La directora del Instituto Canario de Igualdad (ICI), Kika Fumero, anunció ayer durante su comparecencia en la comisión de Igualdad, Diversidad y Juventud, que se desarrollará un proyecto piloto basado en la idea Mascarilla 19, puesto en marcha durante el confinamiento. La iniciativa se llamará Municipios Mascarilla 19 y se pondrá a prueba en los municipios de Tías, en Lanzarote, e Ingenio, en Gran Canaria. El proyecto tendrá una dotación de 107.000 euros, 53.500 euros para cada municipio. Uno de los pilares fundamentales será la formación en materia de igualdad de género. Los conocimientos se impartirán al personal farmacéutico de las Islas a través de la Escuela de Servicios Sanitarios y Sociales de Canarias, gracias a un convenio que firmará el Instituto Canario de Igualdad con los dos Colegios de Farmacéuticos canarios, el próximo 17 de marzo.

La iniciativa Mascarilla 19 tuvo una buena acogida durante el estado de alarma y se convirtió en una campaña referente no solo a nivel autonómico y estatal, sino a nivel mundial, según ha asegurado Fumero. El objetivo que se ha alcanzado con mayor éxito es el de la sensibilización social. Por ello, el segundo pilar sobre el que se asienta Municipio Mascarilla 19 serán las campañas de sensibilización. “Si la sociedad en su conjunto, los negocios y establecimientos, reconocen que la violencia contra las mujeres es un problema público, estamos convencidos de que la violencia se sentirá arrinconada, estigmatizada y señalada y se conseguirá un efecto disuasorio”, asevera.

Fumero anunció que acababa de firmar un protocolo de actuación con el administrador de Radio Televisión Canaria, Francisco Moreno, con vigencia de cuatro años, para la realización de acciones conjuntas para la promoción, prevención y concienciación de igualdad entre hombres y mujeres. Para ello, se designará a una persona, a la que el ICI brindará formación, que será responsable de la implantación y desarrollo de medidas de igualdad, y de la supervisión de los lenguajes y contenidos en esta materia.

La educación fue otro de los asuntos en los que se puso el foco, por su carácter de “arma de construcción masiva”. Fumero manifestó su deseo de que todo el trabajo que se realice en el Instituto Canario de Igualdad y todos los recursos generados sean llevados a las aulas. El área de coeducación se ha habilitado para tal fin, con la intención de adaptar los materiales a los escolares y desarrollar campañas. Actualmente, se están desarrollando dos proyectos: Las mil y una Elsas sobre la diversidad corporal, los cánones y los estereotipos, y Ni trato ni trata, destinado a sensibilizar sobre la trata de mujeres con fines sexuales.

El Instituto Canario de Igualdad está desarrollando otros proyectos como Juno, destinado a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado; iniciativas destinadas a trabajar con personas víctimas de trata y explotación sexual y a la inserción laboral de víctimas de violencia de género y prostitución. Además, desarrolla una campaña destinada a los hombres, con un programa para mostrar las alternativas a la masculinidad hegemónica.

La diputada de la Asamblea de Madrid por el PSOE Carla Antonelli también compareció en la comisión, defendiendo la efectividad de la Ley 2/2016, de 29 de marzo, de Identidad y Expresión de Género e Igualdad Social y no Discriminación de la Comunidad de Madrid. Además, añadió que “no se explica” cómo “se ha creado un falso debate” en torno a la aprobación de la Ley Trans, porque “el feminismo que se escribe con mayúsculas acogió al colectivo trans con los brazos abiertos desde los años 90”. Añadió que tampoco entiende cómo desde hace un año y medio “primero nos convertimos en un peligro para las mujeres de este país y, ahora, para las 47 millones de personas que lo habitan”. Antonelli terminó manifestando su deseo de que el Gobierno de Canarias apruebe una ley trans despatologizante. “Yo soy orgullosamente canaria, y nada me haría más feliz que esta Comunidad Autónoma sea referente en materia de derechos de las personas trans”.