Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

“Vamos a tener vacuna contra el VRS muy pronto”

El virus respiratorio sincitial (VRS) causa unas 160.000 muertes anuales en el mundo, la mayoría de ellas de niños de corta edad, y 3,4 millones de pequeños de apenas cinco años o menos son hospitalizados cada año por esta razón. “Por eso estoy involucrado en esto, porque el VRS es una causa muy importante de neumonía en los niños pequeños”, comenta Octavio Ramilo, que se muestra optimista en cuanto a los últimos avances para el desarrollo de una vacuna eficaz contra este virus.

En la búsqueda de la vacuna contra el VRS hubo hace tiempo un sonado fracaso. En el años 1966 murieron dos niños porque la vacuna empeoró sus síntomas. ¿Es una lección sobre la importancia de probar muy bien las vacunas antes de aprobarlas?

Sin duda, es un ejemplo que ha marcado nuestra herencia. Por eso ha retrasado la vacuna del VRS. Lo que hacían en la década dse los años 60 con las vacunas clásicas era inactivar un virus con formalina y probar. La verdad es que fue un desastre, porque los niños que se habían vacunado, que afortunadamente no fueron muchos, no estaban muy protegidos. Los anticuerpos que se formaron quizá no eran neutralizantes. Algunos de esos niños se pusieron tan malos que fallecieron, y eso marcó el desarrollo de vacunas, sobre todo del VRS. Entendemos parcialmente lo que pasó, pero lo cierto es que otras vacunas de esa época no originaron ese efecto adverso.

Ahora se buscan otras vías para la vacuna contra el VRS.

En los últimos 20 o 25 años se han intentado vacunas parecidas a la intranasal contra la gripe, con un virus muy atenuado, que induce una respuesta inmune. Están en fase 2 en niños. Hubo un descubrimiento muy importante al que contribuyó gente muy importante, como el doctor José Antonio Melero, que falleció hace poco y trabajaba en el Instituto de Salud Carlos III. Él y el grupo del NIH con Barney Graham, Peter Kwong y Jason McLellan, lograron descubrir la estructura de la proteína de fusión del VRS, y eso ha permitido desarrollar vacunas que están ahora en estudio. Ahora hay dos enfoques fundamentales: uno es la inmunización materna, dar una vacuna a la madre, que desarrolla anticuerpos y se los transfiere al bebé por la placenta. La otra estrategia se basa en que se descubrieron ciertas formas en la proteína de prefusión. Se han desarrollado anticuerpos monoclonales contra esos epítopos que son superprotectores, muy neutralizantes. Esto permite proteger con una sola dosis al bebé en los primeros 6 meses de vida. Ha sido un cambio radical y vamos a tener vacunas contra el virus respiratorio sincitial probablemente muy pronto.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats