Gran Canaria entró ayer en el nivel 3 de alerta por covid con un 17,8% menos de constataciones diarias del virus que el lunes de la pasada semana, cuando la Isla aunó 118 contagios. Ayer, en cambio, esta cifra se redujo a 97, lo que se traduce en el 50,2% de los 193 que marcaron el total computado por la región en el transcurso de una jornada. No se registraba un número de casos diarios tan reducido en la comunidad autónoma desde el pasado 6 de enero, una fecha en la que quedaron constatados 175 nuevos cuadros clínicos.

Asimismo, durante la jornada de ayer, la Consejería de Sanidad el Ejecutivo autonómico informó del fallecimiento de cinco personas. Las víctimas, dos varones y una mujer en Tenerife y otras dos mujeres en Lanzarote, tenían entre 38 y 90 años. Estas nuevas muertes elevan a 474 el cómputo de óbitos que se han producido en Canarias como consecuencia de las complicaciones causadas por el virus, desde el inicio de esta crisis sanitaria.

Por islas, Tenerife, que sumó ayer 34 contagios, se mantiene a la cabeza en casos acumulados y ya reúne 14.798, de los que 4.720 permanecen activos, el 57,8% del total que cursa en la comunidad (8.163); le sigue Gran Canaria, con un acumulado cifrado en 12.423 y 2.373 cuadros activos; Lanzarote, con 2.540 diagnósticos positivos en SARS-CoV-2 acumulados –52 más– y 805 activos; y Fuerteventura, que agregó diez pacientes y ya cuenta con 1.261 acumulados y 231 enfermos pendientes de su evolución.

Por el contrario, en La Palma, La Gomera y El Hierro el número de casos acumulados permaneció invariable, por no haberse contabilizado nuevos cuadros de la afección en las últimas 24 horas. De este modo, el cómputo general de estas islas se mantiene en 329, 207 y 114, respectivamente; y los activos en nueve, diez y 15, atendiendo al mismo orden.

Como es habitual, la buena noticia viene de parte de las personas que han conseguido ganarle la batalla al coronavirus. Según los últimos datos que maneja la Consejería, en Canarias ya son 23.035, lo que evidencia que desde el pasado viernes se han emitido 376 nuevas altas en el Archipiélago.

Por lo que concierne a los ingresos, hasta ayer, en los hospitales de las Islas se encontraban 304 personas en plantas Covid y 60 en las unidades de cuidados intensivos (ucis). La mayor parte se localiza en Tenerife, que reúne a 181 enfermos en la primera área y 32 en la de críticos. En Gran Canaria, en cambio, hay 101 pacientes en plantas y 24 en intensivos.

Los números son menos elevados en Lanzarote, que cuenta con 21 personas en planta y cuatro en críticos. Por su parte, Fuerteventura anota un paciente en el primero de los espacios.

Cabe resaltar que después de las celebraciones navideñas, en Gran Canaria se ha triplicado la cifra de pacientes ingresados en la Unidad de Medicina Intensiva (UMI). Si bien es cierto que anteriormente el número de personas que permanecía en esta área era muy reducido.

El triple de ingresos

“Antes de las fiestas, en Gran Canaria había muy pocos pacientes ingresados por Covid-19 en la UMI. Ahora se ha triplicado el dato, pero esto no ha provocado problemas de colapso sanitario ni ha supuesto un conflicto para seguir atendiendo a las personas que llegan por otras patologías”, indicó el doctor Sergio Martínez, presidente de la Sociedad Canaria de Medicina Intensiva Crítica y Unidades Coronarias y adjunto a la citada Unidad en el Hospital Universitario Insular de Gran Canaria.

Sin embargo, a juicio del especialista, esta semana será “determinante” para valorar la repercusión de las fiestas. “Es evidente que los casos positivos han aumentado, pero las consecuencias clínicas en cuidados intensivos aún no es preocupante. No obstante, estos días podremos tener un balance más amplio”, valoró.

Hasta ahora, se han realizado 737.952 pruebas de Reacción en Cadena de la Polimerasa (PCR) en la comunidad autónoma, de las que 2.477 fueron practicadas en el transcurso del pasado domingo. El 5,07% del total –37.402– ha desvelado un diagnóstico positivo en la afección.