Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las Palmas de Gran Canaria es la ciudad más castigada por la pobreza en las Islas

La pandemia ha agravado el problema en la capital | La Fundación Acuorum, Canaragua, Aguas de Telde y Teidagua donan 20.000 euros a Cáritas y Cruz Roja

De izquierda a derecha, el director general de Cáritas Diocesana de Canarias, Gonzalo Marrero; el vicepresidente de la Fundación Acuorum, José Sintes; la presidenta provincial de la Cruz Roja Española en Santa Cruz de Tenerife, María Teresa Pociello; el CEO de Canaragua, José Juan González; y el gerente de Aguas de Telde, Luis Rúa-Figueroa.

De izquierda a derecha, el director general de Cáritas Diocesana de Canarias, Gonzalo Marrero; el vicepresidente de la Fundación Acuorum, José Sintes; la presidenta provincial de la Cruz Roja Española en Santa Cruz de Tenerife, María Teresa Pociello; el CEO de Canaragua, José Juan González; y el gerente de Aguas de Telde, Luis Rúa-Figueroa. LP/DLP

Las Palmas de Gran Canaria es la ciudad del Archipiélago más castigada por la pobreza, una realidad que se ha visto agravada a raíz de la irrupción de la pandemia de Covid-19. Así lo puso de manifiesto ayer el director general de Cáritas Diocesana de Canarias, Gonzalo Marrero, durante la firma de un convenio de colaboración con la Fundación Acuorum Iberoamericana Canaria de Agua que, por sexto año consecutivo, apostó por renovar su compromiso con las familias de las Islas en la campaña de Navidad y cedió a la citada organización y a la Cruz Roja Española 10.000 euros a cada entidad para ayudar a las personas más vulnerables. El acto tuvo lugar en el Gabinete Literario y, por primera vez, la iniciativa solidaria está respaldada por las empresas Canaragua, Teidagua y Aguas de Telde.

“Vamos a destinar esta ayuda a la isla de Gran Canaria y, más en concreto, a su capital, porque hay más de mil familias que no tienen un techo donde vivir. El dinero se incorporará a la campaña de Atención Integral para Personas sin Hogar y estamos profundamente agradecidos con las instituciones. Son muchas las personas que viven en las cuevas del barranco de Guiniguada y nuestro objetivo se centra en ayudarlas para que puedan tener una vida mejor”, manifestó Marrero con preocupación.

Un centenar de familias

En base a las palabras del director general, el fondo recibido podrá auxiliar de forma directa a cien familias. No obstante, si la cuantía se une a la de otras donaciones que recibe la organización, “la cobertura puede ser mucho mayor”. Asimismo, Marrero puso de relieve que, antes del inicio de la crisis sanitaria, la asociación atendía en la capital grancanaria a 4.500 familias compuestas por una media de cinco miembros. Sin embargo, desde marzo, esta cifra se ha visto duplicada. “Mucha gente nos pide ayuda para poder pagar los alquileres y las facturas del agua y la luz. Otra parte de la población acude a nosotros para poder costear los medicamentos y los productos de limpieza personal y del hogar”, señaló. Para después hacer referencia a un nuevo perfil que se encuentra en situación de exclusión social. “Estamos asistiendo a familias compuestas por parejas de 37 años de media y con dos hijos, que se han quedado sin ingresos por la pandemia, y tienen que recurrir a Cáritas para subsistir”.

Por su parte, la presidenta provincial de la Cruz Roja Española en Santa Cruz de Tenerife, María Teresa Pociello, indicó que los 10.000 euros recibidos serán invertidos en la adquisición de juguetes y alimentos en los municipios de Arona, La Orotava y La Laguna. “En La Orotava y Arona vamos a centrarnos en la compra de alimentos, destinando 2.000 euros a cada uno. El resto lo invertiremos en juguetes para los municipios de La Laguna y La Orotava, que son los que más necesitan ayuda en esta materia”, precisó la presidenta. Sin embargo, en función de la vulnerabilidad de cada núcleo familiar, “habrá hogares que recibirán tanto juguetes como comida”.

Lo cierto es que la crisis sanitaria ha provocado la destrucción de muchos puestos de trabajo, lo que ha triplicado también la demanda de ayudas por parte de muchos habitantes de la provincia de Santa Cruz de Tenerife para cubrir sus necesidades básicas. “Solo entre marzo y junio atendimos a más 150.000 personas que solicitaron alimentos”, subrayó Pociello.

Por lo que concierne a la inversión de los fondos, el vicepresidente de la Fundación Acuorum, José Sintes, adelantó que el propósito es llegar, como mínimo, “a mil familias del Archipiélago”. Un reto que ya se ha visto superado en años anteriores. “Con esta campaña de Navidad, la fundación finaliza el 2020, un año marcado por muchas complicaciones para el desarrollo de los distintos proyectos que tenemos en curso. Aún así, hemos podido intervenir en muchas iniciativas”, valoró Sintes.

Sobre estas líneas, José Juan González, CEO de la empresa Canaragua, quiso aprovechar la ocasión para resaltar las acciones de Cáritas y la Cruz Roja Española en la comunidad autónoma. “Colaborar con ustedes es como colaborar con nosotros mismos, por lo que nos sentimos obligados a hacerlo. Además de compartir valores, compartimos proyectos. Sin duda, son un ejemplo para todos”, apreció.

Compartir el artículo

stats