Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CRISIS DEL CORONAVIRUS

Canarias comenzará a secuenciar el coronavirus para detectar mutaciones

Una residente de La Palma, sospechosa de estar contagiada con la cepa británica | El Archipiélago recibirá en unos días los reactivos necesarios para el procedimiento

Enfermos de coronavirus en la UMI del Hospital Universitario Insular de Gran Canaria.

Enfermos de coronavirus en la UMI del Hospital Universitario Insular de Gran Canaria.

Canarias comenzará a realizar la secuenciación genética -tecnología que permite conocer el código genético de todos los seres vivos- del SARS-CoV-2 en los próximos días. Así lo informaron ayer fuentes de la Consejería de Sanidad que también explicaron que el Archipiélago está pendiente de la llegada de los reactivos necesarios para poder llevar a cabo esta labor y que, previsiblemente, esto sucederá entre el 7 y el 8 de enero. A partir de ahí, será el Hospital Universitario Nuestra Señora de la Candelaria de Tenerife el que, junto con el Instituto Tecnológico y de Energías Renovables (ITER), se encargue de ejecutar este procedimiento que tiene por objetivo detectar y controlar las mutaciones y nuevas cepas del virus.

Esta técnica se realizará de forma masiva y su primera parada será secuenciar las muestras tomadas de la mujer residente en La Palma que se sospecha que está contagiada con la variante británica de la Covid-19. Desde el área que dirige Blas Trujillo aseguran que hace ya tiempo que el centro sanitario y el ITER tenían previsto poner en marcha un proyecto de secuenciación de virus, si bien ha sido la irrupción de la pandemia y de la evolución del propio patógeno la que ha llevado a la consolidación de esta práctica.

Capacidad

“La lucha contra el virus va a ser más selectiva”, apuntan. De ahí que se haya decidido solicitar el material necesario para llevar a cabo esta práctica en la región, en vez de mandar las muestras al Instituto Carlos III de Madrid como se venía haciendo hasta ahora. Y es que según asegura el catedrático de Microbiología, Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad de La Laguna (ULL) y miembro del comité de expertos que asesora al Gobierno de Canarias sobre la Covid-19, Antonio Sierra, Canarias “está absolutamente capacitada para llevar a cabo la secuenciación del virus en sus cuatro hospitales de referencia”. También lo opina el portavoz de este equipo, el catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC), Lluís Serra Majem.

Por lo pronto, esta técnica comenzará a realizarse en el Hospital de La Candelaria donde, una vez que lleguen los reactivos, se procederá a secuenciar genéticamente la muestra tomada a la persona residente en La Palma que podría estar contagiada con la nueva cepa detectada en Reino Unido el pasado diciembre. Se trata de una mujer que regresó a la isla desde Londres con un test de antígenos negativo, si bien dio positivo un par de días después cuando se sometió a otra prueba tras desarrollar sintomatología propia de la enfermedad. En ese periodo, la joven acudió a varias fiestas, una de ellas en una bodega de La Palma, hecho que se ha traducido en un brote a más de una veintena de personas, según informaron desde Sanidad. De ellas, dos han sido sancionadas por saltarse la cuarentena y regresar a Tenerife, de donde procedían, a pesar de estar a la espera de los resultados de las pruebas por ser contacto estrecho de una persona contagiada de Covid-19.

Ante la sospecha de que la mujer pudiera haber contraído la variante británica del virus, la Consejería de Sanidad decidió realizarle una PCR amplificada para localizar las mutaciones encontradas en esta cepa bautizada como B.1.1.7 o VUI-2020/01. A pesar de que esta prueba evidencia en un 80 o 90% de que se trata de la citada mutación, desde el área que dirige Blas Trujillo han decidido esperar a secuenciar el genoma para confirmar de manera segura que la nueva variante del coronavirus ha llegado a Canarias.

La previsión es que el proceso pueda iniciarse en los próximos días, cuando los reactivos hayan llegado a las Islas. “La secuenciación puede durar dos o tres días”, advierten. De confirmarse que se trata de la cepa inglesa, la región se sumaría a otras comunidades autónomas que ya han notificado varios casos de esta variante. Entre ellas se encuentra Madrid, que ayer informó sobre la presencia de 16 de estos contagios, o Cantabria, que ya cuenta con cuatro. También se ha detectado en Andalucía (en Sevilla, Málaga y Granada), en la Comunidad Valenciana (en Alicante y Valencia), Galicia, Asturias o el País Vasco. Otras regiones como Extremadura o Castilla y León también han enviado muestras de casos sospechosos al Instituto Carlos III.

Compartir el artículo

stats