Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sanitarios del Insular explotan ante la inestabilidad y sobrecarga laboral

El centro hospitalario reparte a pacientes con Covid-19 en varias plantas que no cuentan con personal formado en el manejo de la enfermedad

Sanitarios del Insular explotan ante 
la inestabilidad y sobrecarga laboral

Sanitarios del Insular explotan ante la inestabilidad y sobrecarga laboral

“Psicológicamente estamos fundidos y desbordados”. Es el sentir generalizado de los trabajadores de la planta 11 Norte del Hospital Insular de Gran Canaria expresado por uno de ellos, que prefiere mantenerse en el anonimato. Este equipo de sanitarios lleva desde el inicio de la pandemia atendiendo a pacientes contagiados con la Covid-19 y denuncian la inestabilidad laboral que les imponen desde la Gerencia y la falta de diálogo. El pasado viernes fueron informados de que, por segunda vez, se desmantelaba la planta y la docena de profesionales que habitualmente trabaja en ella pasaría a ser personal de refuerzo del hospital, por lo que cada día tienen que preguntar a qué departamento deben acudir durante la jornada.

Según detallan los afectados, la decisión les impide seguir adelante con los turnos de libranza y descanso que ya tenían planificados como equipo. Esta circunstancia no es nueva para ellos puesto que ya la vivieron en mayo, cuando el número de personas hospitalizadas con coronavirus en su planta descendió y los repartieron por todo el hospital como apoyo. Ahora la situación se agrava y consideran que se aumenta el riesgo que corren, ya que el grupo de sanitarios tiene que rotar por las diferentes unidades y en el centro hospitalario existen hasta cuatro brotes activos, que han afectado ya a un total de 42 pacientes y 51 trabajadores de las plantas 4 Norte, 8 Sur, 10 Sur y 7 Norte.

Sanidad afirma que el centro ha acotado la circulación del personal entre unidades

decoration

Esta denuncia contradice la información facilitada por la Consejería de Sanidad, que asegura que el Hospital Insular ha sectorizado las áreas de hospitalización y actividades ambulatorias limitando al máximo posible la circulación del personal entre ambas. También informa de que el hospital ha adoptado una serie de medidas de contención y prevención, como son la realización de PCR a todos los pacientes que ingresan, independientemente del motivo de ingreso e incluyendo a pacientes obstétricas y pediátricos, y PCR de cribado a los trabajadores. Asimismo, se está realizando un segundo cribado masivo a todos los trabajadores y ha puesto en marcha la limpieza terminal y desinfección continuada de todas las áreas internas y externas del Complejo.

En este sentido, el colectivo de sanitarios de la planta 11 Norte adelanta que “el Insular es una bomba de relojería”, puesto que a lo largo del fin de semana han trasladado a las diferentes plantas del centro hospitalario a los pacientes positivos por coronavirus que presentan anticuerpos, es decir, a aquellos que en teoría no contagian, pero tienen que atenderse siempre con EPI. Esto implica que las personas contagiadas no estén centralizadas en determinadas plantas, por lo que se pone en riesgo a más profesionales que, en muchos casos no están entrenados para el manejo de la enfermedad.

Los brotes en el hospital han afectado ya a 42 pacientes y 51 profesionales

decoration

Este colectivo apunta que si el equipo de Gerencia bajara a las plantas y hablara con quienes están en primera línea conocería mejor la situación y no tendría que “improvisar decisiones”. Entre las propuestas de los sanitarios está la de repartir a los pacientes con Covid entre las plantas 11 Sur –prácticamente llena en la actualidad– y 11 Norte para que los profesionales no sufran tanta sobrecarga laboral, puedan afrontar con más fuerza un nuevo pico de contagios de cara al otoño y, además, ofrezcan una mejor atención a los pacientes. “Si esto sigue así, el hospital se queda sin personal, porque no quedan enfermeros para contratar y los que quedan caen o por los brotes o por ansiedad”, avisa uno de los afectados por la reorganización del personal.

Movilizaciones para exigir medidas frente a los contagios

Intersindical Canaria anuncia movilizaciones si la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias y la Dirección Gerencia del Complejo Hospitalario Universitario Insular Materno Infantil de Las Palmas de Gran Canaria (CHUIMI) no ponen en marcha medidas efectivas para atajar los brotes por Covid-19 en el centro hospitalario. El portavoz de la Federación Insular de Salud de Gran Canaria del sindicato, Ruymán Pérez, recuerda que llevan varios meses reclamado que se refuerce la seguridad y se garantice la salud del personal del hospital grancanario, con “la dotación de equipos de protección adecuados y suficientes para todos los trabajadores, la adaptación de los protocolos de Prevención de Riesgos Laborales a la evolución de la situación sanitaria, así como un rastreo eficaz de los contactos de los trabajadores incluyendo la realización de PCR a sus familiares”. Sin embargo, “el equipo directivo del centro continúa sin atender estas peticiones”, añade.En este sentido, el sindicato explica que los responsables del Hospital han decidido excluir al personal de diferentes categorías profesionales del reparto de los equipos de protección anunciados tras detectarse los brotes por Covid. |

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats