ANPE Canarias denuncia que cientos de docentes se han quedado fuera del cribado llevado a cabo por la Consejería de Sanidad para detectar la expansión del coronavirus en la isla de Tenerife. El sindicato critica que los docentes funcionarios –pertenecen al régimen de Muface– que cuentan con entidades médicas ajenas a la Seguridad Social no han podido chequear su estado de salud aún residiendo en alguna de las zonas incluidas en el testeo. El Gobierno de Canarias solicitó a la población de determinadas áreas de salud de La Laguna, Santa Cruz de Tenerife y Tegueste que participara en un cribado masivo para detectar posibles contagiados de covid asintomáticos.

“Nos parece una irresponsabilidad y una discriminación que esto haya ocurrido. No olvidemos que los docentes están en contacto diariamente con numerosas personas, entre alumnos, familias y compañeros. Además, deben tener el mismo derecho a comprobar su estado de salud y a contribuir a reducir la incidencia de coronavirus en nuestro territorio”, señala Pedro Crespo, presidente de ANPE Canarias.

La organización sindical propone, además, cribados específicos en el sector educativo. “La incidencia está siendo baja, pero habría que comprobar qué proporción de asintomáticos tenemos en centros educativos”, precisa el presidente del sindicato.