Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Día Mundial de la Lucha Contra el Sida

La dificultad añadida de ser seropositivo en tiempos de la pandemia del Covid-19

Por miedo al contagio, los enfermos de sida evitan acudir a los hospitales para recoger sus tratamientos | Canarias detecta cada año cerca de 300 casos de VIH

La dificultad añadida de ser seropositivo 
en tiempos de la pandemia del Covid-19

La dificultad añadida de ser seropositivo en tiempos de la pandemia del Covid-19

Una pandemia eclipsada por otra pandemia. El VIH, al igual que muchas otras patologías, se ha quedado en un segundo plano tras la aparición de la Covid-19. La irrupción del nuevo coronavirus ha hecho saltar las alarmas de quienes padecen algún tipo de inmunodepresión como, por ejemplo, las personas que viven con VIH. Aunque todavía no hay datos sobre si existe una mayor tasa de infección por Covid-19 entre las personas seropositivas, la crisis sanitaria sí ha tenido impacto en estos pacientes. Por miedo al contagio, muchos se ven obligados a disminuir su asistencia a las consultas médicas, evitan trasladarse a los hospitales para retirar sus tratamientos y, además, se ha registrado una disminución en la detección de nuevos contagios.

Para que esta enfermedad no caiga en el olvido y se continúe concienciando a la población sobre la importancia de protegerse frente al VIH, hoy se celebra el Día Mundial de la Lucha contra el Sida. Desde que se detectaron los primeros casos, en 1981, la infección por VIH ha pasado de ser una sentencia de muerte a ser una enfermedad crónica tratable con una esperanza de vida similar a la de una persona no infectada. Actualmente, más de 37 millones de personas viven en el mundo con esta patología, de las que 8.082 se encuentran en Canarias, según los últimos datos publicados por la Dirección General de Salud Pública de la Consejería de Sanidad, que corresponden al año 2018.

La pandemia del SARS-CoV-2 ha supuesto un peso añadido en la vida de estos pacientes. La trabajadora social y coordinadora de la Asociación Amigos contra el Sida de Las Palmas de Gran Canaria, Emma García, relata que durante el confinamiento los trabajadores de la organización tuvieron que acudir a las farmacias hospitalarias para retirar la medicación de muchos usuarios. “Nos transmitía su miedo a salir de los domicilios para ir a un hospital, donde se suponía que estaba lo peor de la pandemia”, apunta García, quien también señala que las consultas médicas se empezaron a hacer de forma telemática.

A lo largo de casi cuatro décadas se han logrado borrar muchos de los estigmas que pesaban sobre los enfermos de VIH. Sin embargo, todavía queda mucho camino por recorrer y, sobre todo, mucho trabajo de concienciación por hacer. “Más del 40% de los diagnósticos en Canarias son tardíos”, lamenta García, “se detectan cuando ya no solo tienen VIH, sino que han entrado en la fase sida”. En este sentido, la trabajadora social detalla que “muchas personas no se hace las pruebas porque consideran que no han mantenido prácticas sexuales de riesgo”.

El 87,2% de las transmisiones de VIH registradas en las Islas tuvieron lugar tras mantener una relación sexual de riesgo sin protección. De estas, el 63% se da entre hombres que mantienen sexo con otros hombres y el 36% entre personas que mantienen relaciones heterosexuales. El grupo de población más afectada por este virus es el de los hombres con edades comprendidas entre los 25 y los 39 años.

“Al inicio de la enfermedad la transmisión a través de la vía intravenosa suponía cerca del 50% de los casos, ahora está cerca del 7%”, subraya García. Quien, por este motivo, incide en la necesidad de potenciar las campañas de concienciación por parte de las autoridades sanitarias. “En los últimos años hemos notado que han disminuido los recursos destinados a fortalecer el mensaje de que hay que tomar precauciones frente al VIH”, afirma la trabajadora social, que concluye con una solicitud a la comunidad científica para que la investigación sobre el VIH no cese.

El VIH en las Islas


Entre 250 y 300 nuevas infecciones. Los datos epidemiológicos en Canarias indican que el número de nuevas infecciones por VIH anuales oscila entre las 250 y 300. En 2018 fueron diagnosticadas y notificadas 272 nuevas infecciones por VIH con una tasa de 12,78 por 100.000 habitantes.


Diagnóstico precoz. Un estudio de la Sociedad Canaria de Medicina de Urgencias y Emergencias (SEMES-Canarias), GESIDA y la Sociedad Canaria de Enfermedades Infecciosas prevé que en los servicios de Urgencias de Canarias podrían diagnosticarse de forma precoz entre 40 y 180 nuevos casos cada año.


8.082 personas. Según las últimas cifras actualizadas por la Dirección General de Salud Pública de la Consejería de Sanidad, correspondientes al año 2018, en Canarias hay 8.082 personas infectadas por VIH. Este año todavía no se ha actualizado el registro de casos.


Mayoría masculina. Del total de personas infectadas por VIH en el Archipiélago en 2018, el 83,4% son hombres y el 16,6% son mujeres. Por provincias, el 53,8% de los casos se registra en Las Palmas y el 46,2% en Santa Cruz.


Transmisión sexual. El 87,2% de las infecciones diagnosticadas en las Islas derivan de relaciones sexuales sin protección.

Compartir el artículo

stats