una comparecencia a petición del grupo parlamentario de Ciudadanos, el consejero indicó que actualmente han dispuesto tres grandes áreas en las que se han planteado medidas para enfrentar al virus, entre las que se encuentran los planes de contingencia para la Atención Primaria y hospitalaria y la constitución de una reserva estratégica con todos los materiales y farmacéuticos que sean necesarios para “abordar distintos escenarios de crisis”.

Oposición

Durante la comparecencia parlamentaria, tanto la portavoz de la formación naranja, Vidina Espino, como gran parte de los parlamentarios de los partidos de la oposición, le acusaron de no haber tomado medidas de contención más drásticas y a tiempo para amortiguar el golpe de la segunda ola que ha afectado con mayor ímpetu a Gran Canaria. El consejero, sin embargo, se excusó afirmando que una crítica de ese calado se debe hacer teniendo en cuenta el tiempo y la forma en la que se han tomado estas mismas restricciones en otras partes de España. Trujillo recordó que Canarias fue de las primeras en imponer restricciones como la prohibición de fumar en espacios públicos e insistió en que “ninguna comunidad autónoma acabó configurando su paquete de medidas más restrictivas antes que Canarias”.

“Ninguna comunidad autónoma acabó configurando su paquete de medidas más restrictivas antes que Canarias”.

Blas Trujillo - Consejero de Sanidad del Gobierno de Canarias

decoration

Para tratar de evitar una expansión del virus en el futuro, la Consejería de Sanidad ya se está preparando para prácticamente duplicar su equipo de rastreadores actual. De esta forma, según adelantó Trujillo, el Archipiélago buscará contratar a al menos 200 rastreadores más, para que la plantilla actual supere los 500. En este sentido, también recordó que de rastreadores externos con los que cuenta el Archipiélago, 20, “una muy pequeña proporción”, son militares cedidos por el Gobierno de España. Para poder realizar una contratación masiva de efectivos, el Gobierno canario ha optado por “recurrir a otro perfil de rastreadores” diferente al actual, y para ello ha hecho un llamamiento a fisioterapeutas, psicólogos e, incluso, guías turísticos para formarse en esta materia.

Porque, como afirmó Trujillo, ha habido deficiencias en los rastreos de casos de coronavirus cuando se ha tenido que enfrentar al aluvión de positivos de la segunda ola, especialmente en Gran Canaria, la única isla que había optado por un método de seguimiento de casos de Covid-19 diferente al del resto del Archipiélago. Esta fórmula sustentada en rastreadores “externos”, unida a una compleja realidad epidemiológica donde la mayoría de los contagios se estaban dando entre jóvenes asintomáticos, han sido motivos suficientes como para que en Gran Canaria, y concretamente en su capital, se haya generado una transmisión comunitaria, tal y como admitió el consejero de Sanidad, Blas Trujillo, al ser cuestionado por la portavoz de Ciudadanos, Vidina Espino.

“A esta situación le hemos dado la vuelta como a un calcetín y hemos implantado el sistema que tenemos en el conjunto de las Islas”. El consejero se refirió así a que Gran Canaria ahora también se vale de la red de Atención Primaria para realizar estas labores de modo que se pueda paliar el déficit que ha venido arrastrando. De hecho, según la propia Vidina Espino, los profesionales de Atención Primaria han denunciado las dificultades con las que se han encontrado “para rastrear todos los contactos de los casos positivos en Las Palmas de Gran Canaria”.

El problema de los rastreos en Gran Canaria ha acabado reflejándose en los últimos informes publicados por el Instituto de Salud Carlos III (ISCIII). El último, publicado el 9 de septiembre, señalaba que el 50% de los casos de coronavirus en Canarias desde el 10 de mayo han tenido un origen “desconocido”, es decir, no se ha encontrado su vínculo con otros casos o brotes por lo que se consideran casos aislados. Este indicador es en las Islas, sin embargo, es ligeramente superior a la media nacional que se sitúa en el 39%. Además, en las últimas semanas, también se ha reducido la capacidad de los rastreadores de identificar contactos por cada nuevo caso. De hecho, Canarias es la comunidad que menos contactos identifica habitualmente, siendo lo más común no encontrar ninguno.

Más personal

En este sentido, Trujillo hizo un repaso de las mejoras acometidas durante esta ola epidémica. Según el consejero, se han reforzado los recursos humanos incrementando el personal del Servicio Canario de la Salud (SCS) en un 12%, “de 32.551 trabajadores a 36.401”. Asimismo, se han puesto en marcha más puntos de recogida de muestras y se han aumentado los turnos en los laboratorios de microbiología, lo que ha permitido aumentar la capacidad diagnóstica diaria. De hecho, en las últimas semanas se han llegado a realizar más de 4.000 PCR al día.

EL DATO

En las últimas semanas se han llegado a realizar más de 4.000 PCR al día.

Pero aún hay muchas cosas en las que trabajar para mejorar tanto las condiciones laborales de los trabajadores del SCS como para hacer frente a la pandemia. En este sentido, el consejero puso de manifiesto la necesidad de potenciar los sistemas de telemedicina en Canarias como herramientas de apoyo a la actividad asistencial y a la vigilancia epidemiológica. El consejero afirmó que la telemedicina “es un factor a potenciar sí o sí, ya que unas de las lecciones que nos ha enseñado esta pandemia es la necesidad de redoblar esfuerzos en digitalización y sistemas de telemedicina en Canarias”.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats