Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Elecciones a rector en la Universidad

Voces para el “renacimiento” de la ULPGC

La candidatura de Serra nace de una plataforma de profesores creada hace un año ante la preocupación por la pérdida de liderazgo y proyección social de la ULPGC

De izquierda a derecha, Ezequiel Guerra, Beatriz González López-Valcárcel y Rafael Pérez en el Campus Universitario de Tafira.

De izquierda a derecha, Ezequiel Guerra, Beatriz González López-Valcárcel y Rafael Pérez en el Campus Universitario de Tafira.

Las reuniones informales que iniciaron hace alrededor de un año una decena de profesores de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria para compartir su preocupación por la pérdida de liderazgo y proyección social de la institución, dieron paso a una plataforma formada por personas afines a un cambio de rumbo que inyectara “ilusión, alma y energía” a la ULPGC, y que inicialmente tomó el nombre de Operación renaciemiento. “El descenso de alumnos, despidos de profesores asociados a tiempo parcial muchos doctores, o la eliminación de másteres, fueron algunos indicadores que encendieron las alarmas y un día decidimos formalizar las reuniones, hacer un diagnóstico y, en un primer momento, nuestra idea fue escribir un manifiesto titulado La universidad que soñamos, pero fuimos avanzando en lo que nos gustaría, y como se acercaban las elecciones a rector pensamos en proponer una candidatura”.

Así describe la catedrática de Geografía Física, Emma Pérez Chacón, una de las miembros fundadores de la citada plataforma, el origen de la candidatura de Lluis Serra Majem a las próximas elecciones a rector que se celebrarán el 25 de febrero en la ULPGC.

Junto a Pérez Chacón han caminado desde el principio profesores e investigadores de la talla de Beatriz González López-Valcárcel, catedrática y especialista en Economía de la Salud, y Ezequiel Guerra, profesor titular de la Facultad de Ciencias de la Educación, y pronto se sumaron a la plataforma otras voces como la de Rafael Pérez, catedrático Teoría de la Señal y Comunicaciones. Los cuatro desgranan la esencia de esta iniciativa que surgió de forma “natural” para intercambiar inquietudes sobre el devenir de la Universidad. “Se creó como algo muy informal, no fue una intención conspiratoria, fue motivada por un grupo de personas preocupadas por la Universidad que vivimos como nuestra, la hemos visto nacer y empezamos a sentir que estaría bien hablar de los problemas para contribuir a cambiar de rumbo, ya que observamos tendencias preocupantes. Todos compartíamos la sensación de que algo no iba bien, y que la Universidad estaba en crisis, que tenemos que afrontar cambios que requieren soluciones imaginativas y rupturistas”, indicó Beatriz González. Señala, además del descenso de la matrícula en los grados, el hecho de que hay titulaciones que no responden a lo que la sociedad necesita. “Sentimos que la Universidad estaba en riesgo de perder ese cordón umbilical con la sociedad de la que salimos. Así surgió la plataforma, casi sin darnos cuenta. Nos fuimos ilusionando, nos vinimos arriba y llegó un momento en el que nos plantemos convertir esto en una organización más formal, en buscar a alguien que pudiera ser rector para liderar ese cambio necesario, y así se gestó la candidatura de Serra”.

Renovación, ilusión y honestidad, son las tres características que, a juicio de la investigadora, definen la plataforma La universidad que soñamos, y que se han transmitido al proyecto de la candidatura de Serra Majem. “Apostamos por el renacimiento de las raíces de la Universidad, de la vuelta a la relación más cercana con la sociedad, de pensar en títulos que respondan a la necesidad de empleo de Canarias. Tenemos muchísima ilusión porque las cosas cambien, y también honestidad, no creemos que esto deba ser una campaña sucia, porque el rival no es un enemigo, simplemente ve que la solución es distinta de como nosotros la vemos. Defendemos una candidatura honesta intelectualmente, honesta con lo que prometemos y somos honestos a la hora de buscar a las personas que creemos que pueden hacerlo bien sin estar buscando como comprar votos”.

Rafael Pérez se sumó a la plataforma desde que tuvo conocimiento de la misma, y participó en el diagnóstico sobre la situación real de la ULPGC. “Ahí vimos, por ejemplo, el tema de la burocracia en la Universidad, algo que nos come a todos y nos quita el tiempo y las ganas de hacer cosas, o el hecho de que tenemos un rectorado con muchísimos cargos, muchos de ellos cruzándose y haciendo cosas repetidas en momentos donde los recursos son escasos. De esta reflexión surgió la idea de plasmar eso en una propuesta de cambio y buscar a una persona que liderase ese cambio. Ahí llegamos a Lluis Serra que es una de las personas más conocidas, en esta Universidad y en el conjunto de la sociedad canaria y española. Es una persona con gran prestigio y el indicado para liderar este proceso de cambio que queremos”.

Ezequiel Guerra es otro de los primeros integrantes de la plataforma, donde encontró de nuevo la ilusión por compartir el sueño de devolver el prestigio a la ULPGC y generar un espíritu positivo, de ambición de futuro. Como ejemplo cita la preocupación, compartida por la pérdida de reconocimiento a la labor docente. “Hay que incentivar más la docencia en la ULPGC, hay que cuidar del profesorado excelente que se jubila y darle periodos de transición para que forme a futuros profesores; y tener sensibilidad y respeto por la docencia, que el profesorado imparta aquello que sabe y para lo que está cualificado. Esta es una de nuestras mayores preocupaciones y en esta candidatura hemos encontrado receptividad”.La Universidad que soñamos

Aspiración de continuidad


La plataforma 'La Universidad que soñamos' nació como instrumento para el debate y la construcción de una Universidad mejor, por lo que su objetivo es que no culmine su andadura tras las elecciones en la Universidad de Las Palmas. “Aún no se ha decidido nada en firme, aunque lo hemos hablado en varias ocasiones y la plataforma tiene idea de continuidad, ya no como plataforma, sino como una especie de consejo asesor porque somos gente muy diversa, desde investigadores cualificados y docentes de todas las áreas. Somos una amalgama curiosa, interesante, que puede dar perspectivas muy distintas a los problemas, y el candidato a rector Lluis Serra en todo momento ha dicho que le gustaría seguir con un asesoramiento de este tipo que se pueda mantener en el tiempo”, subrayó Ezequiel Guerra. | M. J. H.

Compartir el artículo

stats